Jeanine Áñez puso en duda la participación del partido de Evo Morales en las elecciones de Bolivia: “Lo decidirá el tribunal”

La presidenta interina criticó al Movimiento al Socialismo, que aún preside las dos cámaras legislativas, por su gestión en el poder: “No respetaban a nadie, no respetaban a personas de la tercera edad, no respetaban niños", sostuvo

Jeanine Áñez dijo que el tribunal deberá decidir si el MAS vuelve a participar en las elecciones


La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, puso este viernes en duda la participación del Movimiento al Socialismo (MAS) en las próximas elecciones en el país. “El tribunal tendrá que decidir si el MAS vuelve o no a participar”, afirmó la mandataria ante un grupo de periodistas sobre el futuro de la agrupación de Evo Morales.

Criticó al partido político del ex jefe de Estado: “No respetaban a nadie, no respetaban a personas de la tercera edad, no respetaban niños. Esta es la situación que estamos viviendo y yo espero que se normalice y que la gente llegue a la cordura. No me voy a cansar de insistir en que ésta es una etapa de transición”.

Y siguió: “Vamos a hacer los mayores esfuerzos por volver al país a la normalidad, que es lo que buscamos todos”.

Luego enfatizó en que “golpe de Estado es el que nos dieron a nosotros el 20 de octubre cuando no se quería respetar por segunda vez la decisión del pueblo boliviano”. Y agregó: “Aquí no ha habido un golpe de Estado, ha habido un reclamo al derecho que tenemos los bolivianos a decidir y a la necesidad que tenemos de que nos respeten la decisión. El presidente Morales y el MAS querían imponerse a la fuerza con fraude electoral. Aquí debe haber un autor material y uno intelectual. Es un delito penal”.

Jeanine Añez arriba al Palacio Presidencial en La Paz (REUTERS/Marco Bello)
Jeanine Añez arriba al Palacio Presidencial en La Paz (REUTERS/Marco Bello)

Los dichos de Áñez llegaron después de que el gobierno interino de Bolivia anunciara que instaló una “mesa de negociación” con dirigentes del partido de Morales con el fin de reducir las tensiones, en medio de protestas que se han extendido durante casi un mes. “Estamos en una mesa de diálogo, creemos que es posible pacificar el país”, indicó el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano.

En el diálogo participan, de acuerdo con el funcionario, delegados de la presidenta interina Jeanine Áñez y congresistas del Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido de Morales, en particular la senadora Adriana Salvatierra, ex titular de la cámara alta, y la diputada Betty Yañíquez.

Justiniano dijo que las negociaciones están en un receso para estudiar las “condiciones” puestas por el MAS para establecer un acuerdo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El gobierno de la presidenta interina Jeanine Áñez ordenó sacar a 725 cubanos de Bolivia

Bolivia: la nueva ministra de Comunicación amenazó a periodistas locales y extranjeros por cometer presunta “sedición”

MAS NOTICIAS