Abren nuevos centros de tratamientos monoclonales en el sur de la Florida

Tras semanas de desabastecimiento de este tipo de tratamientos, el gobierno federal le entregó una partida al estado de Florida y el sur de la península de inmediato habilitó centros de distribución

Un vial del tratamiento monoclonal Regeneron (REUTERS/Shannon Stapleton)
Un vial del tratamiento monoclonal Regeneron (REUTERS/Shannon Stapleton)

Ha sido una de las grandes peleas de las últimas semanas entre Washington y la Florida: los tratamientos monoclonales. Desde mediados de 2021, el gobernador Ron DeSantis fue uno de los pioneros en el país en apoyar los tratamientos monoclonales comprando millones de dosis para el estado de Florida, que fueron distribuidas gratuitamente a lo largo y ancho de la península.

Pero hacia finales de año, el presidente Joe Biden firmó un decreto mediante el cual es legal solamente para el gobierno federal comprar este tipo de tratamientos, que luego son distribuido en los estados. Esto generó desabastecimiento, en Florida y en todo el país, y por semanas no se conseguía este tipo de medicamentos, generando tensiones entre Tallahassee y Washington.

La situación acaba de cambiar, con un nuevo cargamento que ha arribado al estado sureño, y la administración de DeSantis anunció la apertura de dos clínicas en las que se administrarán tratamientos con anticuerpos monoclonales en el sur de la Florida, una en el condado de Miami Dade y la otra en Broward.

La clínica de Miami Dade está ubicada en el campus norte del Miami Dade College (11380 del noroeste sobre la avenida 27), y la clínica de Broward se encuentra en el parque Markham (16001 de la West State Road 84), en la ciudad de Sunrise. Ambas clínicas están abiertas a partir de hoy, y atenderán los siete días de la semana entre las 9 de la mañana y las 5 de la tarde.

El único requisito para recibir un tratamiento con anticuerpos monoclonales en una de estas clínicas es tener un diagnóstico positivo de COVID-19 y se mayor de 18 años. El tratamiento se utiliza para mejorar los síntomas causados por el virus en casos que no son de gravedad y que no requieren hospitalización. Se supone que el tratamiento es más efectivo cuanto antes sea administrado. Su distribución es totalmente gratuita.

Además, el estado abrirá clínicas similares en los condados de Palm Beach y Seminole, más al norte.

Imagen de archivo del gobernador de Florida, Ron DeSantis  (EFE)
Imagen de archivo del gobernador de Florida, Ron DeSantis (EFE)

A comienzos de enero, el gobernador DeSantis llamó a una rueda de prensa en el hospital de Broward para quejarse de que el gobierno federal no estaba haciendo entregas de este tipo de tratamientos. Confirmó estar teniendo conversaciones a diario con el departamento de salud y servicios humanos del gobierno federal desde donde le habían informado que la disponibilidad de este tipo de medicamentos era “sumamente limitada”.

El gobierno federal ha acorralado por completo al mercado. No creemos que el gobierno federal tiene que escatimar este tipo de tratamientos que, estamos convencidos, deben distribuirse cuanto antes a la población. Especialmente entre nuestros ancianos que son los que más lo necesitan”, decía en su momento DeSantis.

En aquel entonces el gobernador prometió que apenas recibiera un cargamento, el estado estaba listo para actuar de inmediato.

El departamento de salud y servicios humanos de la nación había anunciado a finales de 2021 que determinarían semanalmente el número de tratamientos de anticuerpos monoclonales que recibiría cada estado basado en el número de casos de COVID 19 que se confirmaran.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR