La campaña de Joe Biden llega a un distrito clave: Miami

Por primera vez en más de un año, el candidato demócrata visita esta ciudad del sur de la Florida. En medio de un estricto protocolo de seguridad por el coronavirus, realizó encuentros con dos de los grupos de votantes más importantes de la región

Desde Miami, Florida, Estados Unidos
Joe Biden, en el gimnasio José Martí (Reuters)
Joe Biden, en el gimnasio José Martí (Reuters)

La última vez que Joe Biden había estado en Miami había sido en septiembre de 2019. Desde entonces mucho ha ocurrido. Se convirtió oficialmente en el candidato a la presidencia por el partido demócrata y el mundo está atravesando una de sus peores crisis en la historia con la pandemia del COVID 19.

Este lunes, el último día en el que los ciudadanos residentes de Florida aún tienen tiempo para registrarse como votantes y a menos de un mes de la elección, el demócrata llegó a la ciudad más latina del país para tener encuentros con dos comunidades en particular: los haitianos y los hispanos.

A primera hora de la tarde, el candidato arribó al aeropuerto internacional de Miami y se dirigió de inmediato al Centro Cultural de la Pequeña Haití. Allí fue recibido por Sandy Dorsainville, Directora Ejecutiva del Centro y la congresista Fredericka Wilson. En el evento solo participaron unos pocos invitados y una cámara de prensa que distribuyó imágenes para todos. En todo momento, inclusive durante su discurso, el candidato demócrata mantuvo puesta su máscara tapa bocas y en ningún punto estuvo a menos de dos metros de distancia de personas que no fueran parte de su equipo de trabajo.

Simpatizantes demócratas en Little Haiti (Reuters)
Simpatizantes demócratas en Little Haiti (Reuters)

“Como saben, soy el esposo de Jill Biden, y estoy feliz de estar aquí”, bromeaba al comienzo de su alocución. Durante un breve discurso destacó la importancia de que el gobierno de los Estados Unidos mantenga el estatus temporal migratorio para haitianos (TPS, una suerte de permiso de residencia temporal para quienes provienen de ese país) y recordó la importancia de votar. “Hoy es el último día en el que se pueden registrar para votar. E importa, de verdad importa. La comunidad haitiana en sí misma puede determinar el resultado de esta elección”, decía el candidato.

Los haitianos componen la segunda comunidad en términos de cantidad de gente en Miami-Dade, solo por detrás de los cubanos. Pero el bajo porcentaje de haitiano-americanos que se tradicionalmente se acerca a las urnas ha hecho que su poder político sea menor que el de otras comunidades.

Biden y su esposa disfrutaron de un show de danzas típicas de Haití y se retiraron del evento con destino a otra parada de campaña: la Pequeña Habana.

Pequeña Habana es uno de los barrios más tradicionales de Miami, con el mayor porcentaje de comunidad latina en todo el país. El 98 por ciento de su población es de origen latinoamericano o descendiente de latinoamericanos. Fundada por cubanos, la Pequeña Habana ha ido mutando y hoy alberga a inmigrantes de diversos orígenes, con un gran porcentaje de ellos provenientes de Centro América.

Los Biden visitaron el gimnasio José Martí de este barrio, donde apreciaron una muestra de arte de artistas latinos. Allí fueron recibidos por la Congresista Donna Shalala y los presentaron dos representantes de la comunidad: una enfermera de origen cubano, Esther Segura, y una estudiante oriunda de Venezuela, Victoria Príncipe.

El público en este evento fue aún más reducido que en la Pequeña Haití. Los protocolos de seguridad para evitar que se propague el COVID 19 han sido los más estrictos que se hayan visto hasta ahora en un acto de campaña, y el coronavirus fue tema central en el encuentro.

(Reuters)
(Reuters)

“Mis oraciones continúan con el Presidente y la Primera Dama, por su salud y seguridad”, iniciaba su discurso Biden. “Lo que le pediría al Presidente es que escuche a los científicos. Que solicite el uso de máscaras en todos los edificios federales y que lo haga un requisito para los viajes inter-estatales. Le pido a los gobernadores que hagan lo mismo. Sabemos que salva vidas. Esta administración acaba de rechazar, el pasado viernes, un pedido de uso de máscaras obligatorio en transporte público. Creo que eso estuvo mal y que no es una actitud racional”, continuaba Biden.

El voto de Miami es fundamental para quien quiera ganar el estado de Florida. Florida se ha convertido en el gran campo de batalla de esta elección, porque técnicamente los candidatos están empatados aquí y el estado es el que aporta el mayor número de votos electorales entre los estados indecisos.

Miami-Dade es un condado tradicionalmente demócrata, pero en los últimos días el voto latino –fundamental en esta región- ha estado en duda. Un reciente estudio realizado por la consultora Bendixen & Amandi y el periódico Miami Herald, le daría una ventaja de 20 puntos a Biden sobre Trump entre latinos de Miami-Dade. Un número más que considerable pero por debajo de los 30 puntos de ventaja que sacó Hillary Clinton en este condado cuatro años atrás. Miami-Dade es un área prácticamente perdida para los republicanos, pero que si achican la diferencia aquí, pueden competir mejor en el resto del estado. Biden lo sabe y con su visita de hoy lo demostró.

En horas de la noche el candidato participó de un foro respondiendo preguntas de vecinos organizado por la filian local de la cadena NBC. Es inusual que un candidato a la presidencia realice este tipo de eventos locales.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Biden: “Maduro es un dictador, el pueblo venezolano necesita nuestro apoyo para recuperar la democracia y reconstruir el país”

El momento en el que Trump se quita la mascarilla luego de pasar tres días internado