Frente a una Plaza San Pedro desierta y cubierta por una fina lluvia, el Papa Francisco ofreció un mensaje de esperanza en medio de la pandemia de coronavirus durante el tradicional Urbi et Orbi, tras el cual también otorgó una indulgencia plenaria.

"En medio del aislamiento donde experimentamos la falta de los afectos, escuchamos una vez más el anuncio que nos salva: ¡Ha resucitado y vive a nuestro lado!”, dijo el pontífice, poco después de que el gobierno de Italia reportara 969 muertes en las últimas 24 horas por el COVID-19, el récord desde el inicio de la pandemia.

“Dejemos que reavive la esperanza”, expresó Francisco.

Fotos: REUTERS / AP / AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: