Texas reprenderá a médicos que pregonen cura de COVID-19

HOUSTON (AP) — La junta de Texas que certifica a los médicos advirtió el martes que podría tomar medidas contra quienes promocionen falsamente una cura para el COVID-19.

La Junta Médica de Texas emitió su advertencia luego de que una pastora y médica del área de Houston, la doctora Stella Immanuel, promovió públicamente a la hidroxicloroquina como una cura para la enfermedad causada por el coronavirus, reportó el diario Houston Chronicle.

Varios estudios han revelado que la hidroxicloroquina no ayuda a combatir el virus y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) ha pedido no utilizarla para atender a pacientes contagiados debido a los reportes que vinculan al fármaco con problemas cardíacos y otras afecciones.

En un video que se volvió viral la semana pasada e incluso llamó la atención del presidente Donald Trump, Immanuel dijo que si todos tomaran hidroxicloroquina, el virus se detendría por completo en 30 días. Señaló que era “ciencia falsa” decir que el medicamento no funciona como una cura.

Trump ha dicho en repetidas ocasiones que la hidroxicloroquina es un tratamiento seguro y efectivo contra el COVID-19, afirmación que ha sido refutada por expertos médicos.

El video fue eliminado por Twitter por compartir información falsa. También fue retirado de Facebook y YouTube.

Immanuel dijo que ha utilizado el fármaco en más de 400 pacientes, incluidos ancianos, asmáticos y diabéticos.

“Las grandes compañías tecnológicas están censurando a los expertos y reprimiendo la cura. No me silenciarán”, tuiteó Immanuel.

El doctor Robin Armstrong, director médico en un asilo de ancianos de Texas y funcionario estatal del Partido Republicano, ha dicho que también ha proporcionado hidroxicloroquina a 35 residentes que dieron positivo al COVID-19, pero no habían desarrollado síntomas. Y el médico Joseph Varon, jefe de personal del United Memorial Medical Center, ha dicho que el medicamento fue parte de un “coctel” que el centro médico ha dado a sus pacientes y que ha funcionado “de maravilla”.

El Houston Chronicle dijo que no estaba claro si Armstrong y Varon seguían tratando a sus pacientes contagiados con el fármaco.

En su comunicado, la Junta Médica de Texas dijo que a pesar de que hay medicamentos y terapias para tratar el COVID-19, no hay una cura definitiva y que la comunidad médica sigue “aprendiendo, investigando y adquiriendo conocimientos sobre el virus”.

Te Recomendamos