Dos policías no serán procesados a pesar de haber disparado 76 veces contra un sospechoso en California

La Fiscalía local calificó las acciones de los oficiales como "alarmantes e irresponsables": el hombre se encontraba drogada e iba armado con una pistola de balines

(Foto: Captura de pantalla @Departamento de Policía de Anaheim)
(Foto: Captura de pantalla @Departamento de Policía de Anaheim)

Dos oficiales de policía en California, Estados Unidos, que le dispararon 76 veces a un sospechoso que se encontraba alucinando debido al consumo de drogas y que iba armado con una pistola de balines, no enfrentarán cargos criminales, anunciaron las autoridades.

Los oficiales Sean Staymates y Kevin Pederson del departamento de policía de la ciudad de Anaheim, ubicada unos 40 kilómetros al sureste de Los Ángeles, provocaron la muerte de Eliuth Penazola Nava, de 50 años, el 21 de julio de 2018.

Los oficiales Sean Staymates y Kevin Pederson dispararon de manera combinada 76 veces contra el sospechoso (Foto: Captura de pantalla @Departamento de Policía de Anaheim)
Los oficiales Sean Staymates y Kevin Pederson dispararon de manera combinada 76 veces contra el sospechoso (Foto: Captura de pantalla @Departamento de Policía de Anaheim)

Los agentes persiguieron a Nava, que manejaba una camioneta de carga de color blanco, después de que su hermano lo reportara como un sujeto armado y que se encontraba alucinando por haber consumido drogas.

Sin embargo, Nava fue encontrado en la escena con una pistola de balines, no con un arma de fuego. Los oficiales le dispararon de manera brutal unas nueve veces en la cabeza, el cuello y la parte superior del cuero, de acuerdo con un reporte interno.

Pederson disparó 64 veces contra el sospechoso, aún después de que no realizara movimiento alguno, y Staymates disparó una docena de veces.

Nueve de los disparos contra el sospechoso fueron en la cabeza, cuello y parte superior del cuerpo (Foto: Captura de pantalla @Departamento de Policía de Anaheim)
Nueve de los disparos contra el sospechoso fueron en la cabeza, cuello y parte superior del cuerpo (Foto: Captura de pantalla @Departamento de Policía de Anaheim)

En la autopsia del cuerpo se encontró que Nava, que tenía un "largo historial criminal", estaba bajo la influencia de anfetaminas y metanfetaminas, de acuerdo con un reportaje de la cadena NBC.

Sin embargo, y a pesar de que en el video publicado por el Departamento de Policía de Anaheim se puede apreciar la brutalidad de los oficiales, la Oficina del Fiscal declinó presentar cargos contra ellos, aunque calificó el hecho como "irresponsable" y "alarmante".

Pero, tras el incidente, Pederson fue despedido en julio, un mes después de lo sucedido, ya que se encontraba en su primer año de "periodo de prueba", y Staymates será "disciplinado", de acuerdo con el anuncio de este miércoles del jefe de la policía local Jorge Cisneros.

ADVERTENCIA: imágenes sensibles

(Video: Departamento de Policía de Anaheim)

"La actuación en general del oficial Pederson quedó corta de lo que el departamento y la comunidad espera de nosotros", señaló Cisneros en una rueda de prensa.

Pederson aseguró que disparó repetidas veces a la cabeza de Nava "por temor" a que disparara contra los civiles. De acuerdo con el reporte interno, Nava nunca dio indicaciones de que se rendía, tales como ponerse las manos en la cabeza.

Sin embargo, sí se le puede escuchar en el video gritar "ya, ya, ya" con desesperación. En el reporte oficial, Nava también llevaba un cuchillo en la mano derecha.

Uno de los oficiales involucrados, que se encontraba en su primer año en “periodo de prueba”, fue despedido un mes después del hecho (Foto: Captura de pantalla @Departamento de Policía de Anaheim)
Uno de los oficiales involucrados, que se encontraba en su primer año en “periodo de prueba”, fue despedido un mes después del hecho (Foto: Captura de pantalla @Departamento de Policía de Anaheim)

Nava, con antecedentes de violencia intrafamiliar y abuso de drogas, además de agresión con armas de fuego y resistencia al arresto, era un potencial sospechoso de cometer ilícitos, por lo que los policías "tenían justificación para creer que era una amenaza significativa", señaló el reporte policial.

El departamento de policía de Anaheim les dio a sus oficiales en activo entrenamiento adicional desde diciembre, explicó Cisneros, que destacó una resolución pacífica sin el uso de la fuerza "en el 99,9% de los 200.000 encuentros con sospechosos" que tuvo la policía local.

TE PUEDE INTERESAR