Descubrieron 1,800 “cuadernos” que registran la vida cotidiana de Egipto

Los tiestos, conocidos como ostraca, documentan listas de nombres, compras de alimentos y objetos cotidianos, e incluso textos escolares

Compartir
Compartir articulo
También se descubrió ostraca pictórica, una categoría especial (Foto: University of Tübingen)
También se descubrió ostraca pictórica, una categoría especial (Foto: University of Tübingen)

Un grupo de egiptólogos recuperaron más de 18 mil tiestos inscritos en la antigua Athribis, entre los cuales se encuentran los restos de vasijas y tinajas que sirvieron como material de escritura hace unos 2 mil años.

Según los investigadores, los tiestos, conocidos como ostraca, documentan listas de nombres, compras de alimentos y objetos cotidianos e, incluso, textos escolares, incluidas líneas escritas por los alumnos como castigo. Es muy raro encontrar un volumen tan grande de ostraca, aseguraron los especialistas.

Este descubrimiento se realizó durante una serie de excavaciones dirigidas por Christian Leitz, profesor del Instituto de Estudios del Antiguo Cercano Oriente (IANES) de la Universidad de Tubinga, en cooperación con Mohamed Abdelbadia y su equipo del Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto.

Los ostraca se usaban en grandes cantidades como material de escritura, inscritos con tinta y una caña o palo hueco (cálamo). Una cantidad tan grande de hallazgos solo se ha hecho una vez antes en Egipto, en el asentamiento de trabajadores de Deir el-Medineh, cerca del Valle de los Reyes en Luxor. Los ostraca ahora recuperados brindan una variedad de conocimientos sobre la vida cotidiana del antiguo asentamiento de Athribis, a casi 200 kilómetros al norte de Luxor.

Un número de ostraca de tres dígitos también contiene ejercicios de escritura que el equipo clasificó como castigo: los tiestos están inscritos con uno o dos caracteres iguales cada vez, tanto en el anverso como en el reverso.(Foto: University of Tübingen)
Un número de ostraca de tres dígitos también contiene ejercicios de escritura que el equipo clasificó como castigo: los tiestos están inscritos con uno o dos caracteres iguales cada vez, tanto en el anverso como en el reverso.(Foto: University of Tübingen)

Alrededor del 80 por ciento de los tiestos de cerámica están inscritos en demótico, la escritura administrativa común en los períodos ptolemaico y romano, que se desarrolló a partir del hierático después del 600 a.C. Entre los segundos hallazgos más comunes se encuentran ostraca con escritura griega, pero el equipo también encontró inscripciones en escritura hierática, jeroglífica y, más raramente, copta y árabe.

También se descubrió ostraca pictórica, una categoría especial, dice Christian Leitz. “Estos tiestos muestran varias representaciones figurativas, incluidos animales como escorpiones y golondrinas, humanos, dioses del templo cercano, incluso figuras geométricas”.

El contenido de la ostraca varía desde listas de varios nombres hasta relatos de diferentes alimentos y artículos de uso diario. Una cantidad sorprendentemente grande de tiestos podría asignarse a una escuela antigua, dijo el equipo de investigación. «Hay listas de meses, números, problemas aritméticos, ejercicios de gramática y un ‘alfabeto de aves’: a cada letra se le asignó un pájaro cuyo nombre comenzó con esa letra», explicó en un comunicado.

Un número de ostraca de tres dígitos también contiene ejercicios de escritura que el equipo clasificó como castigo: los tiestos están inscritos con uno o dos caracteres iguales cada vez, tanto en el anverso como en el reverso.

El santuario fue construido hace unos 2 mil años para la diosa león Repit y su consorte Min, y se convirtió en un convento después de que se prohibieran los cultos paganos en el año 380 d.C (Foto: University of Tübingen)
El santuario fue construido hace unos 2 mil años para la diosa león Repit y su consorte Min, y se convirtió en un convento después de que se prohibieran los cultos paganos en el año 380 d.C (Foto: University of Tübingen)

Los egiptólogos de Tubinga han estado trabajando en Athribis desde 2003 y desde 2005 como parte de un proyecto de investigación de 15 años financiado por la Fundación Alemana de Investigación. El objetivo era descubrir y publicar un gran templo construido por Ptolomeo XII, el padre de la famosa Cleopatra VII. Este proyecto ya se ha completado y el templo está abierto a los visitantes.

El santuario fue construido hace unos 2 mil años para la diosa león Repit y su consorte Min, y se convirtió en un convento después de que se prohibieran los cultos paganos en el año 380 d.C. Desde la primavera de 2018, se han estado realizando excavaciones al oeste del templo en otro santuario, y el equipo ha encontrado numerosos ostraca entre los escombros. Las excavaciones continúan.

El director de excavación, Marcus Müller, enfrenta tareas cada vez más desafiantes en el sitio a medida que aumenta la profundidad. En el oeste del área de excavación, ahora están saliendo a la luz edificios de varios pisos con escaleras y bóvedas; el resto del área se ha llenado de escombros a lo largo de los siglos.

El análisis de la ostraca por parte de un equipo internacional, en su mayoría de Francia y Alemania, está coordinado por Sandra Lippert, jefa de investigación del Centre national de la recherche scientifique (CNRS) en París. Los ostraca pictográficos están siendo investigados por Carolina Teotino en la Universidad de Tubinga.

Con información de Europa Press y University of Tübingen

SEGUIR LEYENDO: