Antony Blinken advirtió que cualquier incursión rusa en territorio de Ucrania desencadenará la reacción de Estados Unidos

El jefe de la diplomacia estadounidense destacó que Moscú “no puede igualar” el poder de la alianza entre Washington y sus socios europeos. Mañana se reunirá con el canciller ruso en Ginebra

Antony Blinken (Reuters)
Antony Blinken (Reuters)

El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, dijo este jueves que cualquier tipo de cruce de la frontera en Ucrania por parte de las tropas rusas desencadenaría la reacción estadounidense, en una nueva advertencia hacia el gobierno de Vladimir Putin.

“Estamos en un punto crucial. No podemos decidir por Moscú, pero sí podemos dejar claro las graves consecuencias de esa decisión”, señaló. Consultado en la conferencia de prensa, respondió que parte de la respuesta a una eventual invasión sería el envío de armamento militar.

No importa el camino que escoja, Rusia encontrará a Estados Unidos y sus aliados unidos”, añadió Blinken. El titular del Departamento de Estado también señaló que Rusia no puede igualar la alianza que construye Estados Unidos con sus socios y reiteró que Moscú sufriría sanciones si invade Ucrania.

El jefe de la diplomacia estadounidense habló tras reunirse con la ministra de Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, quien destacó que “las preocupantes actividades de Rusia continúan” y advirtió que eventuales agresiones tendrán “graves consecuencias”.

En ese sentido, Rusia empezó esta semana a desplegar un número indeterminado de soldados en Bielorrusia para unos ejercicios “improvisados” de preparación al combate en las fronteras de la Unión Europea (UE) y de Ucrania.

El Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, saluda a la Ministra de Asuntos Exteriores alemana, Annalena Baerbock, en el Ministerio de Asuntos Exteriores en Berlín (Reuters)
El Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, saluda a la Ministra de Asuntos Exteriores alemana, Annalena Baerbock, en el Ministerio de Asuntos Exteriores en Berlín (Reuters)

En los últimos meses, Rusia ha concentrado decenas de miles de soldados en las fronteras con Ucrania. Moscú, que niega planear atacar al vecino país, exige garantías de seguridad, incluido el rechazo de la adhesión de ese país a la OTAN.

Y en cuanto a alianzas, Rusia anunció este jueves que está realizando junto a China e Irán ejercicios navales conjuntos. ”Del 18 de enero al 22 de enero se celebran los ejercicios navales ruso-chino-iraníes, CHIRU-2Q22, en el golfo de Omán (en la parte norte del mar arabigo) y su espacio aéreo”, señaló el Ministerio de Defensa.

Blinken está en una intensa gira por Europa para afrontar diplomáticamente la crisis en consultas con aliados. En la víspera, se reunió con el presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, a quien le reiteró el apoyo de Washington. Ello también en preparación para la reunión que tendrá el viernes con su homólogo ruso, Sergéi Lavrov.

Por su parte, el premier británico, Boris Johnson, indicó este jueves que una invasión rusa sería un “desastre para el mundo”.

El Reino Unido anunció el lunes que iba a enviar armamento a Ucrania. Alemania consideró, sin embargo, que enviar armamento solo agravará la situación.

El gobierno ucraniano ha expresado su deseo de recibir más armamento defensivo rápidamente ante la amenaza de una invasión rusa y considera especialmente valiosos los envíos de equipos militares desde países vecinos.

(Con información de AFP)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR