Uruguay se reconcilia con el gol ante Bolivia y clasifica

CUIABÁ, Brasil (AP) — Uruguay se reconcilió con el gol cuando más lo necesitaba.

Con un tanto en contra y otro del delantero Edinson Cavani, la Celeste superó 2-0 a Bolivia el jueves en la Arena Pantanal de Cuiabá por el Grupo A y se clasificó a los cuartos de final del certamen.

Bolivia quedó eliminada matemáticamente más tarde, cuando Paraguay derrotó 2-0 a Chile. La Albirroja es segunda del grupo con seis puntos, el equipo chileno es tercero con cinco y el uruguayo marcha en el peldaño siguiente con cuatro.

Sin puntos, Bolivia cierra su participación ante Argentina el lunes.

Uruguay, que con 15 títulos es la selección más ganadora en Copa América, había llegado al duelo ante el rival más débil del grupo con la urgencia de un triunfo que se le venía negando en sus últimas cinco presentaciones, dos de ellas correspondientes al actual certamen. El plan requería dos condiciones: mejorar en el juego y sobre todo en la producción de goles.

“El objetivo era mejorar el juego y ganarlo. Creo los dos se cumplieron”, destacó el veterano entrenador uruguayo Oscar Tabárez. “El marcador no refleja la superioridad de Uruguay, se perdieron ocasiones muy favorables. Estamos muy conformes”.

El primer gol llegó antes del entretiempo luego de varios intentos infructuosos de Uruguay por doblegar al arquero Carlos Lampe, la figura del partido. Tras una mala salida defensiva, Giorgian De Arrascaeta lanzó un centro y el zaguero Jairo Quinteros se llevó por delante la pelota, que le pegó al arquero y se metió contra la valla boliviana.

Días atrás, Uruguay le había empatado 1-1 a Chile con un gol en el que también hubo participación involuntaria de un rival, el astro Arturo Vidal.

Por su parte, Cavani cortó con una larga sequía de goles a los 79 minutos, cuando fue asistido por Facundo Torres y con el arco a merced definió de zurda.

"Hacer goles para los atacantes siempre es importante, te da confianza, te da tranquilidad", dijo Cavani en la transmisión televisiva. “Acá lo que cuenta es dar todo por la selección. Estoy contento por el gol de hoy, pero sabemos que esto sigue, no hay que perder la confianza”.

El Matador lleva convertidos 52 goles con la Celeste y apenas es superado por su compañero de ataque Luis Suárez (64).

Con el ingreso del voluntarioso Nahitan Nández en la banda derecha, Uruguay encontró una vía de ataque más incisiva para romper con el planteo defensivo de la Verde. Junto a la dinámica de Federico Valverde y las apariciones del estratega De Arrascaeta, ello gestó las ocasiones para desnivelar.

Una de las más claras se generó a los 20 minutos a partir de un pelotazo de Diego Godín para Cavani, que jugó de primera para Suárez. El delantero del Atlético Madrid no vio clara la definición y se la devolvió a su socio en el ataque, quien antes de acomodarse ya tenía a Lampe encima para sacarle la pelota. Minutos después, al arquero boliviano se lució ante sendos cabezazos de la dupla.

La Verde, que en este torneo le ganó por última y única vez a Uruguay en 1949, tuvo una ocasión que pudo cambiar la historia: un contragolpe a los 11 minutos que Rodrigo Ramallo quiso capitalizar con un derechazo cruzado apenas desviado. En la banca estaba Marcelo Moreno Martins, el histórico artillero recién recuperado de COVID y que ingresó en el complemento pero no inquietó a la defensa uruguaya.

Lampe y la falta de puntería de los uruguayos mantuvieron a Bolivia en el partido durante el complemento. El arquero del Always Ready de su país le tapó un mano a mano a Cavani, otro a Suárez y despejó un disparo desde fuera del área de Rodrigo Betancur.

A diez del final, Cavani recuperó la memoria y liquidó el pleito.

Bolivia hilvanó la undécima derrota consecutiva en Copa América desde 2015. Es la peor racha de su historia. No gana un partido del torneo desde 1997, cuando fue anfitrión y derrotó a México en semifinales.

“No ha sido una copa sencilla para nosotros. Veníamos de dos partidos buenos en eliminatorias, tuvimos los casos del COVID que nos debilitó”, analizó el técnico de la Verde, el venezolano César Farías. “Tratamos de proponer, de jugar, nos hemos visto mermados en ataque con la ausencia de dos titulares... nosotros tenemos que trabajar para construir un mejor ataque en el futuro. Jugando así en La Paz vamos a conseguir buenos resultados” por eliminatorias, advirtió.

La última jornada de la zona se disputará el lunes con los duelos al mismo horario entre Argentina-Bolivia y Uruguay-Paraguay.