Pasó por Gimnasia, quedó libre y hoy estudia kinesiología: la historia del ex futbolista que ganó un millón de pesos en Los 8 Escalones

Alejo Daher, de 20 años, la rompió en el programa conducido por Guido Kaczka y se llevó el premio. Hasta hace unos años, era mediocampista en las inferiores del Lobo y hasta pudo conocer a Maradona

El ex jugador de Gimnasia de La Plata se presentó en la televisión y sorprendió a todos

La vida a veces tiene sus giros inesperados y golpea la puerta con situaciones que uno nunca imagina. El caso de Alejo Daher, estudiante de Kinesiología y Fisiatría en la Universidad Católica de La Plata, es que nunca proyectó ganar un millón de pesos a sus 20 años. En una nueva edición del programa Los 8 Escalones conducido por Guido Kaczka, el joven demostró toda su sabiduría y cultura general para superar a los otros siete competidores y llevarse el jugoso premio para su casa en Berisso. Un detalle lo hizo destacarse del resto de los triunfadores del juego: su pasado como futbolista en Gimnasia de La Plata.

La pregunta final tuvo como temática cultura argentina: “¿Quién escribió la letra del tango Mi Buenos Aires Querido?”. Con pocas dudas al respecto, Daher miró su tablet y seleccionó una de las opciones. Al mostrar su respuesta, se dio cuenta que su rival había elegido una diferente a la de él y en ese momento se sintió más cerca del millón de pesos que nunca. “Hay una correcta. La correcta es, por el millón de pesos, se lo llevan a la casa.., ¿Qué tenés que hacer mañana mi querido Alejo? ¡Alfredo Lepera!”, exclamó Silvio Soldán al revelar que el participante de 20 años había acertado la última pregunta y por consecuencia se ganaba el premio. En charla con Infobae, recordó la inolvidable experiencia y repasó su vida ligada al fútbol que se truncó a pocos metros del profesionalismo.

— ¿Por qué te anotaste en los 8 Escalones? ¿Cuántas expectativas y fe tenías de ganar el millón de pesos tenías antes del arranque del programa?

— Me anoté más que nada porque vi que era una buena posibilidad, un juego que más o menos las preguntas que veía que hacían me las sabía y confiaba en que podía llevarme el premio. Pero te soy sincero, no me tenía mucha fe porque literalmente me habían llamado el día anterior para participar y no tuve tiempo de prepararme capaz. Después estando ahí y charlando con los otros participantes estábamos todos más o menos en la misma. No tuvimos tiempo de estudiar.

Foto para encuadrar: Alejo y Diego en una de las prácticas de Gimnasia en Estancia Chica (Foto: @alejodaher)
Foto para encuadrar: Alejo y Diego en una de las prácticas de Gimnasia en Estancia Chica (Foto: @alejodaher)

— ¿Hubo algún momento en el que sentiste que te quedabas afuera? Qué sentiste en el momento de ganar el millón de pesos. ¿Estabas 100% seguro que tu respuesta era la correcta?

— Lo viví con muchísimos nervios y si te fijas en detalle se notaba que tambaleaba para todos lados. En el segundo escalón que erré la primera pregunta sentí que me quedaba afuera. Por suerte después el señor que había ganado en el programa anterior falló también y decidieron subirme a mí. Cuando gané todavía dudaba si lo que estaba pasando era verdad o si era mentira. Además, no estaba seguro si era la respuesta correcta la que elegí yo. Respiré un poco al ver que respondimos distinto porque significaba que el programa terminaba ahí.

El ganador, que aún vive con sus padres y un hermano menor, tiene una historia que llamó la atención rápidamente: estuvo desde niño en Gimnasia de La Plata hasta la cuarta división y durante su participación en la televisión lució una pulsera con los colores del Tripero en su muñeca derecha.

A pocos pasos de la Primera, el Lobo lo dejó libre y él tomó la difícil decisión de abandonar el sueño de futbolista para concentrarse plenamente en el estudio más allá de que hizo una escala previa en Villa San Carlos. Sin embargo, Alejo no se fue con las manos vacías de dicha experiencia y se llevó un gran recuerdo de su estadía en Estancia Chica: fotografías con Diego Armando Maradona cuando el ídolo popular era el entrenador del cuadro platense.

Alejo no pasó por ningún club de barrio y arrancó desde pequeño en la escuelita del Lobo (Foto: @alejodaher)
Alejo no pasó por ningún club de barrio y arrancó desde pequeño en la escuelita del Lobo (Foto: @alejodaher)

— ¿Cómo arrancaste a jugar en Gimnasia y por qué decidiste abandonarlo? ¿Compartiste plantel en con algún compañero que hoy esté en Primera?

— Empecé desde la escuelita de fútbol en Gimnasia, no pasé por ningún club de barrio. Hice todo el fútbol infantil y también el juvenil hasta la cuarta división. La misma posición me llevó a ser volante central y siempre me gustó jugar en el medio. Si tenía que moverme me podía tirar un poco más a la derecha. Una vez que me dejaron libre, hice un paso chiquito por Villa San Carlos y después ya decidí en enfocarme plenamente al estudio. Compartí en el Lobo con Lautaro Chávez que hoy está en el primer plantel. Actualmente sigo jugando, pero con amigos en el equipo de fútbol de la Universidad Nacional de La Plata.

— Esas fotos tuyas con Maradona hoy en día valen oro. ¿Tiene alguna historia detrás? ¿Cruzaste palabras con Diego?

— Las fotos con Maradona tienen una gran historia. Ese día los juveniles tuvimos la oportunidad de entrenar con la Primera y por suerte pudimos hacer fútbol con ellos. Pude charlar un ratito con él y en ese momento estaba impecable. Nos atendió a todos los chicos uno por uno, charló personalmente con cada uno y la verdad que se portó de maravilla con nosotros. Una locura y un fenómeno.

Daher llegó hasta la Cuarta División de Gimnasia donde quedó libre, pasó por Villa San Carlos y decidió concentrarse en estudiar (Foto: @alejodaher)
Daher llegó hasta la Cuarta División de Gimnasia donde quedó libre, pasó por Villa San Carlos y decidió concentrarse en estudiar (Foto: @alejodaher)

Este viernes Alejo reapareció en el programa Los 8 Escalones con el objetivo de defender su trono frente a siete nuevos competidores pero lamentablemente le tocó quedarse en el eslabón número siete y no pudo repetir premio. En su mente, la tarea ya está cumplida con el dinero que se aseguró el jueves por la noche. La alegría del éxito todavía perdura en su cuerpo y aún no tiene muy en claro qué hacer con el millón de pesos argentinos (unos 9.500 dólares a valor oficial) aunque posiblemente vaya utilizar una parte para sus estudios.

— ¿Qué proyectas a hacer con el premio? ¿Ya te lo entregaron?

Mi idea es ayudar a mis viejos. Yo voy a una facultad privada así que darles una mano con eso es la principal prioridad. Capaz después algún gusto pero no más que eso. Y no, todavía no lo tengo en mis manos y no sé cuándo lo voy a recibir. Todavía no sé cuánto me va a quedar pero calculo que no voy a perder nada en impuestos porque no hubo azar en el medio al ser un concurso de sabiduría general.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR