Así fue el minuto a minuto del debate entre los candidatos a vicepresidente de Estados Unidos

Los compañeros de fórmula de Donald Trump y Joe Biden, Mike Pence y Kamala Harris, respectivamente, se enfrentaron en la ciudad de Salt Lake City, en un evento marcado por el positivo del presidente de Covid-19

Democratic vice presidential nominee Senator Kamala Harris, her husband Doug Emhoff, U.S. Vice President Mike Pence and his wife second lady Karen Pence are seen on stage at the end the 2020 vice presidential campaign debate held on the campus of the University of Utah in Salt Lake City, Utah, U.S., October 7, 2020. REUTERS/Brian Snyder
Democratic vice presidential nominee Senator Kamala Harris, her husband Doug Emhoff, U.S. Vice President Mike Pence and his wife second lady Karen Pence are seen on stage at the end the 2020 vice presidential campaign debate held on the campus of the University of Utah in Salt Lake City, Utah, U.S., October 7, 2020. REUTERS/Brian Snyder

Minuto a minuto del debate entre Kamala Harris y Mike Pence:

El debate terminó con una pregunta hecha por una estudiante de escuela intermedia que decía que al ver las noticias sólo veía peleas entre los candidatos y preguntó como pretenden que los ciudadanos se pongan de acuerdo si los políticos no lo hacen.

“No asumas que lo que ves en las estaciones de noticias locales es lo que son los ciudadanos estadounidenses. En Estados Unidos podemos tener desacuerdos, debatir, pero cuando el debate se acaba volvemos a estar juntos como estadounidenses. Nos gusta un buen debate pero siempre estamos allí el uno para el otro”, dijo Pence.

“Joe tiene una larga reputación de trabajar de manera bipartidaria y eso es lo que va a hacer como presidente. Cuando piensas sobre el futuro, creo que el futuro es brillante. Por los liderazgos nuevos y por la voz de los jóvenes que pronto podrán votar”, cerró Harris.

Desigualdad racial

La pregunta acerca de si se hizo justicia en el caso de Breonna Taylor, una mujer afroamericana a quién oficiales de policía mataron luego de entrar a su casa mientras dormía, ilustró el contraste entre las posturas de los candidatos. Harris dijo que no creía que hubiera sido el caso, considerando que el jurado acusó a uno de los oficiales, y que el cargo no fue por dispararle a Taylor, sino por poner en peligro a sus vecinos.

Harris luego vinculó la muerte de Taylor con la de George Floyd, quien murió bajo la rodilla del -ahora ex- oficial Derek Chauvin, quien la mantuvo sobre su cuello durante casi 9 minutos. Aseguró que, de ser electal, la administración de Biden implementaría distintas medidas para reducir la brutalidad policial.

Pence, en contraste, dijo que acusar a los oficiales de tener un “sesgo racial implícito” era un "gran insulto.

La vacante en la Corte Suprema y el derecho al aborto

Previo a la llegada de la pandemia, uno de los asuntos centrales en la conversación política era la vacante en el máximo tribunal de país, para la cual Trump nominó a la jueza conservadora Amy Coney Barret poco después de la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg.

Harris, al igual que Biden antes que el, criticó la decisión de nominarla en primer lugar, considerando la cercanía a las elecciones. “Al igual que lo pide la mayoría del pueblo estadounidense (según distintas encuestas, más del 50 por ciento de la ciudadanía acueda con esa premisa) debemos dejar que los votos llenen esa vacante”. Pence, predeciblemente, la defendió.

La conversación luego giró a un punto central de la nominación: la posibilidad de que con Barret, el ala conservadora de la corte limite el acceso al aborto en el país. Al respecto, Harris expresó: “Siempre voy a luchar por el derecho de una mujer a decidir, y que no sean Donald Trump y Mike Pence quiénes lo hagan”.

El vicepresidente, en tanto, describió al asunto como un “contraste dramático”. Y dijo: “El presidente Trump y yo somos pro-vida. Biden y Harris apoyan abortos pagados por sus impuestos durante todo el embarazo hasta el día del nacimiento”. También conminó a Harris a exteriorizar una eventual voluntad de ampliar la Corte Suprema en caso de que la administración de Trump imponga a Barrett y luego pierda las elecciones. “Lo van a hacer”, dijo.

Foto: REUTERS/ Mike Blake
Foto: REUTERS/ Mike Blake

Política exterior

El segmento giró alrededor de un evento en particular: la muerte de Kayla Mueller a manos del Estado Islámico en 2015. Pence, quien invitó a los padres de la joven al debate, criticó duramente a Biden por no lograr salvarla durante su administración, y destacó que este mismo miércoles dos terroristas de ISIS conocidos como “los Beatles” serán extraditados a Estados Unidos. Además, dijo, los padres de Mueller le dijeron que creen que si Trump hubiera estado en la Casa Blanca su hija hubiera sido salvada. Y destacó el ataque llevado a cabo por las fuerzas armadas que terminaron con la vida de Qassem Soleimani, el líder militar más importante de Irán, en enero.

Harris, en tanto, se dirigió directamente a los padres de Mueller en la audiencia y les dijo “lo lamento mucho, y sé que Biden y Obama lo lamentan también". No obstante, luego usó el evento con Soleimani como plataforma para criticar la manera en que Trump se ha referido, según distintos reportes, a los miembros de las fuerzas armadas. En concreto, destacó un artículo reciente de The Atlantic, que asegura que Trump se ha referido a ellos como “perdedores”. Pence negó enfáticamente que ese hubiera sido el caso.

La relación con China

Ambos candidatos evitaron dar definiciones concretas sobre sus políticas holísticas con respecto al gigante asiático. En cambio, Biden se enfocó en responsabilizar a Beijing por la pandemia, mientras que Harris habló de la guerra comercial de la administración de Trump.

“China es culpable por la pandemia. Trump no está feliz con ello y lo ha dejado en claro. China y la Organización Mundial de la Salud (OMS) no han sido directos con el pueblo americano. No dejaron a una delegación entrar hasta mediados de febrero”, dijo Pence, que volvió a criticar a Biden por oponerse a la decisión de Trump de suspender los vuelos desde China a principios de año.

Harris, en tanto, dijo que el abordaje de la administración “ha tenido como consecuencia la pérdida de vidas y trabajos en Estados Unidos”. Y agregó: “Trump tiene una obsesión incomprensible con deshacerse de los logros de la administración de Obama y Biden. Crearon dentro de la Casa Blanca una oficina responsable de monitorear pandemias. Y la guerra comercial como la llaman, ha costado 300.000 trabajos industriales”.

La candidata a vicepresidente del partido demócrata, Kamala Harris. Foto: REUTERS/Brian Snyder
La candidata a vicepresidente del partido demócrata, Kamala Harris. Foto: REUTERS/Brian Snyder

Cambio Climático

Con respecto a la manera de lidiar con el cambio climático, Pence aseguró que el país logrará reducir sus emisiones de carbono mediante “innovación” lograda a través de un enfoque de libre mercado. Harris, en tanto, acusó a la administración Trump de “no creer en la ciencia”.

“Trump va a escuchar a los científicos. Ellos quieren volver al Acuerdo de Paris e imponer el ‘Green New Deal’, que destruirá trabajos estadounidenses. Creemos que el progreso que hemos hecho fue precisamente por la economía de libre mercado”, dijo Pence.

Harris, en tanto, destacó que “el gobierno sacó la palabra ciencia del sitio web de la agencia medioambiental, lo mismo que el término cambio climático”. También hizo una referencia crítica a una reciente frase de Trump con respecto a los incendios en el estado de California, cuando dijo que “la ciencia no sabe” si el cambio climático es un factor central en ellos.

“Esto implica determinar quien está capacitado para liderar a nuestro país durante esta amenaza existencial. Queremos no tener emisiones de carbono para 2035. Vamos a volver a entrar al Acuerdo de Paris con orgullo”, agregó.

El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence. Foto: REUTERS/Lucy Nicholson
El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence. Foto: REUTERS/Lucy Nicholson

El impacto económico de la pandemia

Consultados acerca de su plan para mitigar el impacto económico de la pandemia, ambos candidatos discreparon en cuanto al mérito del crecimiento del país previo a su llegada y criticaron las iniciativas del otro.

Harris aseguró que la “diferencia no podría ser más fundamental entre Biden y Trump”. “Biden cree que uno determina la salud y fortaleza de la economía a través de sus trabajadores y sus familias. Trump, por el contrario, lo hace a partir del estado de la gente rica. Es por eso que pasó un recorte de impuestos para el 1 por ciento más rico. Biden se va a deshacer de esa ley en su primer día como presidente. Invertirá en el pueblo americano con ese dinero. En infraestructura y energía renovable. En investigación y desarrollo porque hubo un momento donde nuestro país creía en la ciencia”.

Pence, en tanto, aseguró que durante la administración de Obama y Biden Estados Unidos tuvo el desarrollo económico más lento desde la Gran Depresión, y defendió el recorte impositivo, asegurando que incrementó en USD 4.000 la ganancia de los hogares promedio en el país.

“Biden va a incrementar sus impuestos en su primer día. Trump sumó 11,6 millones de trabajos y no reparó en gastos para ayudar al pueblo americano. Quieren subir los impuestos, enterrar nuestra economía bajo un ‘Green New Deal’ de 2 billones de dólares, deshacerse de los combustibles fósiles y del fracking. Quiere volver a rendirse en el plano económico ante China. La economía de los Estados Unidos estará en juego en la boleta en noviembre”, dijo.

Harris, no obstante, rechazó que Biden fuera a incrementar impuestos -"para aquellos que ganan menos de USD 400.000 anuales- y no va a eliminar el fracking. “Biden fue responsable de la recuperación que puso a los Estados Unidos de pie. Ahora ellos quieren tomar el crédito”, expresó.

Foto: REUTERS/Lucy Nicholson
Foto: REUTERS/Lucy Nicholson

La pandemia de Covid-19

Harris definió a la gestión como “la peor falla de cualquier presidencia en la historia de nuestro país”, refiriéndo a la cantidad de muertos y contagiados por la enfermedad en el país -más de 210.000 muertes y 7 millones de contagios, la mayor a nivel global en términos nominales- para respaldar su argumento.

“El 28 de junio, el vicepresidente y el presidente fueron informados de la naturaleza de la pandemia. Qué es letal, que se transmite por el aire y que afecta a los pequeños. Y no le dijeron al pueblo. ¿Pueden imaginar que hubieran hecho si lo hubieran sabido? Ellos lo cubrieron. El presidente dijo que era una mentira y lo minimizó. A pesar de todo eso no tienen un plan todavía, y Joe Biden tiene un plan”, expresó.

Pence, por su parte, destacó la decisión de Trump de prohibir los vuelos desde China como una decisión clave: “Antes de que hubiera más de cinco contagios hizo algo que nadie más hizo. Suspendió los vuelos. Biden se opuso, dijo que era xenofóbico. Pero eso salvó cientos de miles de vidas. Mientras tanto pudimos aumentar la cantidad de tests, pudimos proveer suministros, y bajo la gestión tendremos decenas de millones de dosis para el año que viene. Su plan se parece mucho a lo que hemos estado haciendo”.

En otro pasaje del segmento, Harris fue consultada si se daría una vacuna de Covid-19 aprobada por la administración Trump. La candidata demócrata indicó que si tuviera el beneplácito de las autoridades sanitarias lo haría, pero que este no sería el caso si solo fuera recomendada por el presidente. La declaración motivó una airada respuesta del actual vicepresidente, que la conminó a “dejar de hacer política con la vida de la gente”.

El debate se desarrollará a lo largo de 90 minutos y cubrirá 9 temas distintos. El primero de ellos fue la pandemia de Covid-19. Predeciblemente, Harris criticó la gestión de la administración de Trump, mientras que Pence la defendió.


Los dos candidatos a vicepresidente de los Estados Unidos se enfrentan este miércoles en el que será el único debate entre ambos. Los compañeros de fórmula del presidente Donald Trump y Joe Biden, Mike Pence y Kamala Harris, respectivamente, chocan en la ciudad de Salt Lake City, en el estado de Utah.

El evento está marcado por el asunto que ha dominado la conversación política estadounidense desde el pasado viernes: el positivo de Covid-19 de Donald Trump. El hecho se verá plasmado de manera tangible en el escenario: ambos candidatos y la moderadora están separados por una mampara de plexiglás y la distancia entre ellos es de cuatro metros con el objetivo de reducir la posibilidad de contagios.

El equipo de Pence había rechazado la medida, pero finalmente terminó accediendo el martes por la noche. El actual vicepresidente informó que todos sus tests han dado negativos desde el anuncio del presidente y de los numerosos otros funcionarios de la Casa Blanca y allegados al mandatario que también han contraído la enfermedad. Harris también ha dado negativo en todos sus últimos tests.

No obstante, expertos consultados por la agencia AFP indicaron que las barreras no implican descartar completamente el riesgo de contagio. “Los aerosoles viajarán fácilmente entre las mamparas e incluso pueden acumularse en remolinos invisibles detrás de ellas, empeorando la situación, no mejorándola”, dijo Donald Milton, profesor de salud ambiental de la Universidad de Maryland.

Se espera que Harris dedique buena parte de su tiempo ante el micrófono para fustigar a su contrincante, quien además es el jefe del grupo dedicado a combatir la pandemia. La senadora por California, además, tiene la oportunidad de exponer sus dotes oratorias obtenidas durante su tiempo como fiscal de la ciudad de San Francisco y el estado de California. Harris tuvo un desempeño estelar en los debates de la primaria demócrata, aunque después no se tradujo en una mayor intención de voto.

Pence, por su parte, cuenta entre sus antecedentes un sólido desempeño en el debate entre candidatos de 2016 y su experiencia como locutor de radio.

Más sobre este tema:

Los candidatos a vicepresidente debaten en EEUU, con el contagio de Trump como telón de fondo