Crecen los casos de gripe aviar en vacas: ¿podría mutar y producir epidemia en humanos?

Una nueva variante del virus avanzó en el ganado de EEUU y se encontraron fragmentos virales en la leche. Qué informaron a Infobae los CDC, la OPS y expertos en gripe aviar sobre los riesgos para la población

Guardar

Nuevo

El virus de la gripe aviar se detectó en vacas lecheras de 33 rebaños en los Estados Unidos. También la FDA informó que el 20% de las muestras de leche analizadas del mercado minorista contenían “fragmentos virales”/ 
  REUTERS/Jim Vondruska
El virus de la gripe aviar se detectó en vacas lecheras de 33 rebaños en los Estados Unidos. También la FDA informó que el 20% de las muestras de leche analizadas del mercado minorista contenían “fragmentos virales”/ REUTERS/Jim Vondruska

La gripe aviar está cada vez más extendida o -también podría decirse- más cerca. Desde 2020 hasta ahora una nueva variante del virus ha logrado circular desde las aves a más de 40 especies de mamíferos y ya hubo 13 casos de personas con el diagnóstico confirmado en el mundo.

Las últimas noticias preocuparon incluso más a los organismos internacionales relacionados con la salud humana y animal y la alimentación.

En los Estados Unidos se detectó el virus de la gripe aviar en vacas lecheras de 33 rebaños en 8 estados. Además, el 20% de las muestras de leche analizadas del mercado minorista contenían “fragmentos virales”, según informó la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

Los científicos Sergio Lambertucci, Pablo Plaza y colegas publicaron un estudio con el registro de países que habían casos de gripe aviar en aves y mamíferos entre 2003 y 2019, antes de la aparición de la nueva variante/Emerging Infectious Diseases, 30(3), 444-452/
Los científicos Sergio Lambertucci, Pablo Plaza y colegas publicaron un estudio con el registro de países que habían casos de gripe aviar en aves y mamíferos entre 2003 y 2019, antes de la aparición de la nueva variante/Emerging Infectious Diseases, 30(3), 444-452/

Los hallazgos recientes de gripe aviar en los Estados Unidos llevaron a que tres agencias de las Naciones Unidas emitieran un comunicado conjunto sobre la gripe aviar.

Son la Organización Mundial de la Salud, la Organización Mundial de Sanidad Animal y la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que advirtieron el viernes pasado que es probable que se haya producido “una transmisión lateral entre el ganado” en los Estados Unidos, y señalaron cuál es el nivel de riesgo para los humanos hoy.

Así era la distribución de los casos de gripe aviar en el mundo en aves y mamíferos tras la aparición de una nueva variante del virus en 2020, según el estudio de Lambertucci, Plaza y colaboradores/Emerging Infectious Diseases, 30(3), 444-452/
Así era la distribución de los casos de gripe aviar en el mundo en aves y mamíferos tras la aparición de una nueva variante del virus en 2020, según el estudio de Lambertucci, Plaza y colaboradores/Emerging Infectious Diseases, 30(3), 444-452/

Los síntomas de la gripe en las personas pueden ir desde fiebre y tos hasta neumonía grave, dificultad para respirar, shock e incluso la muerte. Las agencias de Naciones Unidas expresaron que el riesgo general de contraer la gripe aviar para la población general es “bajo”.

En cambio, para aquellos con exposición a aves o animales infectados o ambientes contaminados, el riesgo se considera “bajo a moderado”. Esa evaluación del nivel de riesgo “puede cambiar a medida que aprendamos más”, aclararon, y recomendaron encarecidamente que las personas consuman leche pasteurizada y no cruda.

La gripe aviar ha sido una infección viral que afectaba más a las aves de corral y a las aves silvestres. La nueva variante que se detectó en 2020 circuló entre aves y alcanzó a más de 40 especies de mamíferos / Getty Images)
La gripe aviar ha sido una infección viral que afectaba más a las aves de corral y a las aves silvestres. La nueva variante que se detectó en 2020 circuló entre aves y alcanzó a más de 40 especies de mamíferos / Getty Images)

En los Estados Unidos hasta el momento hubo dos casos recientes de gripe aviar en humanos. El primero fue un trabajador avícola en 2022, y el segundo se reportó en marzo pasado cuando una persona que trabajaba con vacas lecheras en Texas manifestó conjuntivitis como síntoma.

En diálogo con Infobae, la portavoz de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en los Estados Unidos, Belsie González, informó que después del caso de un hombre en el estado de Texas , “hasta ahora, no hemos identificado ninguna tendencia inusual a nivel nacional, estatal o local” en los laboratorios clínicos que hacen análisis de muestras de personas. Tampoco se ha identificado “algún dato fuera de lo común en los servicios de urgencias relacionados con la gripe”.

Además de hacer vigilancia epidemiológica, “los CDC continúan trabajando en el laboratorio para caracterizar mejor el virus del caso humano en Texas. La semana pasada, se completaron las pruebas de susceptibilidad para los medicamentos antivirales que se utilizan para la gripe estacional”, comentó González.

Qué se sabe sobre el virus de la gripe aviar hoy

La nueva variante, llamada clado H5N1 2.3.4.4b, fue detectada en 13 personas hasta el momento que desarrollaron la gripe aviar/

Crédito: Matthias Kulka
La nueva variante, llamada clado H5N1 2.3.4.4b, fue detectada en 13 personas hasta el momento que desarrollaron la gripe aviar/ Crédito: Matthias Kulka

El virus de la gripe aviar A H5N1 se describió primero en 1996 en aves acuáticas domésticas en el sur de China. En 2020 se encontró una nueva variante del virus, llamada clado H5N1 2.3.4.4b, en aves que logró propagarse como nunca antes en el mundo. Ya afectó a más de 40 especies de mamíferos, como los lobos marinos de las costas de Perú, Chile, Uruguay y Argentina entre 2022 y 2023. En 2024 se confirmó la presencia del virus en aves y animales en la Antártida.

Esa expansión global produjo una “pandemia” en los animales, aunque técnicamente se llama “panzootia”. Pero, según la OMS, se han notificado 13 casos confirmados de personas con la variante del clado H5N1 2.3.4.4b desde 2021 hasta ahora. Esas personas residían en China, Ecuador, Chile, España, Reino Unido, y Estados Unidos, y habían tenido antes contacto directo o indirecto con aves o ganado infectados.

El doctor Richard Webby, director del Centro Colaborador de la OMS para Estudios sobre la Ecología de la Gripe e investigador del St. Jude Children’s Research Hospital, en EE.UU. comentó a Infobae con respecto a la posibilidad de que haya más casos de personas con gripe aviar:

“No sería ninguna sorpresa ver más casos confirmados. Hay muchos virus en algunas de las granjas y en la leche de vaca infectada. Las posibilidades de que la leche infectada llegue a los ojos de los trabajadores parecen altas”, afirmó.

En América del Sur, la gripe aviar empezó a detectarse en aves en 2022. Luego se propagó a lobos marinos (Foto AP/Juan Macri)
En América del Sur, la gripe aviar empezó a detectarse en aves en 2022. Luego se propagó a lobos marinos (Foto AP/Juan Macri)

El gran temor es que el riesgo de que el virus de la gripe aviar evolucione, se modifique y tenga la capacidad para transmitirse también entre los seres humanos, es decir, tiene un potencial pandémico. ¿Podría mutar el virus y transmitirse entre humanos?, preguntó Infobae al doctor Webby.

“Siempre existe una posibilidad. Pero a partir de las secuencias que se han generado a partir de virus hasta ahora no parece que haya habido ningún cambio en el virus aún. Todos estamos observando de cerca. Pero sigue siendo en gran medida un virus de aves”, contestó el experto.

Por su parte, Ed Hutchinson, profesor titular del Centro de Investigación sobre Virus de la Universidad de Glasgow, en Escocia, Reino Unido, comentó a Infobae: “Ya estábamos preocupados por el riesgo que el virus podía implicar para los humanos, y su aparición en el ganado es un nuevo riesgo inesperado. Es un riesgo, no una certeza”.

Hutchinson reconoció: “Es difícil predecir lo que hará el virus de la gripe aviar”. Puso ejemplos del pasado. Los virus de la gripe habían pasado casi un siglo circulando en cerdos antes de cruzar con éxito a los humanos y provocar la pandemia de 2009. Mientras que otros virus de la gripe han saltado directamente a los humanos desde las aves en el pasado.

“Sin embargo, la circulación de la gripe aviar en el ganado es algo nuevo de lo que preocuparse, y no es una buena noticia. Parece como si hubiéramos estado muy centrados en tratar de impedir que el virus derribara la puerta principal de nuestra casa, y nos diéramos cuenta de que también está sacudiendo la ventana trasera”, comparó el científico.

Existe el riesgo de que la variante el clado H5N1 2.3.4.4b de la gripe aviar mute y tenga capacidad para transmitirse entre humanos, aunque los científicos aún lo consideran de baja probabilidad/   REUTERS/Amanda Perobelli/File Photo
Existe el riesgo de que la variante el clado H5N1 2.3.4.4b de la gripe aviar mute y tenga capacidad para transmitirse entre humanos, aunque los científicos aún lo consideran de baja probabilidad/ REUTERS/Amanda Perobelli/File Photo

Para Hutchinson, “es realmente muy difícil que un virus mute de la forma adecuada para crecer bien en una nueva especie huésped. Sin embargo, los virus de la gripe son inusualmente buenos en lograrlo por dos razones”.

La primera razón es que los virus de la gripe mutan muy rápidamente, lo que les permite “probar” muchas formas nuevas de hacer las cosas. “La segunda razón es que son capaces de reproducirse entre sí. Entonces si un virus humano y un virus aviar entran en la misma célula al mismo tiempo, pueden producir virus híbridos adaptados principalmente a los humanos, pero toman las partes del virus que nuestro sistema inmunitario reconoce de un virus aviar que nunca antes habíamos visto”, dijo.

