Indígenas destruyeron fusiles y municiones pertenecientes a las disidencias de las Farc en Cauca

Esta semana, la comunidad denunció que grupos residuales de la extinta guerrilla se llevaron, por la fuerza, a dos jóvenes, para convertirlos en integrantes de sus filas

Guardia Indígena
Guardia Indígena

El pasado domingo 5 de septiembre, en la noche, la guardia indígena de la vereda Vilachí, del resguardo de San Lorenzo, municipio de Caldono, incautó armamento perteneciente a integrantes de la estructura Dagoberto Ramos Ortiz de las Farc. En las últimas horas, ha estado circulando un video en donde se ve como, frente a una multitud, los integrantes de la comunidad rompen armamento, uniformes, radios, y demás elementos de esta red delincuencial que, de la mano de otras, mantiene al territorio bajo la violencia.

Justamente, fue el 6 de septiembre, luego de estas acciones, que se lanzaron mensajes de rechazo en contra del ataque del que fue víctima Alfonso Diaz, consejero del Cric y del Pueblo Nasa. El vehículo en el que solía transportarse fue incinerado a manera de represalia.

Rubén Zúñiga, periodista de Radio Nacional de Colombia y productor de contenidos de RTVC, hizo público un fragmento del video y, en su publicación, explicó la situación. “Así destruyeron las comunidades indígenas del Cauca fusiles, uniformes y radios de comunicación de grupos armados ilegales en Caldono. No los quieren en sus territorios ancestrales”, se lee en su cuenta de Twitter.

Fue el sábado 18 de septiembre cuando, desde el CRIC (Consejo Regional Indígena del Cauca), que se denunció que dos adolescentes, de 14 y 16 años de edad, habían sido reclutados a la fuerza en el resguardo Las Mercedes de Caldono, en Cauca. Los dos menores habrían sido raptados, precisamente, por la disidencia ‘Dagoberto Ramos’ que, al parecer, se los llevó mientras se dirigían al colegio.

“Se ha identificados casos de reclutamiento forzado de menores de edad a través de diferentes estrategias, como sucedió el pasado 15 de septiembre de 2021 cuando se llevaron dos menores de edad en el resguardo de KWETH KINA Las Mercedes, también uno de los casos donde el comunero menor de edad fue asesinado en su intento de retornar al territorio Sa’th Tama Kiwe”, escribió la vocería del Consejo en una misiva publicada en su página web.

“Nosotros tenemos 40 registros de reclutamiento por parte de disidencias de las Farc”, mencionó Edwin Güetio, coordinador de derechos humanos del Consejo Regional Indígena del Cauca ante los micrófonos del informativo Canal Institucional.

En total, en la audiencia pública, fueron destruidos seis fusiles, una pistola, proveedores, munición, prendas de uso privativo de las Fuerzas Militares y elementos de comunicación, como radios. El acto se convirtió en símbolo de rechazo por parte de la comunidad en contra de la violencia perpetrada por estas organizaciones criminales. Todo se desarrolló en el parque central de Caldono, y la comunidad contó con la participación de diferentes delegaciones, y el acompañamiento de organizaciones defensoras de Derechos Humanos.

Los únicos artefactos que quedaron al pendiente por destruir fueron algunos explosivos que, por seguridad, tendrán que ser manipulados por parte de la Fuerza Pública, para su detonación controlada.

En medio de las denuncias hechas por el CRIC, en un comunicado entregado a la prensa y la opinión pública, la vocería de la comunidad argumentó que existe un abandono por parte del Estado, por lo que, directamente, la culpabilidad de situaciones de gravedad, relacionadas a lo que ya se ha venido reportando, es de la administración de turno.

“Responsabilizamos al Gobierno Nacional en cabeza del Presidente de la República de Colombia Iván Duque Márquez; al Ministerio del Interior; Dirección de Asuntos Indígenas ROM y Minorías; Ministerio de Defensa; Policía Nacional; Gobernación del Departamento del Cauca, porque han hecho caso omiso a las solicitudes de reconocimiento y fortalecimiento de los mecanismos de protección colectiva de las comunidades para la salva guarda del territorio, la vida y la paz. De igual manera a los grupos armados legales e ilegales y grupos de narcotráfico que atenten en contra de la vida de comuneros, guardia indígena, autoridades tradicionales y procesos colectivos del territorio”, dice la misiva.


Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR