Trudeau critica a China después de que Pekín pida a ONU investigar a Canadá

En la imagen el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.EFE/ Archivo
En la imagen el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.EFE/ Archivo

Toronto (Canadá), 22 jun (EFE).- El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, criticó este martes a China por las violaciones de los derechos humanos de los uigures y otras minorías musulmanas después de que Pekín pidiese, con el apoyo entre otros de Venezuela, que la ONU investigue crímenes contra la población indígena de Canadá.
Durante una rueda de prensa en Ottawa, Trudeau respondió a la posición china al afirmar que mientras que Canadá creó una Comisión para la Verdad y la Reconciliación sobre el tratamiento a la población indígena "¿dónde está la comisión para la verdad y la reconciliación de China?".
"Durante los pasados seis años hemos reconocido que la relación con los indígenas canadienses estaba rota desde hace generaciones y siglos y necesitaba ser arreglada", dijo Trudeu, quien añadió que, por el contrario, China "se niega" a reconocer la realidad.
"China ni siquiera está reconociendo que el problema existe. Es una diferencia bastante fundamental y es por lo que los canadienses, y la gente de todo el mundo defendemos a personas como los uigures, que no tienen voz ante un Gobierno que no reconoce lo que les está pasando", dijo Trudeau.
Las palabras de Trudeau se producen pocas horas después de que la delegación canadiense ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU presentase hoy una declaración sobre la situación en Xinjiang que pide una investigación independiente de los posibles abusos en esa región china habitada por los uigures y otras minorías musulmanas.
Según Canadá la evidencia señala que más de un millón de personas han sido encarceladas de forma arbitraria en Xinjiang y que los uigures y otras minorías están siendo acosados.
En respuesta, China, con el apoyo de Venezuela, Rusia, Bielorrusia, Corea del Norte, Irán y Siria entre otros países, solicitó al mismo organismo de la ONU que investigue "las graves violaciones de derechos humanos contra los pueblos indígenas en Canadá" que han sido "asesinados y erradicados de su cultura".
La delegación china ante el Consejo de Derechos Humanos, con sede en Ginebra, demandó "una investigación exhaustiva e imparcial sobre todos los casos en los que se cometieron delitos contra la población indígena, especialmente niños".
El llamamiento de China se produce después de que el mes pasado, se anunciase el descubrimiento en el oeste de Canadá de los restos de 215 niños indígenas enterrados en tumbas sin marcar en una de las antiguas escuelas residenciales en las que la población aborigen infantil fue internada a la fuerza por el Gobierno durante más de un siglo.
Canadá y China mantienen tensas relaciones diplomáticas desde que el 1 de diciembre de 2018, las autoridades canadienses detuvieron a la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, a petición de Estados Unidos que ha solicitado su extradición por fraude bancario.