La gripe aviar ya afectó a más de 40 especies de mamíferos y avanza en la Antártida: qué sugieren los científicos para combatirla

La infección se presentaba principalmente en aves pero en los Estados Unidos se registraron brotes en el ganado y se notificó un segundo caso en humanos. Cuál es el riesgo

Guardar

Nuevo

Hay brotes de gripe aviar en ganado vacuno en los Estados Unidos. Como medida de prevención, hay productores que están poniendo en aislamiento a sus animales (REUTERS/Jim Vondruska)
Hay brotes de gripe aviar en ganado vacuno en los Estados Unidos. Como medida de prevención, hay productores que están poniendo en aislamiento a sus animales (REUTERS/Jim Vondruska)

La gripe aviar es una infección viral que afectaba principalmente a las aves de corral o a las aves silvestres. Pero desde el año 2020 apareció una nueva variante del virus que cambió todo. Técnicamente se llama “clado H5N1 2.3.4.4b”. Ya afectó a más de 40 especies de mamíferos, y se está expandiendo a más regiones geográficas del mundo, incluyendo la Antártida.

En los Estados Unidos se han detectado brotes de la gripe aviar en el ganado vacuno en 8 estados, y un trabajador de una granja lechera de Texas contrajo la enfermedad. En los humanos, los síntomas de la gripe aviar pueden ser leves parecidos a los de la gripe común o también puede dar lugar a una inflamación ocular y un cuadro respiratorio grave.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) informaron que le detectaron el virus H5N1 y que se estaba recuperando con síntomas leves. El primer caso humano en ese país se había registrado en 2022. Era un hombre de Colorado que había estado expuesto directamente a las aves de corral.

La influenza aviar, también conocida como gripe aviar, es una enfermedad infecciosa que principalmente afecta a las aves (Getty Images)
La influenza aviar, también conocida como gripe aviar, es una enfermedad infecciosa que principalmente afecta a las aves (Getty Images)

En una reunión reciente, científicos del Departamento de Agricultura de EE.UU. afirmaron que el virus no se presenta como una enfermedad respiratoria en el ganado. Eso significa que los animales no parecen excretar grandes cantidades de virus por la nariz o la boca.

“Quiero subrayar lo inusual que es esto”, dijo a la radio NPR Thijs Kuiken, profesor de patología comparada e investigador en gripe aviar del Centro Médico Erasmus en los Países Bajos. “En otras especies de mamíferos con virus de la gripe, se trata principalmente de una enfermedad respiratoria, lo que no parece ser el caso de este ganado”.

En tanto, días atrás, un grupo de científicos presentó un estudio que reveló la presencia del virus H5N1 de la gripe aviar en al menos una pequeña fracción de las aves de Nueva York. La gente suele asociar las enfermedades zoonóticas con los entornos rurales, las granjas o los espacios naturales, comentó Florian Krammer, experto en gripe de la Facultad de Medicina Icahn del Monte Sinaí de Nueva York que dirigió el estudio. Pero la ciudad de Nueva York tiene muchos espacios verdes y masas de agua que utilizan las aves migratorias y locales.

En diálogo con Infobae, el doctor Sergio Lambertucci, investigador del Instituto de Investigaciones en Biodiversidad y Medioambiente (INIBIOMA) del Conicet y la Universidad Nacional del Comahue de la Argentina, explicó: “La infección de la gripe aviar está afectando a más mamíferos a medida que pasa el tiempo. La presencia del virus en el ganado vacuno en los Estados Unidos es preocupante porque son animales que están más en contacto con las personas”.

El año pasado hubo brotes de gripe aviar en diferentes países de América del Sur. En Brasil los delfines también fueron afectados (REUTERS Diego Vara)
El año pasado hubo brotes de gripe aviar en diferentes países de América del Sur. En Brasil los delfines también fueron afectados (REUTERS Diego Vara)

En la actualidad, hoy se considera que la situación de la gripe aviar es una “panzootia” porque se trata de una enfermedad infecciosa grave que se extiende por grandes zonas del mundo y afecta a una o varias especies de animales en muchos países.

“Todavía la panzootia no conquistó todo el planeta, pero va en ese sentido. Sí llegó a la Antártida afectando a varias especies ya”, señaló.

Lambertucci junto con Pablo Plaza, del INIBIOMA, Víctor Gamarra-Toledo, de la Universidad Nacional de San Agustín, en Arequipa, Perú, y Juan Rodríguez Euguí, del Ministerio de Salud de Tierra del Fuego, Argentina, publicaron un artículo sobre los cambios recientes en los patrones de infección de mamíferos por el virus de la gripe aviar en todo el mundo. La investigación fue publicada en la edición de marzo de la revista de los CDC de Estados Unidos.

Por qué avanza el virus de la gripe aviar

Los lobos marinos que habitan la costa de Argentina adquirieron la gripe aviar por primera vez el año pasado. Muchos murieron (Foto AP/Juan Macri)
Los lobos marinos que habitan la costa de Argentina adquirieron la gripe aviar por primera vez el año pasado. Muchos murieron (Foto AP/Juan Macri)

“La panzootia actual está en curso, y el número de especies que se infectan de forma natural está aumentando”, escribieron. Se han notificado 40 nuevas especies de mamíferos infectadas por este patógeno durante la panzootia actual -aclararon los científicos en el trabajo publicado en la revista Emerging Infectious Diseases de los CDC - “por lo que el efecto sobre las especies de mamíferos puede seguir empeorando con el tiempo”.

