Rechazo a la reforma tributaria de Duque por parte de gremios y sindicatos

Desde la Central Unitaria de Trabajadores, Fenalco y la Sociedad de Agricultores de Colombia rechazaron el texto que radicó este jueves el Ministerio de Hacienda ante el Congreso.

Con la reforma tributaria ya radicada ante el Congreso, el papel de aprobar o no las propuestas y también de modificarlas le corresponderá a los congresistas. El texto, que se conoció en su totalidad este jueves, generó controversia por varios puntos que giran en torno a más tributación por parte de personas naturales.

Varios gremios y sindicatos se mostraron en desacuerdo con la reforma e hicieron un llamado al legislativo para que analice bien las propuestas y de ser necesario, las rechace. Así lo dijo Jorge Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia en conversación con W Radio.

“Ojalá el Gobierno reflexione o que el Congreso actúe. No entiendo la necedad del Gobierno de encarecer la canasta de colombianos”, señaló. Así mismo, insistió en que encarecer el costo de producir los alimentos, “es indolente con cientos de miles de productores del campo que le han cumplido a Colombia en medio de la pandemia y vulnera la alimentación de millones de colombianos”.

Para Bedoya, la reforma tributaria no tiene por qué tocar la canasta básica con “una inflación del 1.6 %”, en parte, “gracias al componente de los alimentos”.

Por su parte, la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) advirtió que la reforma tributaria reduciría fuertemente el ingreso disponible de las familias y afectaría el consumo. Su presidente, Jaime Alberto Cabal Sanclemente, manifestó la preocupación, no solo por algunas medidas contempladas en el documento, sino por el momento crisis económica que vive el país por la pandemia.

“Entendemos que el Gobierno necesita recursos para lograr equilibrio fiscal y financiar los proyectos sociales, pero en principio nos preocupa la magnitud del proyecto presentado y las implicaciones que tendrá para la clase trabajadora y las familias colombianas. Esperábamos esfuerzos más contundentes en la austeridad del gasto y en la reducción del tamaño del Estado”, señaló Cabal.

“El proyecto de 163 artículos y de tanta complejidad tiene tanto de ancho como de largo. Es fuerte, ambicioso y hay que digerirlo cuidadosamente para poder expresar una opinión más detallada y seguramente propositiva, para lo cual es fundamental que el Gobierno les abra un espacio a los gremios en la discusión”, señaló el presidente de Fenalco.

Dentro de este grupo de críticos también entró la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y su presidente Francisco Maltes, señaló que este proyecto representa un atentado contra el bolsillo de los colombianos. “Es increíble que el gobierno deposite todo el peso de la Reforma Tributaria en los hombros de los colombianos, en aquellos ciudadanos de a pie”, indicó.

Igualmente señaló que, “la trampa está en que algunos bienes que estaban exentos, lo que significa que el Gobierno les devuelve el IVA a los empresarios, van a pasar a ser excluidos, eso quiere decir que no se les devuelve el IVA y tienen este impuesto pleno”

Según Maltes, con esta reforma del Gobierno de Iván Duque, los empresarios trasladarán la carga a los precios para los consumidores.

“De esta manera los precios de la leche, el queso, los huevos la carne bovina, cerdo y pollo van a subir lo mismo que la papa y el arroz junto con los servicios públicos. Van a subir porque no se les devolverá el IVA, al igual que los medicamentos, allí está la trampa del Gobierno en tener el impuesto sobre el consumo de estos bienes que son muy solicitados por los colombianos”, detalló el presidente de la CUT.

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, ya radicó ante el Congreso de la República la reforma con la cual busca recaudar más de $23 billones y asegura que es necesaria para sostener los programas sociales que nacieron por la pandemia del covid-19.

SEGUIR LEYENDO: