Tras el fallo de la Corte Suprema de EEUU, la Cámara Baja aprobó dos proyectos de ley para proteger el aborto

Esa doble normativa tiene pocas posibilidades de salir adelante cuando su tramitación llegue al Senado, donde los demócratas disponen de una ajustada mayoría y necesitan el apoyo de al menos 10 republicanos

Compartir
Compartir articulo
La líder demócrata Nancy Pelosi ofrece una conferencia de prensa tras la aprobación de los proyectos (REUTERS/Jonathan Ernst)
La líder demócrata Nancy Pelosi ofrece una conferencia de prensa tras la aprobación de los proyectos (REUTERS/Jonathan Ernst)

La Cámara Baja de Estados Unidos, de mayoría demócrata, aprobó este viernes dos proyectos de ley que buscan restaurar la protección del derecho al aborto en el país, derogada por el Tribunal Supremo el pasado 24 de junio.

El primero, titulado Ley de Protección de la Mujer y que respalda el acceso al aborto al consagrar ese derecho en ley federal, recibió 219 votos a favor y 210 en contra, mientras que el segundo, que protege los viajes interestatales para recibir ese servicio, fue avalado con 223 a favor y 205 en contra.

Esa doble normativa tiene pocas posibilidades de salir adelante cuando su tramitación llegue al Senado, donde los demócratas disponen de una ajustada mayoría y necesitan el apoyo de al menos 10 republicanos.

El aborto había sido legal en todo Estados Unidos desde que en 1973 el Supremo dictaminó que el Estado no tiene derecho a intervenir en la decisión de la mujer sobre su embarazo. Pero ese tribunal, donde ahora se sientan seis jueces conservadores y tres liberales, revocó ese derecho en junio a nivel federal al dejar que cada estado decidiera su regulación.

El fallo judicial derogó la sentencia ‘Roe contra Wade’ (1973), que protegía el derecho al aborto en el país, y actualmente 13 de los 50 estados imponen restricciones a la interrupción voluntaria del embarazo y en algunos como Texas el veto es total.

Solo una nueva ley, como la debatida y votada este viernes en la Cámara de Representantes, puede volver a imponerse a las normativas estatales.

Harris se opone a las leyes estatales que recortan derechos de las mujeres

Kamala Harris (REUTERS/Octavio Jones)
Kamala Harris (REUTERS/Octavio Jones)

La vicepresidenta de EEUU, Kamala Harris, dijo este jueves que en todo el país “hay algo en riesgo” cuando en estados como Florida se restringe el derecho de las mujeres a decidir libremente sobre su cuerpo y opinó que las “comunidades directamente impactadas” deberían unirse para responder.

“Creo que estamos de acuerdo todos, al igual que la mayoría de los estadounidenses, en que hay ciertas cosas en las que el Gobierno no debería interferir”, dijo en referencia a las decisiones sobre asuntos “íntimos” como el aborto.

Harris habló así en una mesa redonda sobre los derechos reproductivos de la mujer, celebrada en Orlando, la primera parada de una visita al centro de Florida que continuará en Tampa.

La vicepresidenta mencionó el fallo de la Corte Suprema y las nuevas leyes estatales restrictivas. A su juicio, hay que dejar que la mujer tome esa decisión “íntima” sin interferencias “con su médico, sus seres queridos, su pastor, su sacerdote o su rabino”.

Harris cargó contra “los así llamados líderes” de estados que buscan limitar los derechos de la gente y aseguró que va a seguir haciendo lo que ha hecho en toda su carrera: “Luchar por la seguridad, la salud y el bienestar de las mujeres de América y eso, por supuesto, incluye a las de Florida”.

En una referencia a otras leyes conservadoras impulsadas por el gobernador de Florida, el republicano Ron Desantis, la vicepresidenta dijo que en este estado, además, se restringen los derechos de voto y los derechos de la comunidad LGTBQ+ a “vivir y amar libremente”.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo: