Decretan Alerta Naranja Hospitalaria en Bolívar por alta ocupación de UCI

La decisión fue tomada después de que las UCI en ese departamento superaran el 70 por ciento de ocupación.

Personal médico toma muestras de covid en la localidad de Ciudad Bolívar, el 18 de enero de 2021, en Bogotá. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda
Personal médico toma muestras de covid en la localidad de Ciudad Bolívar, el 18 de enero de 2021, en Bogotá. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

El inminente tercer pico pandemico que se espera que afronte Colombia en un par de días ya está generando caos. Al finalizar este martes 6 de abril, la Gobernación de Bolívar declaró Alerta Naranja Hospitalaria en todo departamento porque un poco más del 70 por ciento de las camas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) están ocupadas en ese territorio.

“Nos estamos preparando para atender el tercer pico de contagio, por eso en la Sala Situacional de Salud, las autoridades determinamos hacer la declaratoria de la Alerta Naranja Hospitalaria”, aseguró Vicente Blel Scaff, gobernador de Bolívar, ante los medios de comunicación.

La alerta aplica para toda la red pública y privada prestadora de servicios de salud en los 46 municipios del departamento, incluyendo su capital, Cartagena de Indias.

El estado declarado en Bolívar incluye la adopción de estrategias de monitoreo epidemiológico más estrictas que permitan dar respuestas oportunas a la población. Según el secretario de Salud departamental, Álvaro González, se coordinará con las autoridades de cada municipio la aplicación de la estrategia Pruebas, Rastreos y Alistamiento Selectivo Sostenible (PRASS).

Este proceso deberá ser apoyado por las Entidades Promotoras de Salud (EPS) y las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS), que deben garantizar la toma de muestras de PCR y la adopción de otras medidas que ayuden a contener la situación.

“Las EPS y las IPS deben garantizar la toma de muestras de PCR para diagnósticos de Covid-19. Se suspendieron todos los procedimientos quirúrgicos no urgentes, independiente de su complejidad, así como los procedimientos electivos no quirúrgicos que requieran sedación”, dijo González.

Así mismo, se decidió activar el Plan Hospitalaria de Emergencia (PHE), que cada secretaría de Salud municipal de Bolívar deberá actualizar ante el Centro de Regulador de Urgencias, Emergencias y Desastres (CRUE) en un plazo no mayor a 72 horas. Además, a través de este mismo sistema, el departamento asumirá el control de la oferta y disponibilidad de las UCI y Cuidados Intermedios del territorio.

A las acciones que serán ejecutadas por las autoridades bolivarenses, se suman las reglas que deberán seguir los ciudadanos en su cotidianidad para poder contener el tercer pico pandémico. Entre ellas se encuentran el uso correcto del tapabocas (que cubra nariz y boca), la desinfección de manos, no solo con alcohol sino también con el lavado de manos, y mantener la distancia física.

“La prioridad es salvar vidas y es por ello que también instamos a todos los bolivarenses a reforzar las medidas de bioseguridad que son las más importantes para continuar cuidándonos a todos”, escribió la Gobernación de Bolívar en sus redes sociales.

Además, según lo expresado por González, se espera que la Gobernación imparta nuevas normas en las próximas horas.

“Hemos venido planteando, a través de esta declaratoria de alerta naranja, una serie de medidas que nos permita contener y mitigar la expansión del virus en el departamento”, añadió el secretario.

Estas medidas contemplarían extender los toques de queda, el pico y cédula y limitar el consumo de bebidas alcohólicas. Además, si la ocupación de UCI sigue en aumento, esto podría ocasionar el cierre de espacios turísticos que generalmente son muy concurridos.

Además, se determinó que el departamento, que había ofrecido ayuda a otras ciudades principales del país para atender a pacientes con covid, no podrá seguir apoyando esta tarea. De hecho, Cartagena adoptó esta decisión desde el 2 de abril para evitar el colapso de la ya congestionada red de hospitales locales.

Por medio de un pronunciamiento oficial, la directora del Departamento Administrativo Distrital de Salud de Cartagena, Johana Bueno, manifestó su preocupación al ver que la ciudad ya tiene una ocupación de UCI cerca a los márgenes del 70 y el 80 por ciento, hecho que sustenta la decisión de la ciudad amurallada.

“Esta situación nos ha llevado a tomar la decisión, por el momento, de no aceptar más pacientes, para evitar que nuestro sistema de salud colapse y poder brindarle a los cartageneros las garantías de tener posibilidades de acceder a una UCI”, comentó la directora el viernes de la semana pasada.

SEGUIR LEYENDO:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS