China podría aplicar sanción sin precedentes a Didi tras OPI

(Bloomberg) -- Los reguladores chinos están considerando graves sanciones, tal vez sin precedentes, para Didi Global Inc. después de su controvertida oferta pública inicial el mes pasado, según personas familiarizadas con el asunto.

Los reguladores consideran que la decisión del gigante del transporte privado de salir a bolsa a pesar de la oposición de la Administración del Ciberespacio de China (CAC, por sus siglas en inglés) es un desafío a la autoridad de Pekín, dijeron las fuentes, que pidieron no ser identificadas porque el asunto es privado. Funcionarios de la CAC, el Ministerio de Seguridad Pública, el Ministerio de Seguridad del Estado, el Ministerio de Recursos Naturales, junto con los reguladores tributarios, de transporte y antimonopolio, iniciaron una investigación in situ en las oficinas de la compañía, dijo el organismo de control del ciberespacio en un comunicado.

Los reguladores están sopesando una serie de posibles sanciones, que incluyen una multa, la suspensión de ciertas operaciones o la introducción de un inversionista estatal, según las personas. También es posible una suspensión o retiro forzoso de las acciones de Didi en Estados Unidos, aunque no está claro cómo se llevaría a cabo esta opción.

Las deliberaciones se encuentran en una fase preliminar y los resultados están lejos de ser seguros. Es probable que Pekín imponga sanciones más duras a Didi que a Alibaba Group Holding Ltd., que recibió una multa récord de US$2.800 millones después de una investigación antimonopolio de meses de duración y acordó iniciar medidas para proteger a comerciantes y clientes, dijeron las personas.

“Es difícil adivinar cuál será la sanción, pero estoy seguro de que será sustancial”, dijo Minxin Pei, profesor de gobierno en Claremont McKenna College en California.

Las acciones de Didi caían un 7,5% a US$10,60 a las 10:40 a.m. ET.

Didi, la CAC, la Comisión Reguladora de Valores de China y el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información no respondieron a solicitudes de comentarios.

La salida a bolsa de Didi pareció al principio un gran éxito, al recaudar US$4.400 millones tras varios años problemas. Convirtió al cofundador Cheng Wei en multimillonario y recompensó a sus antiguos patrocinadores SoftBank Group Corp., Tiger Global Management y Temasek Holdings Pte.

Pero la CAC se abalanzó pocos días después, anunciando una revisión de la ciberseguridad debido a las prácticas de datos de la empresa y prohibiendo posteriormente la aplicación de Didi en las tiendas de aplicaciones del país. Sus acciones se desplomaron rápidamente por debajo del precio de oferta.

Los reguladores chinos apoyaron en gran medida la idea de una OPI, pero expresaron su preocupación por las prácticas de seguridad de datos de Didi desde al menos abril, dijeron las personas. En un ejemplo de las preocupaciopnes, Didi había revelado estadísticas sobre viajes en taxi realizados por funcionarios del Gobierno, dijo una de las personas, aunque no está claro si ese tema específico se planteó a la empresa.

Los reguladores instaron a Didi a garantizar la seguridad de sus datos antes de proceder con la OPI o trasladar la ubicación a Hong Kong o China continental, donde los riesgos de divulgación serían menores, según las personas. Los reguladores no prohibieron explícitamente que la empresa saliera a bolsa en EE.UU., pero estaban seguros de que Didi había entendido las instrucciones oficiales, señalaron.

Una de las personas que participó en las reuniones, cuando se le preguntó por qué Didi no había actuado de acuerdo con las sugerencias de los reguladores, se refirió a un proverbio que dice que no se puede despertar a una persona que se hace la dormida.

La propia CAC ha sido objeto de escrutinio debido a la OPI de Didi, y un alto funcionario del Partido cuestionó por qué la agencia no había bloqueado la oferta de la compañía, dijo una de las personas.

Algunos funcionarios reguladores expresaron en privado que creen que Didi puede haber apresurado su salida a bolsa antes de que China diera a conocer una nueva ley de seguridad web, lo que podría haber perjudicado su valoración, dijo una de las personas. Pocos días después de la oferta, China propuso nuevas normas que obligarían a casi todas las empresas que quieran cotizar en el extranjero a someterse a una revisión de ciberseguridad de la CAC.

“Pekín quiere que el sector de internet entienda que la ciberseguridad y la seguridad de los datos se encuentran ahora entre las principales prioridades del Gobierno, y que las ganancia de las empresas individuales pueden verse sacrificadas cuando la ciberseguridad y la seguridad de los datos pueden estar expuestas a riesgos”, dijo Feng Chucheng, analista de la consultora Plenum en Pekín.

Nota Original:China Is Said to Weigh Unprecedented Penalty for Didi After IPO

More stories like this are available on bloomberg.com