Australia, preocupada por posibles restricciones chinas a la importación de carbón australiano

El gobierno australiano pidió el martes a China una aclaración después que varios medios se hicieran eco de posibles restricciones chinas a las importaciones de carbón australiano.

El ministro de Comercio Simon Birmingham dijo que interrogó a China a través de los canales diplomáticos por si había dado instrucciones a los grupos chinos para que dejaran de comprar carbón australiano, en un contexto de degradación de las relaciones bilaterales.

"He tenido conversaciones con la industria australiana, y nos estamos acercando a las autoridades chinas sobre estas especulaciones", dijo a la cadena Sky News.

"No quiero adelantarme a estas especulaciones, pero trabajamos con el sector, actuamos y hablamos con China", dijo.

Varias publicaciones especializadas, en particular S&P Global Platts, han informado que las autoridades chinas dieron a las acerías y a los proveedores de energía controlados por el estado la "orden verbal" de no comprar más carbón australiano.

El martes por la tarde, un portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores chino, interrogado sobre esta cuestión, invitó a los periodistas a dirigirse a otras autoridades competentes en la materia.

"Relaciones sanas y estables entre China y Australia redundan en beneficio mutuo de ambos países, pero ambas partes deben esforzarse", dijo Zhao Lijian, antes de invitar a Canberra a "hacer más para fomentar la confianza mutua entre China y Australia".

Las relaciones entre China y Australia, ya tensas, se agravaron aún más cuando el primer ministro Scott Morrison apoyó las solicitudes estadounidenses de investigación sobre la epidemia de coronavirus aparecida en China.

Un embargo chino sobre el carbón tendría graves consecuencias para una economía australiana muy dependiente de sus materias primas, que está experimentando su primera recesión en 30 años debido al impacto de la pandemia de covid-19.

arb-dm/jac/juf/etr/mab/pc