Qué se sabe hoy sobre los factores de riesgo que pueden llevar a casos graves de COVID-19

En base a los datos epidemiológicos, se sabe que las personas con diabetes, hipertensión, enfermedad renal crónica y las embarazadas, están en mayor riesgo de complicaciones. Los hombres desarrollan más casos graves que las mujeres. Recomiendan las dos dosis de vacunas contra el COVID-19

Las personas con hipertensión, diabetes, enfermedad renal crónica, enfermedad cardiovasculare, entre otras, están en mayor riesgo de desarrollar casos graves de COVID-19 (REUTERS/Toby Melville/File Photo)
Las personas con hipertensión, diabetes, enfermedad renal crónica, enfermedad cardiovasculare, entre otras, están en mayor riesgo de desarrollar casos graves de COVID-19 (REUTERS/Toby Melville/File Photo)

En el mundo, ya ocurrieron 4 millones de muertes por la enfermedad COVID-19. Si bien las vacunas contra el COVID-19 se desarrollaron en un tiempo récord el año pasado, aún hay barreras en el acceso para la inmunización especialmente para las personas con mayor riesgo de desarrollar complicaciones y morir si se contagia el coronavirus. Sólo el 24,7% de la población mundial ha recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19. En los países de bajos ingresos, la situación es aún peor: sólo el 1% de la población ha recibido al menos una dosis de la vacuna.

Tras la propagación del coronavirus por el mundo y los registros epidemiológicos de los casos confirmados y los fallecimientos, hay ahora un panorama más preciso sobre quiénes son las personas que están más en riesgo de padecer cuadros graves y críticos del COVID-19. Uno de los últimos relevamientos fue realizado en el Reino Unido, y allí se detectó que el 24,4% de la población corre un mayor riesgo de padecer cuadros grave por condiciones de salud previas.

En la Argentina, también se han realizado diferentes estudios desde el inicio de la pandemia que han ayudado a determinar los factores de riesgo de las personas y se han tenido en cuenta para incorporarlas como grupos priorizados en el plan de vacunación.

Las afecciones con mayor probabilidad de ser mencionadas en los certificados de defunción por Covid-19 son la diabetes (el 21% de los certificados de defunción en los que se citó Covid en Inglaterra), la hipertensión, la enfermedad renal crónica, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y la demencia. Varios estudios también informan de un mayor riesgo de resultados adversos en personas obesas y con obesidad mórbida.

En la Argentina, un estudio que fue publicado en la revista PLOS ONE se hizo en base a los datos completos de 207.079 casos confirmados de COVID-19 entre marzo y octubre del año pasado. La edad media de los pacientes fue de 42 años, y el 50% eran varones. Entre las enfermedades coexistentes más frecuentes se encontraban la hipertensión (19,2%), la diabetes (9,7%), el asma (6,1%) y obesidad (5,2%).

La obesidad es otro de los factores de riesgo que predispone a que las personas que se contagian el coronavirus sufran cuadros más severos
La obesidad es otro de los factores de riesgo que predispone a que las personas que se contagian el coronavirus sufran cuadros más severos

Los investigadores de ese estudio argentino, los doctores Daniel Schönfeld, Sergio Arias -quien forma parte del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias Emilio Coni-, Juan Carlos Bossio, Hugo Fernández, David Gozal, y Daniel Pérez-Chada, del Hospital Universitario Austral de Pilar, comentaron en el trabajo: “La mayoría de los casos de COVID-19 diagnosticados en Argentina fueron leves y tuvieron un resultado favorable, pero las tasas de mortalidad fueron relativamente elevadas”.

Agregaron: “Los factores de riesgo para un resultado adverso incluyeron la edad avanzada, el sexo masculino, el coma y las convulsiones, y la presencia simultánea de varias morbilidades. Estos datos pueden ser útiles para los proveedores de atención sanitaria y los responsables de las políticas sanitarias de los países de renta media-baja y de América Latina para orientar las decisiones hacia una atención optimizada durante la pandemia”, señalaron los investigadores argentinos.

Más allá de los factores de riesgo, expertos de diferentes países están poniendo énfasis en la vacunación completa para las personas con mayor riesgo. La Fundación Británica del Corazón remarcaron que las vacunas contra el COVID-19 funcionan en personas con la mayoría de las condiciones de salud, incluyendo las condiciones del corazón. Se ha encontrado que las vacunas son “igual de eficaces” en población con enfermedades previas que sin ellas.

“La única excepción posible son las personas que toman inmunosupresores o que están inmunodeprimidas. Esto se debe a que pueden no generar la misma respuesta inmunitaria a la vacuna”, señalaron en la Fundación Británica del Corazón. En el Reino Unido se están llevando a cabo investigaciones para comprender mejor este aspecto.

Otra situación de riesgo se da en las personas no vacunadas o que sólo han recibido una dosis. Se sabe que la variante del coronavirus Delta, que se ha extendido por el Reino Unido, Estados Unidos, y a otros países, casi duplica el riesgo de hospitalización en las personas que se contagian. Los expertos en salud pública han descubierto que las personas infectadas con la variante Delta tenían un 85% más de probabilidades de ser hospitalizadas que las infectadas con la variante Alfa.

