Cristiano Ronaldo participó de su primer derby italiano entre la Juventus y el Torino de la ciudad de Turín. El portugués fue protagonista del primer gol de la Vecchia Signora y de una polémica provocación que le costó una tarjeta amarilla.

El ex jugador del Real Madrid es el máximo goleador del equipo en la Serie A con 11 tantos en 16 partidos y no conoce la derrota en el torneo local con 15 victorias y un empate ante el Genoa por 1-1.

(Reuters)
(Reuters)

En un duelo parejo, los juventinos pudieron abrir el marcador a los 70 minutos gracias a un penal de Cristiano Ronaldo. La ejecución no fue tan esquinada y el arquero rival Salvatore Sirigu alcanzó a tocar el balón antes de que ingrese al arco.

Cuando el portugués se dirigía hacia la tribuna para festejar golpeó con su pecho al italiano, quien intentó responderle pero fue detenido por sus compañeros.

Los presentes en el Estadio Olímpico de Turín también lo tomaron como una provocación y expresaron su descontento. Finalmente el árbitro Marco Guida le sacó una tarjeta amarilla.

(Reuters)
(Reuters)

El enfrentamiento se volvió más friccionado tras el gesto del luso y la ansiedad de los locales por igualar el marcador, el cual no se movió y terminó con el triunfo de la Juventus sobre el Torino por 1-0 en el Derby della Mole.

Con el triunfo, los de Massimiliano Allegri son claros dominadores de la liga italiana 11 puntos por encima del Napoli, su inmediato perseguidor que deberá jugar mañana el duelo correspondiente a la decimosexta fecha del campeonato.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: