De sueño americano a pesadilla mortal: hallan muerta a colombiana desaparecida en Estados Unidos

El cuerpo de Mary Gómez Mullet fue encontrado en el patio de la casa de Roberto Colón, el hombre con el que Mary se había casado hace un año.

Se desapareció el 18 de febrero y apareció 15 días después, muerta y enterrada en el patio de la casa de su esposo/ Twitter
Se desapareció el 18 de febrero y apareció 15 días después, muerta y enterrada en el patio de la casa de su esposo/ Twitter

Desde el pasado 18 de febrero, los familiares de la colombiana María Estella Gómez, conocida cariñosamente como Mary, quien residía en el estado de Florida en Estados Unidos, no tenían conocimiento alguno del paradero de la mujer, por lo que decidieron avisar a las autoridades del país norteamericano, quienes iniciaron una intensa labor de búsqueda para hallarla y determinar cuál era el motivo de la desaparición de la connacional.

Sin embargo, este sábado 6 de marzo en las horas de la tarde, la Policía de Boynton Beach -Florida, informó que halló sin vida a la colombiana, a través de un comunicado donde lamentaron el hecho.

“Nuestras más sinceras condolencias están con la familia y los seres queridos de Mary”, dijo el jefe de policía Michael G. Gregory en un comunicado. “Seguimos dedicados a esta investigación en curso y a llevar justicia a su familia”.

Lo que se sabe de Mary es que era bacterióloga y tenía 45 años. Había nacido en Corozal, Sucre. Tenía dos hijos y hace un par de años se había mudado a los Estados Unidos.

La mujer fue encontrada sin vida en una residencia que es propiedad de Roberto Colón, un hombre de 66 años con quien la colombiana se había casado para hacer los trámites correspondientes y poder formalizar su estado migratorio, según confirmaron algunos familiares a las autoridades.

La historia con él comenzó cuando Colón la contrató como cuidadora de su mamá en la ciudad de Hialeah, pues, según él, sufre de demencia y los dos hicieron un arreglo que incluía que se casarían para que él le diera la ciudadanía americana a Mary a cambio de que ella prestara todos sus servicios para el cuidado de la mujer de la tercera edad.

Sin embargo, la colombiana tuvo que dejar el trabajo porque el sujeto la acusó de haberle robado a su mamá y por eso le había dicho el pasado 18 de febrero, en su casa de Boyton Beach, que no podía seguir trabajando para ellos.

En el proceso de búsqueda, el 23 de febrero los detectives fueron informados de que unas horas después de la última vez que un conocido tuvo noticias de María Stella, el 18 de febrero, oficiales de la policía de Boyton Beach respondieron a una llamada de una persona preocupada porque había encontrado una cartera ensangrentada. Adentro, los detectives encontraron un rosario con un crucifijo que pertenecía a la víctima.

Por este motivo, las autoridades interrogaron a Colón, quien fue el último en verla con vida y reconoció que había discutido con María y se había golpeado contra un muro. Pero que él había salido a una cita médica y cuando regresó la mujer ya no estaba, aunque su carro sí.

Incluso, el fin de semana pasado en América Noticias el hombre señaló que “Ella le robó mucho dinero a una anciana y abusó de ella. Yo estoy lo más de bien aquí con mi perro en mi casa. Yo no necesito ese problema. Además, ya hablé con las autoridades tres veces”.

Pese a las declaraciones del sujeto, los oficiales del caso encontraron que todo el historial de su celular había sido borrado y que en el garaje de la casa del hombre había sangre que, según el sospechoso, pertenecía a su perro.

Finalmente, la búsqueda terminó cuando el cuerpo de María Estella Gómez fue encontrado en el patio de esa misma casa, y por esto, la Policía de Florida anunció que el sujeto fue acusado formalmente de homicidio premeditado en primer grado. Asimismo, indicó que actualmente está disposición de las autoridades competentes.


SEGUIR LEYENDO



MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS