Netflix logró un acuerdo con seguidores de un grupo satánico que denunciaron plagio

Después de exigir a Netflix 50 millones por haber copiado la imagen de su deidad en una de sus series, El Templo Satánico anunció en redes haber llegado a un pacto "amistoso" con la compañía audiovisual

La imagen superior muestra la imagen de la deidad en el Templo Satánico, mientras que la inferior es la estatua que utilizó Netflix para ambientar su nueva serie sobre la bruja Sabrina (Foto: @LucienGreaves)
La imagen superior muestra la imagen de la deidad en el Templo Satánico, mientras que la inferior es la estatua que utilizó Netflix para ambientar su nueva serie sobre la bruja Sabrina (Foto: @LucienGreaves)

En una de las escenas de la nueva serie de Netflix, Las escalofriantes aventuras de Sabrina, aparece de fondo una estatua que ha traído a la compañía audiovisual importantes dolores de cabeza.

Según seguidores del Templo Satánico, un centro de ocultismo con sede en Massachussetts, la figura que utilizó Netflix es una copia idéntica a la imagen de su deidad: el demonio Baphometun ser alado que presenta torso de humano y rostro de cabra.

El Templo Satánico, con sede en Massachusetts, solicitaba a Netflix 50 millones de dólares en la demanda (Foto: @thesatanictemple)
El Templo Satánico, con sede en Massachusetts, solicitaba a Netflix 50 millones de dólares en la demanda (Foto: @thesatanictemple)

En la denuncia que presentó el grupo, aseguraron que Netflix empleó la imagen de su deidad sin previo consentimiento. Además señalaron que la estatua llegó a aparecer en un total de cuatro capítulos, ambientando el mundo mágico de la bruja Sabrina en esta nueva adaptación producida conjuntamente por Netflix y Warner Bross.

El Templo Satánico solicitaba en su demanda 50 millones de dólares. Finalmente se ha sabido que Netflix y Warner Bross han alcanzado un acuerdo "amistoso" con los seguidores de esta cultura ocultista para evitar ir a juicio y enfrentar los tres cargos de los que se les acusaba: infracción del copyright, violación de marca registrada y daños al negocio.

(Foto: @satanictemple)
(Foto: @satanictemple)

"Satanic Temple se complace en anunciar que la demanda que interpuso recientemente contra Warner Bros y Netflix concluyó con un acuerdo amistoso", dijo Lucien Greaves, uno de los fundadores y líder del templo.

Aunque no han trascendido los detalles del pacto por estar sujetos a términos de confidencialidad, Business Insider concretó que el Templo habría logrado que los créditos de los cuatro episodios en los que aparece la estatua reconozcan los "elementos identificativos de Baphomet".

Lucien Greaves, uno de los fundadores y líder del templo (Foto: especial)
Lucien Greaves, uno de los fundadores y líder del templo (Foto: especial)

"Muchas personas respaldaron inmediatamente nuestro reclamo de derechos reservados", escribió Greaves. "Sin embargo, también hubo un gran número de personas que nos inundaron con mensajes de odio" añadió Greaves.

Con sede en Massachusetts, Satanic Temple es un grupo profano que dice no venerar a Satán, sino al demonio Baphomet, un macho cabrío con forma antropomórfica. Su misión, explican, es "promover la benevolencia y la empatía entre todas las personas".

(Foto: Netflix)
(Foto: Netflix)

The Chilling Adventures of Sabrina, nombre de la serie en su versión original, es el nuevo drama fantástico producido en conjunto por Warner Bross y Netflix y protagonizado por Kiernan Shipka. El programa recopila las mágicas aventuras de la famosa bruja adolescente, que acompañada de su gato Salem, crece en una familia de hechiceras.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: 

 
TE PUEDE INTERESAR