Cómo cuidar a los niños del dengue y prevenir una infección grave

En algunos casos, pueden desarrollar cuadros severos, según un estudio publicado en la revista Nature Medicine. Cuáles son los síntomas y qué se deber hacer para protegerlos, según expertas en infectología consultadas por Infobae

Compartir
Compartir articulo
Un estudio en India demostró que también puede desarrollarse dengue grave con la primera infección. Evaluaron 619 niños con dengue que fueron atendidos en tres hospitales de diferentes regiones  (Crédito: Getty)
Un estudio en India demostró que también puede desarrollarse dengue grave con la primera infección. Evaluaron 619 niños con dengue que fueron atendidos en tres hospitales de diferentes regiones (Crédito: Getty)

Se suele creer que los casos de dengue grave se producen cuando las personas adquieren la infección viral transmitida por picaduras de mosquitos por segunda vez. Sin embargo, un nuevo estudio, que fue publicado en la revista Nature Medicine, demostró que la primera infección por el virus en niños también puede desencadenar infección grave.

Ese cuadro puede incluir shock (o choque), dificultad para respirar, sangrado grave y/o complicaciones graves de los órganos y puede llevar a la muerte.

La investigación consistió en estudiar a 619 niños con dengue que fueron atendidos en tres hospitales de diferentes regiones de la India. Fue llevada a cabo por científicos de ese país y de los Estados Unidos, quienes clasificaron a los participantes según testeos que siguen pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Observaron que los que habían tenido el virus por primera vez (es decir, tenían infecciones primarias) representaban el 56% del total de casos clínicos, el 55% de los casos de dengue grave y el 71% de las muertes.

“Nuestros resultados muestran que las infecciones primarias por dengue también pueden constituir una fracción sustancial de la carga de enfermedad grave. Por lo tanto, existe una necesidad urgente de una vacuna eficaz contra el dengue que se pueda utilizar de forma segura en personas que no han contraído la enfermedad”, escribieron en el trabajo.

Los científicos sugieren que los resultados del trabajo debería ser tenido en cuenta para el desarrollo de futuras vacuna (Imagen Ilustrativa Infobae)
Los científicos sugieren que los resultados del trabajo debería ser tenido en cuenta para el desarrollo de futuras vacuna (Imagen Ilustrativa Infobae)

Consultada por Infobae, la doctora Ángela Gentile, especialista en infectología pediátrica y jefa del Servicio de Epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez en Buenos Aires, comentó tras leer el artículo en Nature Medicine, comentó: “La mayoría de los casos graves están asociados a que el paciente tuvo una infección anterior por dengue, con un serotipo diferente del virus. En el nuevo estudio, se plantea que existe la posibilidad de que los niños también tengan una infección primaria que puede causar un caso grave”.

La experta resaltó que los padres, los cuidadores y los familiares deberían tener en cuenta todas las herramientas para prevenir el dengue en bebés, niñas y los niños que deben emplearse como parte de una estrategia integrada, en el contexto de la actual epidemia que hay varios países de América del Sur, como Argentina, Brasil, Paraguay y Perú.

“Existe una vacuna que se aplica a partir de los 4 años en adelante, y hay otras en investigación clínica. Pero hoy hay que reforzar las barreras locales como la eliminación de los criaderos de mosquitos que pueden estar en recipientes o espacios con agua, el uso de repelente a partir de los 2 meses, y el uso de mosquiteros y tul, entre otras medidas”, dijo la doctora Gentile.

¿Cuáles son los síntomas del dengue en los niños?

En América ya se han reportado más de 1,5 millón de casos de dengue durante 2024, según la Organización Panamericana de la Salud. Afecta a todas las edades (iStock)
En América ya se han reportado más de 1,5 millón de casos de dengue durante 2024, según la Organización Panamericana de la Salud. Afecta a todas las edades (iStock)

“Los síntomas del dengue son muy variables, desde un cuadro pseudogripal hasta sangrados u otras complicaciones. En los bebés, a veces solo hay fiebre mayor de 38 grados como única manifestación clínica de la infección. En cambio, chicos más grandes se puede presentar los mismos síntomas que los adultos como dolor de cabeza, cansancio, dolor detrás de los ojos, muscular o de articulaciones, náuseas o vómitos, y aparición de manchas en la piel”, explicó a Infobae la médica infectóloga Griselda Berberian, jefa de clínica del Servicio de Epidemiología e Infectología del Hospital de Pediatría Juan Garrahan y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica.

Que haya circulación viral en la comunidad y el análisis de sangre también se tiene en cuenta para hacer el diagnóstico de dengue en la infancia, además del examen clínico.

“Cuando se tiene la sospecha de que un bebé, un niño o un adolescente tiene dengue, hay que consultar al médico. No se debería esperar para ver cómo sigue”, subrayó la doctora Berberian.

¿Cómo prevenir el dengue en niños?

 Ya existe una inmunización que se puede aplicar a partir de los 4 años con o sin antecedente de la infección en la Argentina. En Brasil se vacuna a los niños de entre 10 y 14 años dentro del sistema público (REUTERS/Bruno Kelly)
Ya existe una inmunización que se puede aplicar a partir de los 4 años con o sin antecedente de la infección en la Argentina. En Brasil se vacuna a los niños de entre 10 y 14 años dentro del sistema público (REUTERS/Bruno Kelly)

“Los integrantes de las familias pueden eliminar los criaderos de mosquitos sin la utilización de productos químicos”, han comunicado los expertos del comité de infectología de la Sociedad Argentina de Pediatría.

