El periodista que descubrió un lado oculto en Tyson, sintió los golpes de Pacquiao y colaboró con Julio César Chávez para que deje sus vicios

Víctor Silva se transformó en la voz del boxeo con las transmisiones internacionales que desarrolló junto a Juan Larena. Durante sus viajes, convivió con los protagonistas más destacados y formó una carrera cargada de anécdotas y nocauts

ftaveira@infobae.com
Victor Silva junto a Manny Pacquiao en una de las veladas internacionales de boxeo
Victor Silva junto a Manny Pacquiao en una de las veladas internacionales de boxeo


Fueron meses de angustia. De ansiedad, soledad y ausencia de adrenalina. Durante mucho tiempo no hubo veladas, ni combates que pudieran aportar la cuota de éxtasis que genera la histórica disciplina que tuvo sus inicios en la Antigua Grecia.

Así lo vivió Víctor Silva, la reconocida voz del boxeo que analiza las contiendas a través de la pantalla de Space, y aguarda por los compromisos de Ivan Baranchyk ante José Zepeda (7 de julio en Las Vegas) y el de Joe Smith Jr frente a Eléider Álvarez (16 de julio también en la ciudad de Nevada). En diálogo con Infobae, el periodista recordó una anécdota cargada de humor que refleja lo que significó su abstinencia: “Estaba sentado junto a mi esposa y de pronto mis niños comenzaron a pelear. Con tanto encierro por la cuarentena, se pusieron a discutir por una pavada y cuando mi mujer iba a intervenir, le pedí que esperara y los empecé a relatar”...

Ilan (13 años) tira la mano derecha, pero ella reacciona y le devuelve un jab. Ana Caren (15) lo espera y lo amenaza con un nuevo golpe

“Nos empezamos a reír tanto, que se acabó el problema de inmediato”, recordó.

El enfrentamiento entre Shakur Stevenson y Félix Caraballo le puso un punto final a la parate. El triunfo del medallista olímpico en Río 2016 marcó el regreso de la actividad en la nueva normalidad. “Fue muy emocionante tener la primera pelea después de tantos meses. Creo que fueron combates entretenidos, aunque era obvio quiénes eran los que estaban mejor preparados. Los peleadores no tuvieron distracciones con los protocolos y se observó lo que se tenía de ver boxísticamente”, analizó el periodista, quien vivió cada presentación con “un vértigo inesperado”. “Recién en el final de la transmisión me di cuenta de que no había público. No me hizo falta. Entiendo que es una parte importante del espectáculo, pero no la extrañé. Hubo un gran trabajo de producción al ubicar pantallas gigantes para que no se vieran sillas vacías”, detalló.

El regreso del boxeo llenó de expectativas a los fanáticos que se entusiasman con un enfrentamiento que posiblemente paralice al planeta. El de Tyson Fury y Anthony Joshua. En este sentido, Silva reveló que se mantuvo en contacto con uno de los protagonistas en los últimos días. “Hablé con Tyson Fury, pero no tratamos temas de boxeo. Conversamos sobre su vida y de lo que significa ser gitano. Él peleará con Joshua en 2021 y serán dos combates (para que sea ida y vuelta). Creo que los promotores siguen entendiendo que se pueden hacer grandes veladas. Por supuesto que se pierde en la venta de cerveza, souvenirs y entradas por la falta de público, pero el número de espectadores aumenta en la televisión. Son nuevos negocios, que se madurarán con el tiempo”, aseguró.

Con la esperanza de tener un choque abierto para los aficionados, amparado en la creación de la ansiada vacuna que reprima la pandemia, el cronista de Combate Space se animó a especular con los posibles escenarios que podrían albergar a la pelea del año: “Será una locura. Podrían venir al Azteca y meter 130.000 personas, como lo hizo Julio César Chávez, pero creo que Wembley será lo más factible. También podrían ir a Manchester, pero no tienen un estadio tan grande; o Cardiff, que tiene un arena impresionante. Sin dudas, esas peleas serán con público, porque la afición inglesa es impresionante. Te pone la piel de gallina con el griterío constante y el color del espectáculo. Será algo muy importante para el Reino Unido”.

El analista junto al promotor más conocido de la historia del boxeo: Don King
El analista junto al promotor más conocido de la historia del boxeo: Don King


Otro cruce deseado se remite a un presunto nuevo desafío de Gennady Golovkin y Canelo Álvarez, dado que el mexicano “está buscando tener una pelea en septiembre y otra en diciembre”. “Es un contrato que tiene con la TV. Le van a buscar un buen rival, pero no sé cómo estén los planes en la actualidad. Imagino que a fin de año se pueda dar ese gran combate”, deslizó.

Su sabiduría y experiencia se reflejaron en cada concepto de la conversación. De gran trayectoria internacional en las veladas más recordadas de los últimos tiempos, el analista también reflejó su línea de pensamiento sobre el regreso del mítico Mike Tyson a los cuadriláteros. “Es una locura. Tuve una cena con él y noté que es un tipo sensible. Es muy diferente al que vemos a través de los medios. Él considera que un amigo es para siempre y refleja una sencillez impresionante. De todos modos, es muy intimidante. Él tenía un instinto salvaje a cierta edad, pero 25 años después no va a ser lo mismo. Necesitaría presentar estudios de absolutamente todo, y aún así creo que estaría en riesgo. Sugar Ray Leonard estuvo 9 años sin pelear y su regreso no fue el mismo. George Foreman tuvo dos etapas: en la primera fue un asesino, y en la segunda supo adaptarse al gordito que comía hamburguesas. Yo no estoy seguro de que Mike Tyson esté listo para eso y no me gustaría verlo lastimado. Si un welter lo llegara a encontrar con un golpe como los que él tira, podría ser muy riesgoso para su salud. Me fascinaría verlo en 5 peleas de exhibición contra Holyfield antes que en un regreso profesional, porque siento que lo van a lastimar mucho. La vida y seguridad de un peleador está por encima de cualquier espectáculo”.

Sus vivencias junto a Tyson le permitieron descubrir una faceta desconocida del mito que expone a diario el ex campeón del mundo. “Es muy serio. Es una persona a la que no le gusta hablar mucho, pero de pronto se emociona. Alguna de las veces que vino a México, recuerdo haberlo visto aburrido en el hotel antes de irse caminando solo por la calle. Fue en una de esas salidas cuando vio a un grupo de chicos de escasos recursos que estaban vendiendo chicles. De repente, los miró y se los llevó a todos a una dulcería para que se compren todo lo que quieran. Fue increíble verlo rodeado de 10 o 12 niños, regalándole una tarde de felicidad a esos chiquitos. Eso es parte de lo que era Mike”.

Como si se tratara de un juego en el que se pudiera regresar al pasado a bordo del DeLorean, Víctor Silva se animó a la ucronía. Por ejemplo, ¿qué hubiera pasado si Tyson hubiese enfrentado a Muhammad Ali en la mejor época de ambos?

“Causa mucha curiosidad ese hipotético duelo, pero hay que destacar que Ali se enfrentó al Tyson de su época. Al tipo que noqueaba a todo lo que se movía, que fue George Foreman, a quien logró desarmarlo hasta llevarlo a la lona. Sin embargo, las características de Tyson eran distintas a las de Foreman, porque al ser más bajo pegaba muy cerca del cuerpo. Alí tenía uno de los jabs más privilegiados que dio el boxeo y tenía una técnica brillante. Los historiadores dicen que fue el mejor, pero yo creo que Tyson lo habría lastimado con sus golpes”, analizó.

El periodista mexicano forjó una gran amistad con el ex campeón del mundo Julio César Chávez
El periodista mexicano forjó una gran amistad con el ex campeón del mundo Julio César Chávez


Durante sus viajes alrededor del mundo, el periodista forjó vínculos con los púgiles más reconocidos del planeta. Así fue cómo se animó a guantear con personajes emblemáticos como Manny Pacquiao o Antonio Margarito Montiel. Su relato sobre la sensación que vivió arriba del ring frente al filipino no tiene desperdicio: “Le tiré un jab, y cuando creí que le iba a pegar; ya se había movido. Cuando giré para buscarlo, me di cuenta de que estaba en un lugar donde yo no tenía la guardia. Y cuando intenté defenderme de su ataque, ya había cambiado su movimiento y me sorprendió por un lugar que tenía descubierto”...

El asalto duró escasos segundos y el resultado fue tan previsible como esperaba. “Tiene unas piernas privilegiadas y la visión de un ángulo único. Cuando lo buscaba ahí (señaló la derecha), él ya no estaba. Estaba acá (marca la izquierda), y cuando quería pegarle, él ya me estaba atacando por un lugar imposible”, continuó.

Con el mexicano que supo ser campeón mundial en la categoría de los welter le pasó algo similar, ya que tuvo que sufrir el puño del azteca para entender que “tiene una derecha impresionante”. “Nunca me imaginé que las estrellitas que se ven en las caricaturas puedan ser reales. Empecé a ver azul, rojo, verdecomencé a flotar; porque mis piernas estuvieron como dos minutos sin responder. Me quedé agarrado de las cuerdas sin saber qué pasaba. Él se asustó mucho y me pidió perdón de inmediato, pero fue una gran experiencia saber qué es lo que sienten encima del cuadrilátero”, relató.

Otra circunstancia inolvidable y curiosa la vivió con el emblemático Julio César Chávez, a quien conoció sin haber visto sus presentaciones “porque de chiquito no era fanático del boxeo”. “Conviví con él mucho tiempo y formamos una gran amistad. Todo el mundo lo llamaba campeón, y yo le decía Julio. Él se sintió muy cómodo, porque no veía una admiración insoportable, sino a un par”, reflexionó el periodista, quien no pudo evitar mencionar un episodio íntimo que pinta a la perfección su relación: “Yo era productor y él comentarista. Como él en su momento todavía tenía sus vicios; una vez lo fui a buscar y escondió la copa como un niño de 15 años para que no se la viera. Lo llevé a su habitación y para entretenerlo le pedí que me explicara cómo tiraba su mejor gancho. Estuvo tirándome el gancho al hígado toda una tarde. Tenerlo enfrente con los guantes puestos me dio miedo, porque más allá de la notable explicación que me dio, parecía como si un torero fuera a rematar la faena”.

Juan Larena, Floyd Mayweather y Víctor Silva en una velada de boxeo
Juan Larena, Floyd Mayweather y Víctor Silva en una velada de boxeo


Luego de tantos años analizando el arte de los puños y las danzas en los cuadriláteros, el comentarista de Combate Space también destacó a los mejores boxeadores que vio a lo largo de su carrera. “Uno siempre cree que el atleta que vio en su época fue el mejor. Para mí Jordan fue el mejor de la historia de la NBA y hay quienes que dicen que Kobe Bryant fue el que más impresionó. En mi actividad yo tengo una debilidad por Manny Pacquiao, porque además tengo una gran relación con él. Fue tan impresionante su proyección en las distintas categorías... Además debo mencionar a Julio César Chávez y a Floyd Mayweather, aunque Money me dejó un sabor agridulce porque siempre quise que lo presionaran un poco más; a pesar de lo que logró hacer el Chino Maidana. Oscar De La Hoya y Tito Trinidad completan la lista, pero es muy difícil”.

Desde el punto de vista histórico, Víctor desarrolló un ranking mucho más frío”, porque no tuvo la oportunidad de emocionarse con las glorias del pasado. Para él, “Sugar Ray Leonard fue exquisito; Joe Louis; Muhammad Alí; Willie Pep; Jack Johnson; Mano de Piedra Durán y Hearns fue lo mejor que hemos visto”.

Llamativamente, en su elección no destacó a ningún argentino. Con figuras como Carlos Monzón, Nicolino Locche o Ringo Bonavena, la hipótesis se planteó sobre la autorreferencia que tenemos los amantes criollos al pensar que nuestros héroes ocupan un lugar superior al que verdaderamente tienen en la historia del boxeo. “Yo tengo la dificultad de no haber estado en tanto contacto con el mercado americano, pero considero que la mejor defensa que ha existido en el planeta es la de Floyd Mayweather, Nicolino Locche y Maravilla Martínez”, argumentó el mexicano antes de despedirse con una mirada que probablemente genere debate entre los expertos: “Monzón era increíble, pero tengo un sentimiento encontrado con él, porque enfrentó a Mantequilla Nápoles cuando Mantequilla no era peso medio. Me hubiera gustado verlos en un peso más equitativo. De todos modos creo que Carlos está dentro de los primeros 30 de la historia. No más que eso, aunque es el mejor argentino junto a Pascualito Pérez”. El interrogante quedó planteada: ¿Hay 29 boxeadores que hayan sido mejores que Monzón a lo largo de la historia?

MÁS SOBRE ESTE TEMA

La historia de las hermanas que pelearon contra la violencia y las adicciones de su padre antes de ganar las medallas en Lima

Escapó a Suecia porque su padre era un exiliado político, cuando volvió descubrió a Leonela y Dayana Sánchez, las estrellas del boxeo que hicieron historia en Lima

“Una hija mía va a ser cualquier cosa menos boxeadora”: la historia de las hermanas que desafiaron un mandato para subirse al ring en los Panamericanos de Lima 2019

MAS NOTICIAS