Reino Unido tuvo que demorar la liberación de las restricciones por la circulación de la variante Delta. Desde abril subieron los casos entre las personas que aún no se habían contagiado y las que tenían solo una dosis (HEALTH-CORONAVIRUS/UK-VARIANT  REUTERS/Dylan Martinez)
Reino Unido tuvo que demorar la liberación de las restricciones por la circulación de la variante Delta. Desde abril subieron los casos entre las personas que aún no se habían contagiado y las que tenían solo una dosis (HEALTH-CORONAVIRUS/UK-VARIANT REUTERS/Dylan Martinez)

Como gran parte de las personas mayores de 60 años ya han accedido a la vacunación en algunos países, la mayoría de las personas hospitalizadas con la variante Delta son ahora más jóvenes que durante las anteriores oleadas de Covid y tienen estancias más cortas. Según un estudio de Public Health England publicado en mayo, una sola dosis de la vacuna de AstraZeneca o de Pfizer/BioNTech reduce en un 33% el riesgo de desarrollar síntomas debido a la variante Delta. Tras dos dosis, la vacuna de Pfizer resultó ser un 88% eficaz contra la enfermedad sintomática de la variante Delta.

La necesidad de que las personas mayores cuenten con las vacunas se visibilizad al considerar el impacto que ha tenido el COVID-19 en ese grupo. Entre las personas ya diagnosticadas con Covid, las de 80 años o más tenían 70 veces más probabilidades de morir que las menores de 40 años. Casi 9 millones de los 18,5 millones de personas en riesgo en el Reino Unido tienen más de 69 años. Esto significa que el 66,2% de las personas mayores de 69 años están en riesgo, llegando a un máximo del 79,4% entre las personas de 85-89 años en Inglaterra. Esto se compara con una “prevalencia de riesgo” nacional del 24,4% de la población del Reino Unido considerada de riesgo moderado o alto.

Con respecto a los niños, la preocupación está en que también pueden contraer el virus y contagiar, aunque generalmente desarrollan casos leves. “Los niños pueden transmitir el virus. Son susceptibles de contraerlo”, afirma Anne Rimoin, profesora de epidemiología de la Universidad de California en Los Ángeles. Más de 640.000 niños en Inglaterra se ausentaron de la escuela la semana pasada debido a Covid-19. El número de escolares con infecciones confirmadas por Covid pasó de 15.000 el 24 de junio a 28.000 el 1 de julio, mientras que el número de autoaislados por contacto estrecho con Covid dentro de la escuela aumentó de 279.000 a 471.000 la semana pasada. Incluyendo los contactos fuera de la escuela, más de 560.000 niños se tuvieron que aislar en sus casas.

También en Florida, Estados Unidos, aumentó la cantidad de niños que acudieron al hospital con Covid-19 en un 23% en ocho días el verano pasado. Un trabajo en Corea del Sur demostró que niños de tan solo 10 años podían transmitir el Covid dentro de un hogar con la misma facilidad que los adultos.

Las embarazadas están en mayor riesgo de desarrollar complicaciones por el coronavirus. Ahora son grupo priorizado para la vacunación en Argentina (FLIKR/FUFUE)
Las embarazadas están en mayor riesgo de desarrollar complicaciones por el coronavirus. Ahora son grupo priorizado para la vacunación en Argentina (FLIKR/FUFUE)

En cuanto a las embarazadas, es un grupo de riesgo de complicaciones que se fue descubriendo durante fines del año pasado. La revista British Medical Journal ha publicado datos que revelan que la incidencia estimada de ingresos en el hospital con infección confirmada por Covid en el embarazo era de 4,9 por cada 1.000 maternidades.

Las condiciones de salud subyacentes parecen aumentar el riesgo de desarrollar Covid grave para las mujeres embarazadas. Entre las mujeres que estaban embarazadas el 5 de marzo de 2014, el 12,9% estaba en riesgo debido a condiciones de salud subyacentes. En 2020, un tercio de las mujeres embarazadas ingresadas en el hospital con Covid tenían una condición de salud subyacente. El estudio también descubrió que 12 (5%) de los 265 bebés dieron positivo al ARN del Sars-CoV-2, seis de ellos en las primeras 12 horas después del nacimiento.

Los hombres son más propensos a sufrir COVID-19 grave, incluyendo hospitalización e ingreso en la UCI, y los mayores de 50 años tienden a sufrir los síntomas más agudos del coronavirus. El riesgo de morir entre los diagnosticados con Covid también es mayor en los hombres, y los varones en edad laboral diagnosticados con Covid tienen el doble de probabilidades de morir que las mujeres.

Hay algunas diferencias entre las mujeres y los hombres en cuanto al desarrollo de la enfermedad. Una mayor proporción de mujeres corre el riesgo de contraer Covid, pero la asociación varía con la edad: las investigaciones sugieren que los hombres tienen más probabilidades que las mujeres de correr el riesgo a partir de los 55 años.

SEGUIR LEYENDO: