Denuncian un campamento de “influencers” por no cumplir protocolos en Santa Marta

Por medio de la red social Twitter, ciudadanos han expresado su indignación y descontento ante un evento de tal magnitud, en medio de una segunda oleada de covid-19 que afecta a todo el país.

Los habitantes de Santa Marta rechazaron la realización de un campamento de influencers, que según varios vecinos de la zona donde se lleva a cabo el evento, fue instalado desde hace varios días y sus asistentes han violado todos los protocolos de bioseguridad.

“Hemos visto cómo los participantes de ese evento participan en las actividades de formación, entretenimiento y concursos, sin tapabocas, ni distanciamiento social, como lo exigen las autoridades en toda la ciudad”, dijo uno de los habitantes a RCN Radio.

Este encuentro habría sido iniciativa de una agencia llamada ‘Manared’, que realizó la convocatoria a través de redes sociales bajo el nombre ‘Campamento 4.0′, y que se desarrolla desde el pasado 25 de enero y finalizará el 31 del mismo mes.

Los hechos se conocieron tras el escándalo que produjo la expulsión de una de las participantes por una pelea que se presentó en medio de uno de los concursos. Sin embargo, en las redes sociales de la organización, la implicada grabó un video donde pide disculpas y lamenta lo sucedido.

A través de estos videos en redes sociales, se ha podido confirmar el poco distanciamiento con el que actualmente están conviviendo más de 40 personas, entre personal de cámaras, cocineros, influencers e instructores.

Tras la polémica que ha generado este suceso, los organizadores del evento, en diálogo con RCN Radio, aseguraron que los participantes tienen pruebas vigentes de covid-19, pues fue el principal requisito para participar en la actividad.

“Los participantes tienen pruebas covid-19 con resultado negativo, el cual les exigimos tener quince días antes del evento. Además, tenemos constancia de los resultados de las 48 horas antes del evento y no es cierto que no hayan protocolos de bioseguridad”, explicó Leonella Mafioll, jefe de prensa del evento.

Asimismo, manifestó que el lugar donde se está realizando el encuentro cuenta, normalmente, con una capacidad de 120 personas, pero a pesar de esto, el total, entre los participantes y el staff, es de 50.

Sin embargo, por medio de la red social Twitter, ciudadanos han expresado su indignación y descontento ante un evento de tal magnitud, en medio de una segunda oleada de covid-19 que afecta a todo el país.

“Ese poco de influencers que andan de Pool party y campamento, ¿No les da covid? Uno sale a la tienda y ya esta”, dijo uno de los usuarios de la red social.

“Ser “influencer” en la costa es tan simple, primero: armas una cabañita a la cual le vas a llamar “campamento”. Segundo: invitas a tus amigos y tus amigas. Tercero: inventas historias falsas que supuestamente ocurrieron en esa cabaña y cuarto: lo subes en redes sociales. FACIL”, manifestó otro ciudadano.

Las autoridades por su parte investigan el sitio donde se desarrolla el campamento, ya que no cuentan con permisos de la administración, para hacer una inspección y determinar si se cumple o no con los protocolos de bioseguridad.

Le podría interesar