El histórico Desi Bouterse cede el poder en Surinam a Chandrikapersad Santokhi

El histórico líder de Surinam Desi Bouterse. EFE/EPA/FLORENCE LO/Archivo
El histórico líder de Surinam Desi Bouterse. EFE/EPA/FLORENCE LO/Archivo

San Juan, 16 jul (EFE).- El histórico líder de Surinam Desi Bouterse, que entre 1980 y 1994 dirigió el país desde una jefatura militar, dio paso este jueves al nuevo presidente y exjefe del Partido de la Reforma Progresista (VHP), Chandrikapersad Santokhi, exministro de Justicia que investigó un asesinato instigado por el antiguo dictador.
La Plaza de la Independencia en Paramaribo, la capital de la antigua colonia de los Países Bajos, fue el escenario a las 10.00 hora local (13.00 GMT) de la histórica ceremonia, que supone -en principio-el adiós a la vida pública de Bouterse, que en 2010 fue elegido presidente de Surinam para un mandato de 5 años, que prolongó por otra legislatura tras los comicios de 2015.
La ceremonia, de poco más de 1 hora, se celebró al aire libre y prácticamente sin asistentes como medida por la COVID-19.
En su discurso tras ser investido presidente, Santokhi agradeció la contribución de Bouterse, pero subrayó que ahora es el momento de nuevas políticas.
"Las elecciones han terminado. Independientemente del partido político que apoyemos, necesitamos que todos ayuden con el único propósito de hacer un Surinam más próspero", dijo.
"Nuestro país está en serias dificultades financieras. La tesorería está vacía y hay escasez de divisas, a lo que sumamos una deuda muy alta", destacó.
Santohki fue elegido presidente el lunes pasado por la Asamblea Nacional, que también escogió al antiguo líder rebelde Ronnie Brunswijk como vicepresidente.
Chandrikapersad "Chan" Santokhi, de 61 años, es el décimo presidente de Surinam gracias a la victoria de su partido, el VHP, la formación que consiguió más votos en las elecciones del 25 de mayo liderando una coalición formada con los otros partidos de la oposición.
La victoria y llegada al poder de Santokhi no ha podido dejar de lado la gran consecuencia del resultado de los pasados comicios, que es el previsible adiós de Bouterse, de 74 años, a la vida pública.
La historia de las últimas décadas del siglo XX de Surinam, un país de poco más de medio millón de habitantes que obtuvo la independencia de los Países Bajos en 1975, no puede entenderse sin su controvertida figura.
EJERCIÓ EL PODER TRAS UN GOLPE DE ESTADO
El veterano político fue presidente de Surinam (2010-20) y entre 1980 y 1990 ejerció el poder tras encabezar un golpe de Estado.
El 8 de diciembre de 1982 fueron ejecutados 15 opositores al régimen militar por orden de Bouterse, lo que en 2019, tras una dilación de décadas, supuso una condena a 20 años de prisión, aunque el tribunal no emitió orden de arresto en su contra, por lo que se abrió un período de incertidumbre que sigue pendiente.
Santokhi ya dejó claro que va a respetar la separación de poderes en el caso de Bouterse.
Santokhi contará como vicepresidente con el antiguo líder rebelde y exguardaespaldas de Bouterse Ronnie Brunswijk, de 59 años, al frente del Partido de Liberación General y Desarrollo (ABOP), también una figura muy controvertida.
LA COALICIÓN GANADORA OBTUVO 33 ESCAÑOS
El VHP y ABOP son parte de la coalición que incluye al Partido Nacional de Surinam (NPS), el Pertjajah Luhur (PL) y la Hermandad y la Unidad en Política (BEP), que lograron 33 de los 51 escaños en la Asamblea Nacional en los comicios de mayo.
El Poder Legislativo en Surinam es ejercido por la Asamblea Nacional, constituida de 51 miembros que son electos cada cinco años.
La economía del país se basa en la producción de aluminio, lo que supone cerca del 15 % de su producto interior bruto (PIB).
La situación de la economía de la excolonia neerlandesa atraviesa por un deterioro crítico desde hace más de 5 años debido a la caída de los precios de las materias primas y del derrumbe de la moneda local frente al dólar, a lo que se une una de las tasas de inflación más altas del mundo.
La Asociación de Economistas alertó de que el Gobierno debe diversificar su economía y producir algo más que materias primas si quiere salir de la crisis.
El reto de la economía es el que a partir de hoy tiene por delante Santokhi, quien en 1991 fue designado comisario de Policía de Surinam y en 2005 ministro de Justicia por el VHP.
Santokhi como comisario de Policía dirigió, precisamente, la investigación de los conocidos como Asesinatos de Diciembre, los hechos por los que fue condenado en 2019 Bouterse.
Santokhi fue elegido en 2011 presidente del VHP, una formación abierta a distintas etnias.
El pasado 7 de julio los partidos de la coalición ganadora nominaron oficialmente a Santokhi como presidente de Surinam y a Brunswijk como vicepresidente.
Empresario y político, Brunswijk es el líder fundador del ABOP. Entre 1980 y 1982 fue el guardaespaldas de Bouterse y a partir de 1983 fundó el grupo paramilitar Movimiento Comando de la Jungla.
Una vez finalizada su andadura como guerrillero se dedicó al mundo de los negocios y se convirtió en presidente del club Inter Moengotapoe, con el que conseguiría ser campeón de la liga de fútbol del país.
Brunswijk como vicepresidente llega acompañado de fuerte polémica, ya que fue condenado en los Países Bajos por tráfico de drogas.
El nuevo Ejecutivo, además del reto de la economía, tiene también por delante trabajar en la unidad de un país separado étnicamente, donde el 37 % de la población desciende de asiáticos de la India, el 31 % de criollos y otro 15 % de javaneses, mientras que el resto está muy repartido.

MAS NOTICIAS