El canciller de Uruguay se plantea dejar el cargo en "un futuro no lejano"

En la imagen, el canciller uruguayo, Ernesto Talvi. EFE/Raúl Martínez/Archivo
En la imagen, el canciller uruguayo, Ernesto Talvi. EFE/Raúl Martínez/Archivo

Montevideo, 11 jun (EFE).- El canciller de Uruguay, Ernesto Talvi, se plantea dejar su cargo en el Ejecutivo de Luis Lacalle Pou en un plazo corto, si bien desmintió haber presentado ya su renuncia ante el mandatario.
"En un futuro no lejano aspiro a un cambio de rol en la coalición (de Gobierno) para asumir el liderazgo de Ciudadanos, el sector mayoritario del Partido Colorado y socio indispensable para darle al país gobernabilidad y estabilidad", explicó el político al semanario Búsqueda, publicado este jueves.
Después de que varios periodistas adelantaran el miércoles por la noche informaciones similares, el propio Talvi explicó que no había dimitido.
"Ante versiones que circulan en las redes y consultas de varios periodistas, desmiento de manera terminante que haya presentado renuncia a mi cargo como Canciller", publicó en su cuenta oficial de Twitter el político del Partido Colorado (PC, centroderecha), uno de los cinco que sustentan el Gobierno de Lacalle Pou, del Partido Nacional (PN, centroderecha).
El canciller podría comparecer este jueves en una rueda de prensa para ampliar detalles, si bien no existe confirmación al respecto.
En el fondo de la cuestión aparecen unas declaraciones que Talvi hizo este fin de semana al diario local El Observador, en las que no quiso usar, en su posición de ministro de Relaciones Exteriores, la palabra "dictadura" para referirse al Gobierno de Venezuela.
"Este canciller no va a decir en este rol esa palabra (dictadura) y lo que yo piense personalmente respecto del régimen que gobierna Venezuela dejó de ser relevante en el momento en que asumí este cargo. Basta con mirar lo que pensaba cuando no era canciller, entonces ya van a saber lo que pienso. No cambié de opinión pero como canciller no corresponde que yo use esos términos", dijo.
En dicha entrevista, matizó que "en Venezuela no hay democracia y se violan sistemáticamente los derechos humanos".
Esta posición provocó la reacción de varios miembros del Gobierno de Lacalle Pou, incluido el secretario de la Presidencia y uno de los hombres más destacados del Ejecutivo, Álvaro Delgado, quien comentó que el mandatario "ha sido muy claro en eso desde siempre: que entiende que cuando no hay respeto por derechos humanos y no hay democracia, obviamente es una dictadura".
El Ejecutivo de Luis Lacalle Pou cumplió esta semana sus 100 días de gestión después de asumir el 1 de marzo, tras 15 años de Gobierno del Frente Amplio (FA), coalición de izquierda.

MAS NOTICIAS