Agentes civiles de tránsito en Bogotá serían mucho más costosos que policías: concejal

El cabildante Rolando González aseguró que la contratación de agentes azules causará un serio desfalco al presupuesto distrital

Cómo identificar a un Agente de Tránsito Civil y otros datos sobre sus funciones. Foto: Alcaldía de Bogotá
Cómo identificar a un Agente de Tránsito Civil y otros datos sobre sus funciones. Foto: Alcaldía de Bogotá

Desde el Concejo de Bogotá denuncian que la implementación de los 150 agentes de Tránsito Civiles y Guías de Tránsito, que están trabajando en las calles de la capital desde el pasado 29 de noviembre, ha resultado más costosa y menos eficaz que el uso de agentes de la Policía de Tránsito y Transporte.

El concejal Rolando González, del partido Cambio Radical, presentó una revisión hecha por su equipo sobre los costos y beneficios de los agentes de tránsito civil. Según él, con una cantidad similar de dinero a la invertida por los agentes civiles se podría emplear 850 uniformados de Tránsito y Transporte.

“Nos preocupa que implementar los agentes civiles generará un enorme costo presupuestal a las arcas de los bogotanos. Encontramos que a la fecha los agentes civiles cuestan 11.600 millones de pesos, mientras que el convenio que se le paga a la Policía Nacional por disponer mil policías de tránsito asciende a 13.400 millones”, le dijo González a la emisora Caracol Radio.

Además, el funcionario anotó que los agentes civiles están capacitados para menos funciones que los agentes de Policía, puesto que aún no tienen capacitación para usar comparederas ni tienen certificación en el manejo de alcoholímetros, de modo que no pueden participar en operativos de alcoholemia:

“Evidenciamos que estos agentes civiles, que tienen las mismas funciones que los de la Policía de Tránsito y Transporte, el Distrito solamente los tiene haciendo presencia en las zonas de parqueo en vía en la localidad de Chapinero y apoyando la gestión en vía de los principales corredores viales”, aseguró González.

La diferencia esencial entre los agentes de Tránsito civil y la Policía de Tránsito es el color del uniforme (azul en lugar de verde) y que no cargan armas consigo. La estrategia fue ideada por la Secretaría Distrital de Movilidad, que buscaba dar solución a varios de los problemas de movilidad que aquejan a las vías bogotanas y que se buscan atacar de raíz con la presencia de los agentes civiles.

En el momento de su implementación, la administración de Claudia López descartó el retiro definitivo de los agentes de tránsito convencionales, sino que se verán respaldados por los nuevos funcionarios de uniforme azul.

La proyección del distrito es que se contrate a 1.350 uniformados que trabajarán por la movilidad y el tránsito de la capital. Se espera que logren la sensibilización de, al menos, 75.000 conductores que infringen las normas de tránsito e invaden el espacio público.

Los uniformes de los nuevos funcionarios de la alcaldía, además de ser azules, tienen una placa con el número de identificación en el pecho, nombre y apellido del agente y el grado que tendrán: (comandante, subcomandante, técnico operativo o agente).

Tenga en cuenta que ellos pueden increparlo y llamarle la atención si viola las normas de tránsito y movilidad. Sin embargo, si recibe algún comparendo y usted considera que no es justo, el Distrito dispuso de la línea 195 y la página de la Secretaría de Movilidad en la opción quejas y reclamos para que la ciudadanía exprese su solicitud.

El objetivo de la alcaldesa López es lograr que, en el transcurso de 2022, estos agentes estén en todos los lugares de la ciudad y así mejore el tan caótico sistema vial que hay actualmente. “Los grupos que tiene a cargo regular la movilidad en Bogotá son 3: Los Agentes de Tránsito Civiles conformados por 148 agentes, la Policía de Tránsito con un pie de fuerza de 1.000 unidades y el Grupo Guía con 204 contratistas”, sostuvo la Alcaldía en el comunicado.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR