¿Qué se puede hacer con un Chromebook?

HANDOUT - Chromebooks como el Lenovo Thinkpad C13 Yoga cuentan con bisagras que les permiten adoptar diversas disposiciones de pantalla y teclado. Foto: Lenovo/dpa - ATENCIÓN: Sólo para uso editorial con el texto adjunto y mencionando el crédito completo
HANDOUT - Chromebooks como el Lenovo Thinkpad C13 Yoga cuentan con bisagras que les permiten adoptar diversas disposiciones de pantalla y teclado. Foto: Lenovo/dpa - ATENCIÓN: Sólo para uso editorial con el texto adjunto y mencionando el crédito completo

Los Chromebooks son ordenadores portátiles que utilizan como sistema operativo la plataforma Chrome OS, desarrollada por Google, en lugar de Windows o macOS.

Los dispositivos están disponibles a precios que van desde unos 300 euros para el modelo básico, hasta 1.000 euros (aproximadamente 1.200 dólares estadounidenses) para el modelo de gama alta. Todos arrancan increíblemente rápido, la batería es de larga duración y la mayoría tiene pantalla táctil.

Los Chromebooks no son portátiles potentes, sino que consisten en un navegador como núcleo central que permite un asequible acceso a la web y a los servicios de Google.

Casi todas las actividades que se realizan en ellos tienen lugar en este navegador y se almacenan en Google Drive. Como opción, se pueden descargar aplicaciones Android desde la Play Store. 

Desde marzo de 2021, hay una nueva versión del dispositivo con una mejor integración con los teléfonos Android y un mejor manejo de los archivos. Pero, ¿quién necesita un portátil de este tipo? 

"Es idóneo para aquellos que necesitan un aparato fiable que cueste poco", asevera Stefan Porteck, de la revista especializada alemana "c't". 

Aquellos usuarios que no tienen problemas en trabajar casi exclusivamente con los servicios web de Google, no necesitan nada más. Los servicios de procesamiento de textos, las tablas, las presentaciones, los correos o la edición de fotos son proporcionados por Google a través de la web. 

Para los aficionados a los videojuegos, el servicio de suscripción Stadia, de Google, ofrece también un servicio de descargas para Chromebooks.

Según Porteck, la plataforma tiene algunas ventajas más: "Cuando se abre, está lista para funcionar en seis u ocho segundos".

Gracias al ecosistema de Google, todas las funciones de un teléfono móvil Android se pueden transferir sin problemas al Chromebook. Las fotos, las entradas del calendario, las llamadas y los mensajes pueden editarse en ambos dispositivos.

Las contraseñas de los servicios en línea y de las redes WiFi también se pueden utilizar en uno u otro dispositivo a través de la cuenta de Google del usuario. 

Chrome OS se está acercando cada vez más al sistema operativo iOS de Apple: un sistema, muchos dispositivos, sin límites: al igual que con el iPad y los iPhone.

La simplicidad del Chromebook es punto fuerte y limitación al mismo tiempo. "Es un sistema muy cerrado", señala Stefan Porteck. "En realidad no se puede elegir lo que se instala".

A la hora de tener que descargar un programa, los usuarios solo pueden recurrir a la Chrome Web Store o a Google Play Store. Y no todas las aplicaciones de Android están bien adaptadas a los Chromebooks.

De esta forma, los usuarios siempre se encuentran ante la disyuntiva entre buscar la aplicación que necesitan o bien simplemente utilizar la versión web del servicio correspondiente.

Esta última suele ser la mejor opción, también para algunos servicios de Google cuyas aplicaciones no funcionan bien en el Chromebook. Además, sin acceso a Internet, los dispositivos solo pueden utilizarse de forma limitada.

Para la analista alemana Malini Paul, los Chromebooks siguen ofreciendo a su grupo objetivo claras ventajas.

"No todos los usuarios necesitan permanentemente un alto rendimiento", afirma, y añade que las ventajas más destacadas son, además de la movilidad, la facilidad de uso, los bajos costes de hardware y software, así como la seguridad de los portátiles basados en la nube. 

La gama de productos de los Chromebooks es amplia, y abarca, por ejemplo, desde el Asus C223, con una pantalla de 12 pulgadas con resolución HD, carcasa de plástico y sin pantalla táctil por 300 euros, hasta modelos de 700 euros como el Lenovo Thinkpad C13 Yoga Chromebook, con pantalla táctil Full HD con bisagra de 360 grados, teclado profesional y carcasa metálica.

A la hora de tomar una decisión, entonces, habrá que considerar varios aspectos. El Chromebook será una buena elección para aquellos que ya están familiarizados con el universo Google y que ya disponen de una cuenta de Google y un móvil Android.

Además, deben estar dispuestos a limitarse al uso del navegador o de aplicaciones más o menos eficientes.

Según Google, en el transcurso de 2021 llegarán al mercado unos 50 modelos nuevos, lo que ofrecería suficiente variedad en términos de precio. 

Se recomienda elegir otro portátil a aquellos usuarios que necesitan muchos programas adicionales, quieren decidir por sí mismos lo que instalan en su ordenador y prefieren no almacenar sus datos y documentos personales en Google.

dpa