Existe un riesgo especial de que esa recombinación suceda en animales como los cerdos, que pueden infectarse tanto por virus humanos como aviares. El ganado vacuno (todavía) no suele contraer la gripe humana, así que al menos el riesgo de que esto ocurra en las vacas es un poco menor. Por otra parte, ya conocemos al menos un caso de infección de un trabajador agrícola, y la mezcla de virus podría darse también en las personas”, advirtió el doctor Hutchinson.

En Texas, Estados Unidos, se diagnosticó a un hombre con gripe aviar. Había estado en contacto con ganado
REUTERS/Jim Vondruska
En Texas, Estados Unidos, se diagnosticó a un hombre con gripe aviar. Había estado en contacto con ganado REUTERS/Jim Vondruska

También fuentes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) consultadas por Infobae comentaron: “Aunque hasta el momento no ha ocurrido, la co-circulación de virus de gripe aviar, como el H5, junto con los virus estacionales comunes en humanos, como el H1N1 o el H3N2, especialmente en entornos donde ciertos animales, como los cerdos, pueden infectarse con ambos, aumenta la posibilidad de un intercambio genético. Esto podría dar lugar a la aparición de un nuevo virus mejor adaptado para la transmisión humana. Por ello, es fundamental fortalecer los sistemas de vigilancia y detección temprana de nuevos virus o de alteraciones en su composición genética”.

En América del Sur, los brotes de gripe aviar empezaron a registrarse en 2022 por primera vez. En países como la Argentina afectó a miles de aves silvestres y de corral, entre febrero y agosto del año pasado. A partir de agosto se empezaron a detectar brotes en mamíferos como los lobos y leones marinos de la costa atlántica.

Con respecto a casos de gripe aviar en ganado vacuno, “por el momento no se han reportado notificaciones y/o casos por la vigilancia pasiva en la Argentina”, dijo a Infobae Vicente Rea Pidcova, veterinario del Programa Nacional de Sanidad Aviar de Senasa.

“Se está recopilando información para elaborar los procedimientos para la detección de gripe aviar en bovinos y en leche, y elaborar los manuales de control y contención de la enfermedad en caso de que se notifique alguna sospecha”, detalló el veterinario.

Qué se debe hacer hoy para prevenir la gripe aviar

Recomiendan solo consumir productos lácteos que hayan pasado por el proceso de pasteurización (Getty Images)
Recomiendan solo consumir productos lácteos que hayan pasado por el proceso de pasteurización (Getty Images)

Tras la detección del virus de la gripe aviar en el ganado y leche en los Estados Unidos, hay más medidas de prevención para tener en cuenta. Barbara Kowalcyk, profesora y directora del Instituto de Política Alimentaria, de la Escuela de Salud Pública del Instituto Milken, explicó: “La pasteurización mata el virus, por lo que la gente debe estar tranquila al comprar y consumir leche pasteurizada”.

En cambio -alertó la experta en diálogo con Infobae- la leche cruda y los quesos elaborados con leche cruda (es decir, sin pasteurizar) tienen un mayor riesgo de estar contaminados con bacterias y virus que la mayoría de los demás alimentos. Por lo que conviene evitarlos, sobre todo si se pertenece a uno de los grupos vulnerables (como niños, mujeres embarazadas, personas mayores, personas con el sistema inmunitario comprometido). También se aconseja manipular adecuadamente las carnes crudas y cocinarlas hasta alcanzar una temperatura interna segura.

Ante el estado actual de la gripe aviar, las agencias de Naciones Unidas dieron estas recomendaciones:

Las agencias sanitarias de Naciones Unidos recomendaron que se tengan en cuenta las medidas de bioseguridad en establecimientos con ganado y aves  / Dimas Ardian/Getty Images)
Las agencias sanitarias de Naciones Unidos recomendaron que se tengan en cuenta las medidas de bioseguridad en establecimientos con ganado y aves / Dimas Ardian/Getty Images)
  • Los países deben mantener la vigilancia en las aves e investigar los casos en especies no aviares, incluido el ganado, notificar los casos en todas las especies animales a la Organización Mundial de Sanidad Animal y prevenir la propagación en los animales mediante estrictas medidas de bioseguridad y proteger a las personas en contacto con animales sospechosos/infectados.
  • Se recomienda que las autoridades nacionales evalúen plenamente el riesgo entre las personas ocupacionalmente expuestas con métodos serológicos y detección activa de casos. También deben trabajar con las agencias nacionales para comprender la exposición y el riesgo de la leche y los productos lácteos.
  • También se debe alertar a los médicos sobre una posible infección zoonótica en pacientes con antecedentes de exposición a aves o animales en zonas donde se sabe que los virus de la gripe aviar circulan en animales.

Infografía Marcelo Regalado

Guardar

Nuevo