EEUU evalúa revocar las operaciones de China Telecom en el país por temor a ciberespionaje y riesgos para la seguridad nacional

El Departamento de Justicia y otras agencias federales pidieron a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) que anular la autorización de la compañía para proveer servicios de telecomunicaciones internacionales desde y hacia los Estados Unidos


China Telecom es el operador tradicional de telefonía controlado por Beijing (Shutterstock)
China Telecom es el operador tradicional de telefonía controlado por Beijing (Shutterstock)

Los principales departamentos del gobierno de Estados Unidos respaldaron este jueves revocar los servicios en el mercado norteamericano de China Telecom, el operador tradicional de telefonía controlado por Beijing, por cuestiones de riesgos legales y de seguridad nacional, indicó el Departamento de Justicia.

Los departamentos, incluyendo Defensa, Estado, Comercio y Seguridad Nacional, “recomendaron unánimemente que la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) revoque y termine las autorizaciones de China Telecom (Americas) Corp. para proveer servicios de telecomunicaciones internacionales desde y hacia los Estados Unidos”, anunció el Departamento de Justicia.

“Las agencias del Poder Ejecutivo identificaron riesgos sustanciales e inaceptables para la seguridad nacional y la aplicación de la ley asociados con las operaciones de China Telecom, que hacen que las autorizaciones de la FCC sean inconsistentes con el interés público”, agregó.

Entre ellas figuraba la preocupación de que China Telecom pudiera ser controlada o influenciada por el régimen de China. Las agencias también dijeron que las operaciones estadounidenses de China Telecom podrían permitir a las entidades del gobierno chino “participar en actividades cibernéticas maliciosas que permitan el espionaje económico y la interrupción y desvío de las comunicaciones de Estados Unidos”.

El año pasado, dos senadores estadounidenses pidieron a la FCC que revisara las autorizaciones de China Telecom y China Unicom para operar en los Estados Unidos.

El líder demócrata del Senado, Charles Schumer, y el senador republicano, Tom Cotton, plantearon su preocupación de que las compañías “tengan acceso a nuestras líneas telefónicas, cables de fibra óptica, redes celulares y satélites en formas que podrían darle (a China) la capacidad de apuntar al contenido de las comunicaciones de los estadounidenses o sus empresas y el gobierno de EE.UU”.

El pasado mes de mayo, la Comisión votó unánimemente para negar a otra empresa estatal de telecomunicaciones china, China Mobile Ltd, el derecho a prestar servicios en el país, citando los riesgos de que el gobierno chino pudiera utilizar sus operaciones para llevar a cabo espionaje en suelo norteamericano.

El miércoles, por su parte, la FCC acordó permitir que la unidad de Alphabet Inc. Google utilice parte de un cable de telecomunicaciones submarino entre Estados Unidos y Asia.

Esta decisión tiene lugar en tiempos en que las redes y empresas de telecomunicaciones de China han sido sometidas a un mayor escrutinio por parte de las agencias estadounidenses.

Washington ya acusó a Beijing de varios ciberataques graves en los últimos años, entre ellos el robo en 2017 de datos personales de la agencia de crédito Equifax y el pirateo de una base de datos del gigante de la hostelería Marriott en 2018.

Con información de AFP y Reuters

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Un abogado estadounidense presentó una demanda contra China por 20 billones de dólares “por desatar el coronavirus contra el pueblo de EEUU"

MAS NOTICIAS