El ministro de Salud brasileño admitió “diferencias internas” con Bolsonaro por la pandemia de coronavirus

Las discrepancias entre ambos surgieron cuando Luiz Henrique Mandetta apoyó públicamente las medidas de cuarentena decretadas por algunos gobernadores estatales. En el país hay 16.170 casos confirmados y 819 personas muertas

El ministro de Salud de Brasil, Luiz Henrique Mandetta, durante una conferencia de prensa  en medio del combate al coronavirus, en Brasilia, Abril 7, 2020. REUTERS/Adriano Machado
El ministro de Salud de Brasil, Luiz Henrique Mandetta, durante una conferencia de prensa en medio del combate al coronavirus, en Brasilia, Abril 7, 2020. REUTERS/Adriano Machado

El ministro de Salud de Brasil, Luiz Henrique Mandetta, reconoció este miércoles que hubo “diferencias internas” en la gestión de la toma de decisiones para enfrentar la pandemia de coronavirus en el país, pero ha resaltado que no hubo presiones y es el presidente, Jair Bolsonaro, quien lidera de la situación.

Después de varios días en los que se habló incluso de la posibilidad de que Bolsonaro fulminase de su cargo a Mandetta, el ministro de Salud se ha dirigido a todos los "que están con los ánimos exaltados" para asegurar que pese a las diferencias, "cada uno es consciente de su papel en esta historia".

Las discrepancias entre ambos surgieron cuando Mandetta apoyó públicamente las medidas de cuarentena decretadas por algunos gobernadores estatales, lo que siempre ha cuestionado Bolsonaro, al considerar que tales políticas de aislamiento paralizan la economía.

El uso del fármaco cloroquina, todavía en fase experimental, también ha sido objeto de las diferencias que ambos han mantenido desde que se desencadenó la crisis sanitaria en Brasil, que ya ha superado los 16.000 casos y las 800 muertes.

Está todo bien. La gente debe saber que va a tener días muy duros y difíciles, y quien lidera la situación es el presidente, Jair Bolsonaro. Nosotros vamos a dejar a todos tranquilos para que puedan hacer un buen trabajo. Cada uno en su área, cada uno dando a las familias lo que mejor tiene. Respetando cada uno su espacio”, dijo Mandetta.

FOTO DE ARCHIVO. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, y el ministro de Economía, Paulo Guedes, visten mascarillas protectoras mientras asisten a una conferencia de prensa para anunciar medidas para contener el avance del brote de coronavirus, en Brasilia. 18 de marzo de 2020. REUTERS/Adriano Machado.
FOTO DE ARCHIVO. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, y el ministro de Economía, Paulo Guedes, visten mascarillas protectoras mientras asisten a una conferencia de prensa para anunciar medidas para contener el avance del brote de coronavirus, en Brasilia. 18 de marzo de 2020. REUTERS/Adriano Machado.

Ante las cámaras de la televisión pública brasileña, el ministro de Salud reconoció que ha tenido “dificultades internas” con Bolsonaro, las cuales son conocidas por todos, explicó.

“Sin embargo, estamos listos. Cada uno es consciente de su papel en esta historia”, aseguró Mandetta, quien ha subrayado que “el Ministerio de Salud cuenta con total tranquilidad para tomar sus medidas”.

Antes de comparecer ante los medios para hablar de la situación del coronavirus en Brasil, tuvo una nueva reunión con Bolsonaro tras la mantenida el lunes, y al igual que en aquella ocasión, defendió el encuentro como “positivo”.

El presidente es un compañero muy voluntarioso, siempre está pensando en Brasil”, dijo a los medios tras salir del Palacio de Planalto.

De acuerdo con el último balance, Brasil registró 16.170 casos de coronavirus y confirmó el fallecimiento de 819 personas, tras los últimos 133 confirmados. Se trata de la segunda vez consecutiva que el país registra más de cien decesos en un día.

Con información de Europa Press

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Jair Bolsonaro anunció un plan de ayuda económica para las familias humildes de Brasil afectadas por la crisis del coronvirus

Bolsonaro, acorralado por el coronavirus: por qué la pandemia lo dejó aislado y cada vez más débil

MAS NOTICIAS