Un grupo de expertos de EEUU dijo que AstraZeneca pudo haber incluido datos “desactualizados” en los ensayos de la vacuna

El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas del país norteamericano emitió un comunicado en el que se hace eco de las dudas planteadas por la Junta de Supervisión de Datos y Seguridad

Compartir
Compartir articulo
Imagen de archivo ilustrativa de ampollas con la etiqueta "vacuna" frente al logo de AstraZeneca tomada el 9 de septiembre, 2020. REUTERS/Dado Ruvic/Ilustración/Archivo
Imagen de archivo ilustrativa de ampollas con la etiqueta "vacuna" frente al logo de AstraZeneca tomada el 9 de septiembre, 2020. REUTERS/Dado Ruvic/Ilustración/Archivo

El laboratorio AstraZeneca pudo haber incluido datos “desactualizados” en sus ensayos clínicos en Estados Unidos sobre la vacuna contra el covid-19, dijo el regulador estadounidense de medicamentos, citando a un grupo de expertos independientes.

El grupo expresó su “preocupación por el hecho de que AstraZeneca pudo haber incluido información desactualizada en este ensayo, lo que puede haber dado lugar a una estimación incompleta de la eficacia” de la vacuna, señaló el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), en un comunicado publicado el lunes por la noche.

Instamos al laboratorio a trabajar con el DSMB (Data and Safety Monitoring Board, un grupo de expertos independientes encargados de supervisar los ensayos clínicos, ndlr) para revisar la eficacia y garantizar que se van a publicar los datos más exactos, concretos y actualizados tan rápido como sea posible”, añadió el texto.

Este comunicado se publica después de que AstraZeneca dijera el lunes que ensayos en más de 32.000 personas en Estados Unidos mostraron que la vacuna es eficaz en 79% para prevenir el COVID-19 sintomático en la población y en 100% para evitar las formas severas de la enfermedad y la hospitalización, y garantizando además que no aumenta el riesgo de coágulos en la sangre.

Imagen de archivo ilustrativa de ampollas con la etiqueta "vacuna" frente al logo de AstraZeneca tomada el 9 de septiembre, 2020. REUTERS/Dado Ruvic/Ilustración/Archivo
Imagen de archivo ilustrativa de ampollas con la etiqueta "vacuna" frente al logo de AstraZeneca tomada el 9 de septiembre, 2020. REUTERS/Dado Ruvic/Ilustración/Archivo

La vacuna AstraZeneca contra el coronavirus es más barata y fácil de almacenar que otras, pero varios países suspendieron temporalmente la semana pasada la vacunación con este fármaco debido a los casos aislados de coágulos sanguíneos registrados en algunas personas que la habían recibido.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) la consideró “segura y eficaz” y el fármaco volvió a ser admnistrado en varios países.

Sin embargo, la desconfianza sigue presente y una encuesta de la firma YouGov, realizada entre el 12 y el 18 de marzo, mostró que una mayoría de encuestados en los principales países europeos -incluyendo Alemania, Francia, España e Italia- desconfían de la seguridad de la vacuna de AstraZeneca.

Antes de revelarse este informe, Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno de los Estados Unidos, había celebrado este lunes los resultados del nuevo estudio en el país de la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por Oxford/AstraZeneca, la cual mostró una supuesta efectividad del 79 por ciento ante la casos sintomáticos de la enfermedad y un 100 por ciento de protección contra casos graves.

La buena noticia es que hubo una eficacia comparable en todas las etnias y edades, es decir, una eficacia muy buena, 79,9 por ciento, en los participantes que tenían 65 años de edad o más”, dijo Fauci durante la sesión informativa del equipo de respuesta al COVID-19 de la Casa Blanca.

SEGUIR LEYENDO: