Un año después, así va la reconstrucción de San Andrés y Providencia tras el paso de Iota

Luego de 365 días del paso del huracán, la tarea de reestablecer la vida de los isleños no ha sido nada fácil, todavía hay gente viviendo en carpas, aún no cuentan con un hospital y hay casas en últimas etapas de reparación

Guardar

Nuevo

Reconstrucción de Providencia y Santa Catalina  tras un año del huracán Iota. Foto: @UNGRD
Reconstrucción de Providencia y Santa Catalina tras un año del huracán Iota. Foto: @UNGRD

El pasado 16 de noviembre de 2020, el paso del huracán Iota, de categoria 5, considerado como un evento sin precedentes en Colombia, afectó el 98% de la infraestructura de las islas de Providencia y Santa Catalina, dejando cientos de personas a la intemperie y con las más mínimas condiciones de supervivencia, lo que con el paso de un año reveló las dificultades para su reconstrucción y la falta de conexión entre el país y las islas.

Tras un año de la catástrofe ambiental, la emisora W Radio visitó la zona y evidenció que en medio de la lucha contra el covid-19, los isleños aún no cuentan con un hospital, tema que llamó la atención frente a las nuevas cepas del Coronavirus, por lo que se esperaba que fuera un tema de prioridad.

Asimismo, el diario El Espectador, evidenció la historia de Kriss Shandira Almeida Howard, habitante de Providencia del sector La Montaña, quien la contó al medio de su preocupación, pues detalló que no está entre las personas a las que les harán entrega de una vivienda debido a que ella no pagaba un servicio.

“Me dicen que no tengo casa porque no pagaba luz. Voy a la alcaldía, a Findeter y nadie me está dando una solución”, aseguró al diario bogotano.

Otro caso que evidenció el medio, fue el de Erminda Baldonado, quien aún vive en lo poco que dejó el huracán de su casa, ubicada en el sector de Loma Cove, junto con su esposo detallaron que tuvieron que suspender la electricidad por la humedad, asimismo, luchan contra los huecos del techo, tapados con plástico y tienen varios baldes para contener las goteras.

Su esposo, quien está enfermo de cáncer, duerme solo en una habitación debido a su condición, por lo que ella tuvo que adecuar lo que era la sala.

“Me han visitado más de cinco veces de la Gobernación, pero nada que empieza la obra. Pusimos una carpa y un parche, pero igual entra el agua, entonces cuando llueve me toca sacarla y después pongo las cosas donde estaban”, contó Erminda a El Espectador.

Por su parte, Transparencia por Colombia presentó resultados preliminares del seguimiento y visita en campo a las obras de reconstrucción del archipiélago, tras un año de devastador huracán reveló que las entidades líderes en la reconstrucción – Unidad Nacional para la Gestión de Riesgos de Desastres (UNGRD), la Gobernación del Archipiélago de San Andrés y la Alcaldía de Providencia – no cuentan con suficiente información en línea sobre el avance de los proyectos, ejecución de recursos públicos, donaciones, ni apoyo de cooperación internacional.

De 50 entidades comprometidas, tan sólo 30 respondieron los derechos de petición radicados, mientras que la UNGRD y la Alcaldía de Providencia no han dado respuesta pasados tres meses de solicitud de información. En consecuencia, de las 369 acciones que contiene el plan de acción de la reconstrucción, solo se tiene información de 215, es decir, tan sólo se conocen avances del 58% de todos los compromisos asumidos”, indicó la organización que lucha contra la corrupción.

De igual manera, señaló que existe la falta de articulación entre los responsables de la reconstrucción (entidades del gobierno nacional, gobierno local y contratistas) con los pobladores, especialmente con los líderes raizales.

Tras dar a conocer las falencias en el proceso de normalización de las islas, Transparencia por Colombia hizo un llamado al Gobierno Nacional para agilizar la reconstrucción del archipiélago en especial las obras que garanticen el acceso a derechos fundamentales, entre estas, el hospital, los colegios y las viviendas.

Un hombre observa las casas destruidas y los escombros que dejó el paso del huracán Iota, en la isla de Providencia, Archipiélago de San Andrés (Colombia). EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo
Un hombre observa las casas destruidas y los escombros que dejó el paso del huracán Iota, en la isla de Providencia, Archipiélago de San Andrés (Colombia). EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo

Al mismo tiempo, al conocerse la lentitud de este proceso, en las últimas horas, la Procuraduría solicitó mayor celeridad en seis puntos:

- El primer punto es el traslado del hospital de campaña de Providencia, que a la fecha continúa en el mismo sitio, por lo que planteó que se debe realizar un cronograma específico de atención y desarrollo.

- En segundo lugar está la reconstrucción del hospital de Providencia, indicaron que no se ha iniciado la obra a pesar de que cuenta con recursos por 50 mil millones de pesos para su ejecución.

- Un tercer punto, es la construcción de la estación de bomberos, actualmente, tiene un avance del 45% y la fecha de entrega está prevista para el próximo 20 de diciembre.

- En el cuarto punto, se solicita agilizar la reconstrucción de la estación de Policía que presenta un mayor retraso, cercano al 22% de la obra.

- Y como quinto punto, está la reconstrucción del Centro Administrativo Municipal sede A que tiene un avance del 15 por ciento, que tiene fijado como fecha de terminación, febrero de 2022.

Finalmente, en el sexto punto, indica que se debe dar la reactivación comercial del Archipiélago, indicando que hay problemas estructurales respecto del modelo de gestión y funcionamiento del muelle de Providencia; demoras en la intervención de infraestructura de unidades productivas.

En el momento, según RCN Radio, aún están viviendo en carpas más de 69 familias, las cuales no están en buenas condiciones pues durante el día el clima es muy fuerte y en la temporada invernal algunos han tenido que luchar contra la inundación.

Este 12 noviembre, el presidente Iván Duque en entrevista con Noticias RCN aseguró que a pesar de presentar retrasos en las obras, debido a la pandemia por covid-19, en marzo del próximo año, se completarían en su totalidad.

“Era la primera vez en nuestro país que pasaba un huracán de categoría 5 con todos los retos logísticos que uno se puede imaginar. Estamos hablando de un lugar que está a más de 700 kilómetros del territorio, no tiene puerto, el calado al canal de acceso es limitado, pero nos pusimos en la tarea de sacar adelante este proceso y lo haremos”, precisó el mandatario.

SEGUIR LEYENDO

Guardar

Nuevo