Yellen tendrá que impulsar cooperación con Fed y republicanos

Janet Yellen
Janet Yellen

(Bloomberg) -- Como secretaria del Tesoro, es casi seguro que Janet Yellen buscará una coordinación más estrecha con la Reserva Federal de Estados Unidos el próximo año, reparando las fricciones recientes. No obstante, los observadores dicen que tendrá cuidado de evitar cualquier medida específica que pueda desencadenar una ola de protestas republicanas.

La elección del presidente electo, Joe Biden, para el Tesoro estuvo en la Fed durante casi dos décadas, y vio de primera mano lo vital que es la cooperación de las dos agencias para garantizar el flujo de crédito en medio de los tiempos económicos estresados.

El primer paso, después de obtener la confirmación del Senado, será decidir cómo proceder con varias líneas de préstamos de emergencia de la Fed respaldadas por dinero del Tesoro y autorizadas por el Congreso a través de la Ley Cares, después de que el secretario del Tesoro saliente, Steven Mnuchin, anunciara que las eliminaría para fin de año.

Yellen tendrá que decidir si tiene la autoridad legal para resucitar los programas, que la Fed dijo que quería extender. La pregunta se hizo más difícil por el último plan de Mnuchin para poner el dinero no utilizado de la Ley Cares en la cuenta general del departamento, sobre la cual el Congreso tiene autoridad.

Ambas medidas de Mnuchin han provocado fuertes reacciones partidistas, mostrando la atmósfera política cargada que Yellen asumirá en su nueva posición. Con las condiciones financieras relajadas en medio de máximos históricos en Wall Street, podría darle el espacio para posponer cualquier cambio de dirección, ya que también intenta persuadir al Congreso para que promulgue un nuevo paquete de estímulo fiscal.

“La necesidad inmediata de algunas de estas líneas ciertamente ha disminuido”, dijo Michael Gapen, economista jefe para EE.UU. de Barclays Plc en Nueva York y execonomista de la Junta de la Fed. Es probable que Yellen espere y vea si hay una vulnerabilidad en los mercados financieros, dijo.

Mnuchin sostiene que la relación entre el Tesoro y el banco central está “increíblemente coordinada” bajo su administración, y que él y el presidente de la Fed, Jerome Powell, habían estado hablando “durante semanas” sobre la cancelación de las líneas requerida por la legislación.

“No fue un problema nuevo o repentino”, dijo Mnuchin en una entrevista telefónica el miércoles temprano.

Estos son algunos problemas y preguntas sobre las líneas.

¿Cuál es el plan actual?

Mnuchin dijo la semana pasada que cinco líneas de la Fed deben expirar a fines del próximo mes y solicitó al banco central que devuelva los fondos no utilizados. El martes, el Tesoro dijo que planea trasladar ese dinero no gastado a su cuenta general, desde donde no se puede liberar sin la aprobación del Congreso. El Congreso había autorizado esos fondos para ingresar al Fondo de Estabilización de Cambios del Tesoro, sobre el cual el secretario tiene una discreción sustancial.

Mnuchin dijo que su intención era poner el dinero a disposición del Congreso para ser utilizado para ayudar a las pequeñas empresas y a los estadounidenses desempleados, argumentando que las subvenciones eran mejores que los préstamos para partes de la economía en dificultades.

¿Qué pasa con la política?

Los demócratas han acusado a Mnuchin de intentar restringir la capacidad de la Administración entrante para abordar una recuperación económica en medio del resurgimiento del coronavirus.

El equipo de transición de Biden calificó la semana pasada la recuperación de Mnuchin del dinero no gastado de la Fed como “profundamente irresponsable”. Los demócratas del Congreso dijeron que el dinero debería haberse dejado en su lugar.

Los republicanos subrayaron el argumento de Mnuchin de que las líneas habían hecho su trabajo. La emisión récord de bonos corporativos ha demostrado que las empresas tienen fácil acceso a los mercados de capitales.

El senador Pat Toomey, republicano de Pensilvania y miembro de un panel de vigilancia designado por el Congreso que supervisa los programas para el covid-19 de la Fed y el Tesoro, señaló una advertencia contra cualquier medida de Yellen para reiniciar la financiación de las líneas de la Fed.

“Espero poder discutir con ella una variedad de temas, especialmente el requisito legal de que las líneas de préstamos temporales de emergencia de la Ley Cares cierren para fin de año y permanezcan cerradas, a falta de más medidas del Congreso”, dijo Toomey.

¿Son necesarias?

Las líneas de préstamos de emergencia fueron vitales para calmar los nervios de los mercados en marzo y abril. Mnuchin acordó extender una minoría de ellas, incluidos las notas comerciales y los fondos mutuos del mercado monetario, ambas partes clave de la plomería del sistema financiero, lo que subraya la importancia de al menos algunos respaldos.

Pero el programa de préstamos Main Street para pequeñas empresas ha tenido problemas para encontrar prestamistas y prestatarios por igual, y los programas de bonos corporativos han tenido poco que ver últimamente.

“La adopción en 2020 hasta ahora ha sido decepcionante”, señaló el profesor de Wharton Peter Conti-Brown en una publicación de blog el martes para Brookings Institution.

Dicho esto, economistas y algunos banqueros centrales han advertido que aún existe el riesgo de una contracción económica renovada, con el potencial de nuevas tensiones crediticias. Y es posible que los mercados financieros aún no ameriten la eliminación gradual de las líneas.

“Hay un gran bache potencial para fin de año”, dijo Bob Michele, director de inversiones de JPMorgan Asset Management, en Bloomberg TV el miércoles. La retirada de las líneas de respaldo de la Fed es “algo que el mercado aún tiene que digerir. No sé si lo haya digerido completamente”.

¿Se cierran las líneas por completo?

No. Los activos ya prestados se mantendrán vigentes. Por ejemplo, la línea Main Street tiene US$5.300 millones en activos que se mantendrán vigentes. Pero aquellas que se retiren no podrán otorgar nuevos préstamos.

¿Tiene que devolver la Fed el dinero aún no asignado?

Sí. Powell dijo el viernes que el banco central devolvería el dinero.

¿Qué se espera que Yellen defienda?

Economistas de Wall Street, incluidos algunos que trabajaban en la Fed cuando Yellen estaba allí, dijeron que es probable que se mantenga flexible. Los mercados de bonos corporativos, que funcionan bien, pueden no ser una alta prioridad, y luchar contra los republicanos del Senado en eso podría quemar tanto tiempo como capital político.

Seth Carpenter, exdirector adjunto de la unidad de estrategia política de la Junta de la Fed, dijo que el restablecimiento de las líneas municipales, de crédito corporativo y de pequeñas empresas depende de manera importante de la evolución de la economía.

Dado que el uso de las líneas municipal y Main Street es relativamente bajo, Yellen también puede considerar si la Fed es el lugar adecuado para tales programas en primer lugar, dijo.

“La pregunta subyacente es, ¿tenían la estructura correcta para abordar los problemas que tenían que abordar?”, dijo Carpenter, quien ahora es economista jefe para EE.UU. en UBS Group AG en Nueva York.

¿Se puede hacer algo sin el Congreso?

La Fed solía tener una autoridad de emergencia más amplia para extender el crédito, pero eso se redujo significativamente a raíz de las acciones sin precedentes que tomó en la crisis financiera de 2007-2009. Las reformas financieras de Dodd-Frank de 2010 dejaron al banco central con límites sobre lo que puede hacer. Algunas de las acciones que tomó en ese entonces necesitarían la aprobación del secretario del Tesoro.

La Fed aún puede prestar directamente a los bancos a través de la ventana de descuento, y puede canjear dólares por divisas a cualquier banco central extranjero sin la aprobación del Tesoro.

Con el respaldo del Tesoro de Yellen, la Fed también podría resucitar las líneas de préstamos de emergencia o establecer otras nuevas utilizando fondos de fuera de la Ley Cares. Además, hay poco menos de US$80.000 millones en el Fondo de Estabilización de Cambio del Tesoro.

¿Qué quiere la Fed?

La preferencia declarada de Powell era mantener todas las líneas abiertas. Un banquero central generalmente no llamaría al final de una emergencia con una nueva ola de contagio en todo el país, incluso si los mercados funcionaran bien.

Llamó a la recuperación “incompleta” en una conferencia del 17 de noviembre y dijo que el momento para cerrarlas no era “todavía o muy pronto”. Señaló en la respuesta de la semana pasada a Mnuchin que los fondos de estabilización cambiaria estaban disponibles para el secretario del Tesoro en caso de que una línea de la Fed necesitara un respaldo. Un portavoz de la Fed declinó hacer más comentarios el martes.

Nota Original:Yellen May Boost Treasury-Fed Cooperation, With Eye on GOP (3)

©2020 Bloomberg L.P.