El virus está llegando a más zonas y especies de mamíferos que viven en estos lugares, es decir, hay una elevada circulación ambiental de este patógeno. “Sin embargo, la dinámica del virus también puede estar cambiando, en cuyo caso probablemente esté aumentando su infectividad en especies poco comunes como los mamíferos”, señalaron.

Aún se desconoce exactamente cómo los mamíferos adquieren la infección por la gripe aviar. Según los investigadores, la mayor parte de la información científica disponible durante el evento H5N1 anterior y el actual sugiere que la fuente de infección más plausible es el contacto cercano con aves infectadas, incluida su ingestión, que puede producirse a través de la depredación de animales individuales enfermos o el carroñeo de cadáveres.

Aún no se sabe bien si los mamíferos se contagian el virus por tener contacto con aves infectadas o si puede haber transmisión entre mamíferos (REUTERS/Sebastian Castaneda)
Aún no se sabe bien si los mamíferos se contagian el virus por tener contacto con aves infectadas o si puede haber transmisión entre mamíferos (REUTERS/Sebastian Castaneda)

Por ejemplo, en el año 2004, un total de 147 tigres y 2 leopardos alojados en zoológicos de Tailandia se infectaron y murieron tras consumir cadáveres de pollos infectados. En China, esta fuente de infección también se asoció a la muerte de un tigre en 2013 y de un león en 2016.

“En la panzootia actual, el primer caso de infección por H5N1 en visones en España se produjo probablemente por contacto con aves infectadas (quizás gaviotas). La ingestión de cadáveres de aves infectadas fue probablemente la vía de infección de zorros rojos en los Países Bajos, Finlandia y Japón durante 2020-2022, leones marinos americanos en Perú en 2023, diversos mesocarnívoros en Canadá durante 2021-2022, y nutrias (Lutra lutra) y un lince (Lynx lynx) en Finlandia en 2021-2022.

Pero también advirtieron un riesgo. “Preocupan los estudios en tigres infectados, visones de granja y especies sociales como los lobos marinos de un pelo, que hacen saltar la alarma de que puede haberse producido una transmisión de mamífero a mamífero”. Reconocieron que “se necesitan más investigaciones para confirmar esta posibilidad”.

En América del Sur, la gripe aviar llegó en 2022 y produjo mortalidades masivas en lobos y elefantes marinos de Perú, Chile y Argentina. “Ahora hay un período de relativa tranquilidad. Pero hay que mantener la vigilancia”, dijo a Infobae el doctor Plaza.

Ya hay especies de aves afectadas en la Antártida por gripe aviar, como resultado de las migraciones (RV)
Ya hay especies de aves afectadas en la Antártida por gripe aviar, como resultado de las migraciones (RV)

En la Antártida, según alertó días atrás una expedición internacional la gripe aviar está dañando a la fauna. A bordo de un velero, investigadores recorrieron durante un mes el mar de Weddell y la península antártica, y encontraron cadáveres de aves marinas migratorias parecidas a gaviotas, que se llaman págalos antárticos, con gripe en cuatro de las 10 áreas analizadas. .

Encontraron 50 págalos muertos. En la Isla Heroína, en la que hay una gran colonia de pingüinos de Adelia, “se observó una mortalidad masiva de estos animales con más de 500 cadáveres en el lugar investigado, lo que sugiere que puede haber ocurrido un evento de mortalidad anormal en el que varios miles de pingüinos habrían perecido”, informaron.

Qué soluciones se proponen frente al avance de la gripe aviar

En el trabajo publicado en la revista de los CDC, el doctor Lambertucci y sus colegas recomiendan frente a la gran panzootia de gripe aviar:

  • cada país debería realizar una vigilancia continua para identificar cualquier aumento del riesgo para la biodiversidad y la salud humana.
  • es esencial que todos los países afectados compartan toda la información de que dispongan (por ejemplo, datos genómicos del virus H5N1, especies y número de animales individuales afectados)
  • debe intensificarse la colaboración internacional para obtener resultados rápidos
  • se debería tener en cuenta que algunas regiones menos desarrolladas tienen barreras tecnológicas y logísticas que dificultan la producción y el análisis de información sobre el impacto de este virus, y pueden necesitar ayuda
Se recomienda que los países mantengan la vigilancia de la gripe aviar. Hay un riesgo bajo de transmisión del virus entre humanos (Reuters Instituto Antartico Chileno)
Se recomienda que los países mantengan la vigilancia de la gripe aviar. Hay un riesgo bajo de transmisión del virus entre humanos (Reuters Instituto Antartico Chileno)

“Es necesaria una fuerte colaboración entre países e instituciones para prepararse ante cualquier propagación que pueda conducir a una pandemia”, afirmaron.

En un comunicado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) comentó a raíz del reporte del caso de un hombre en Texas con gripe aviar. “Como el virus no ha adquirido mutaciones que faciliten la transmisión entre humanos y basándose en la información disponible, la OMS evalúa el riesgo para la salud pública que representa este virus para la población general como bajo y para las personas ocupacionalmente expuestas, el riesgo de infección se considera de bajo a -moderado”, señaló el miércoles 10 de abril.