“¿Quién no se ha tomado unos tragos?”: la repudiable frase de Fredy Guarín tras un hecho de violencia familiar

El futbolista colombiano dio su visión de lo sucedido en el incidente que ocurrió en abril pasado y que derivó en su detención

Fredy Guarín habló de sobre el episodio de violencia familiar que protagonizó en abril pasado
Fredy Guarín habló de sobre el episodio de violencia familiar que protagonizó en abril pasado

Poco se supo sobre la vida del futbolista Fredy Guarín luego de aquel episodio de violencia familiar que protagonizó en abril de este año. Alejado de las canchas hace ya varios meses, el colombiano decidió hablar en las últimas horas sobre el suceso que impactó en la prensa internacional y dio su visión sobre los motivos que desencadenaron el incidente.

“Con los tragos estaba loco, ese no soy yo y para algunas personas quedó esa imagen. Esa es una cagada, un error que cometí”, dijo Guarín en un vivo de Instagram que hizo junto al cantante Alzate, que supera ampliamente los 800 mil seguidores en la red social. Y, luego, a modo de explicación, lanzó con total desatino: “¿Quién no se ha tomado unos tragos?”.

Las declaraciones del ex jugador de Boca Juniors, Inter de Milán y Vasco da Gama de Brasil, entre otros, no sorprendieron ya que en las horas posteriores al mencionado incidente habían circulado unos videos en los que se lo veía bastante fuera de sí y en evidente estado de ebriedad, con su ropa llena de sangre, presuntamente de las personas a las que había agredido.

El último club del mediocampista fue Millonarios de Colombia (Foto: Millonarios en Twitter)
El último club del mediocampista fue Millonarios de Colombia (Foto: Millonarios en Twitter)

El 1° de abril de este año, Guarín fue detenido por la Policía Metropolitana del Valle del Aburra por haber tenido un grave altercado con su padre y con otras personas presentes en el lugar. Cuando fue retirado por las autoridades, también golpeó a un agente. “Esposame, huevón”, llegó a gritarle a otro uniformado.

“Desafortunadamente allá tuvo un comportamiento no acorde y empezó a agredir tanto verbalmente como físicamente a los policías y al personal médico y enfermeras. Tocó nuevamente reducirlo a través del uso legítimo de la fuerza para que fuera atendido”, declaró en aquel entonces el general Pablo Ruíz, comandante de la Policía del Valle de Aburrá.

El club Millonarios de Colombia, donde el mediocampista militaba en ese entonces, se había comprometido a través de un comunicado a estar a su lado “para que reciba la ayuda profesional que lo pueda sacar de este crítico momento”.

Desde aquel episodio, Guarín no volvió a jugar al fútbol. Sin embargo, a los 35 años, el jugador no da por terminada su carrera profesional: “No puedo decir que me retiré del fútbol porque ahora tengo salud. Sería volver a bajar unos kilitos y listo”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR