Destituyen e inhabilitan a exparlamentario de las FARC

BOGOTA (AP) — El excomandante de las FARC y exparlamentario Seuxis Paucias Hernández, alias Jesús Santrich, fue destituido e inhabilitado por 10 años para ejercer cargos públicos por dar continuidad a la lucha armada a través del relanzamiento y reestructuración de esa guerrilla, informó el martes la Procuraduría General de la Nación.

El organismo indicó en un comunicado que Santrich, quien se encuentra prófugo, es responsable de fomentar y ejecutar actos para la formación y subsistencia de grupos armados al margen de la ley, “además de promoverlos, organizarlos, dirigirlos y colaborar con ellos, como se evidenció en las manifestaciones públicas realizadas en agosto y septiembre de 2019”.

La procuraduría consideró que la falta es gravísima a título de dolo por afectación no justificada de sus deberes funcionales como parlamentario, que en razón a su investidura debía respetar el orden jurídico y la institucionalidad.

“Aun (Santrich) en su calidad de congresista apareció en sendos videos que fueron publicados en distintos medios masivos de comunicación del orden nacional y en portales web, en los que consignaron el nacimiento de una nueva etapa subversiva, decisión que según sus mismas aseveraciones se formalizó en reunión extraordinaria llevada a cabo el 22 y el 24 de agosto de 2019”, agrega la nota.

Santrich, de 52 años, ha sido acusado por el gobierno de Estados Unidos de narcotráfico y pasó 13 meses en prisión por la supuesta planificación del envío de diez toneladas de cocaína a ese país. Aunque fue liberado y recapturado porque al parecer se habían reunido nuevas pruebas en su contra, volvió a quedar en libertad y días después de asumir su cargo en el Congreso el 11 de junio del 2019 abandonó a su equipo de seguridad en una zona del norte de Colombia.

Como parte del acuerdo de paz firmado entre el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en 2016, a los excombatientes se les asignaron diez bancas en el Congreso.

Según informaciones de inteligencia del ejército, Santrich estaría en Venezuela. La semana pasada Washington ofreció una recompensa de hasta 10 millones de dólares por información que conduzca a su captura. Colombia ofrece otro millón de dólares.

En contra de este exparlamentario hay dos ordenes de captura emitidas por la Corte Suprema de Justicia colombiana en el proceso que se le sigue por narcotráfico.

El comandante de las fuerzas militares, general Luis Navarro, dijo a la AP que actualmente hay más de 2.400 disidentes en diferentes partes del país.

MAS NOTICIAS