La mejor medida de prevención es entonces eliminar los envases artificiales que acumulan agua donde el mosquito pone sus huevos. Esa acción permite que no haya huevos ni larvas del mosquito y reduce el número de mosquitos en el hogar.

Para eso, se recomienda en los hogares y alrededores:

  • Cubrir o desechar adecuadamente aquellos artículos que acumulan agua de lluvia o son usados para almacenar agua (envases plásticos, cubos o gomas de automóviles usadas);
  • Vaciar y limpiar diariamente los bebederos de animales y floreros;
  • Desmalezar terrenos baldíos.
Eliminar y limpiar los lugares donde puede haber criaderos de mosquitos es clave para la prevención del dengue en bebés, niños y adolescentes/
 Télam
Eliminar y limpiar los lugares donde puede haber criaderos de mosquitos es clave para la prevención del dengue en bebés, niños y adolescentes/ Télam

También los especialistas médicos recomiendan el uso de los repelentes, pero hay limitaciones según la edad. Sugieren usar repelentes con concentraciones menores al 30% de DEET en niños mayores de dos meses de edad.

DEET es la sigla en inglés de la sustancia química “N,N-dietil-meta-toluamida” una sustancia química que se usa para repeler insectos.

Se puede aplicar repelentes con precaución y siguiendo las instrucciones en los niños como medida de protección (Getty Images)
Se puede aplicar repelentes con precaución y siguiendo las instrucciones en los niños como medida de protección (Getty Images)

En cambio, no se aconseja el uso de repelente con DEET en bebés menores de dos meses de edad. En casos de niños mayores de 2 meses, un adulto debería aplicar el repelente en su piel con las manos. No se debe permitir que los niños pequeños se apliquen a sí mismos el repelente.

Si hay dudas sobre cómo proteger a los chicos contra los mosquitos, es mejor consultar a un profesional de la pediatría.

¿Qué hacer en caso de dengue en niños?

Durante los primeros días el dengue puede producir fiebre alta en los chicos. Cuando baja la fiebre, empieza una fase que obliga a estar más atentos a sus familias porque en algunos casos, se desarrollan complicaciones (iStock)
Durante los primeros días el dengue puede producir fiebre alta en los chicos. Cuando baja la fiebre, empieza una fase que obliga a estar más atentos a sus familias porque en algunos casos, se desarrollan complicaciones (iStock)

La mayoría de los niños que tienen dengue no necesitan ser hospitalizados. Solo requieren la atención ambulatoria de un profesional de la salud. Se internan los que tienen alguna enfermedad previo o si tienen signos de alarma.

Los padres o familiares deben estar atentos a los signos de alarma, que pueden aparecer a partir del segundo día y hasta el sexto día de la infección.

Esos signos son el dolor abdominal intenso y continuo, los vómitos persistentes, el sangrados de mucosas, como de la nariz o de las encías de la boca, tener somnolencia o irritabilidad. Ante la aparición de algunos de los síntomas se debe realizar la consulta inmediata con un centro de salud o un hospital.

El niño con dengue debe guardar reposo y estar aislado con tul o con repelentes para que no sea picado por mosquitos. Si fuera picado, el insecto puede infectarse y a su vez transmitir el virus a otras personas cercanas
(Getty Images)
El niño con dengue debe guardar reposo y estar aislado con tul o con repelentes para que no sea picado por mosquitos. Si fuera picado, el insecto puede infectarse y a su vez transmitir el virus a otras personas cercanas (Getty Images)

Si el bebé, el niño o el adolescente tiene dengue, tiene que hacer reposo porque favorece la recuperación. Deben darle mucho líquido frío para evitar la deshidratación del paciente. Puede ser agua, jugos naturales, caldos, señaló Berberian.

Para bajar la fiebre alta, solo se puede usar el paracetamol como medicamento porque no interfiere en la coagulación de la sangre. Se le deben poner paños fríos en la frente, las axilas y las ingles al paciente.

Si tiene fiebre, el paciente debería estar debajo de un tul o usar repelentes o con espiral en el hogar. Esto evita que la persona puede ser picada, que el mosquito se infecte y que se dé lugar a un brote dentro de la familia.

Con respecto al uso de tules, se debe tener cuidado porque los niños podrían tomarlos y enrollarse. “En cada situación, hay que considerar la seguridad”, afirmó.

¿Cuánto tiempo dura el dengue en los niños?

El dengue en los niños dura entre 5 y 10 días aproximadamente, si no se desarrollan complicaciones (REUTERS/Claudia Morales)
El dengue en los niños dura entre 5 y 10 días aproximadamente, si no se desarrollan complicaciones (REUTERS/Claudia Morales)

El dengue dura lo mismo que en los adultos, entre 5 y 10 días. Los primeros días se desarrolla la fase febril. Luego, baja la fiebre y es la fase crítica: pueden aparecer los signos de alarma y las complicaciones.

Si supera la fase crítica, empieza la fase de recuperación. Es frecuente que queden con cansancio después del dengue. Para algunos pacientes es como si un camión le hubiera pasado por arriba.

¿Hay niños con dengue pero sin síntomas?

Sí, hay niños que tienen la infección del dengue sin síntomas. También ocurre en los adultos.

Las personas sin síntomas podrían llegar a ser hasta el 60% del total de los afectados. Por lo general, son personas con menos cantidad de virus y con menos riesgo de tener dengue grave.