Protestas y saqueos en Minneapolis por la muerte de un afroamericano a manos de la policía

Agentes de policía disparan gas pimienta para dispersar una concentración cerca de la tercera comisaría de policía de Minneapolis, estado de Minnesota, Estados Unidos, el 27 de mayo de 2020. REUTERS/Eric Miller
Agentes de policía disparan gas pimienta para dispersar una concentración cerca de la tercera comisaría de policía de Minneapolis, estado de Minnesota, Estados Unidos, el 27 de mayo de 2020. REUTERS/Eric Miller

Por Eric Miller y Nicholas Pfosi

MINNEAPOLIS, 27 may (Reuters) - Manifestantes se enfrentaron el miércoles a la policía antidisturbios, que disparó gas lacrimógeno, por segunda noche consecutiva en Minneapolis, debido a la indignación causa por la muerte de un afroamericano visionada en un video en el que se le veía intentando tomar aire mientras un agente blanco le apretaba el cuello con la rodilla.

El vídeo, tomado por un espectador del incidente que tuvo lugar el lunes por la noche entre la policía y George Floyd, de 46 años, mostraba al hombre negro tumbado boca abajo y esposado, suplicando ayuda entre gemidos y diciendo repetidamente: "Por favor, no puedo respirar", antes de quedarse inmóvil.

El segundo día de manifestaciones, acompañado de saqueos y actos de vandalismo, comenzó horas después de que el alcalde Jacob Frey instara a los fiscales a presentar cargos penales contra el policía blanco que aparece inmovilizando a Floyd en la calle.

Floyd, que estaba desarmado y al parecer era sospechoso de intentar utilizar billetes falsos en un restaurante, fue trasladado en ambulancia tras su detención y declarado muerto la misma noche en un hospital.

El policía que aparece arrodillado en el cuello de Floyd y tres compañeros involucrados fueron despedidos del departamento de policía el martes, mientras el FBI abrió una investigación.

Cientos de manifestantes, muchos con el rostro cubierto, abarrotaron las calles alrededor de la comisaría del Tercer Precinto Policial a última hora del miércoles, a media milla de donde Floyd había sido arrestado, cantando: "Sin justicia, no hay paz" y "No puedo respirar". La multitud creció hasta contar con miles de personas al caer la noche y la protesta se convirtió en un enfrentamiento fuera de la comisaría.

Los agentes de policía, algunos desde los tejados, usaron gas lacrimógeno, balas de goma y granadas de contusión para mantener a raya a la multitud. Los manifestantes lanzaron piedras y otros proyectiles a la policía. Algunos lanzaron botes de gas lacrimógeno a los oficiales.

En imágenes de televisión tomadas desde un helicóptero sobre el área se veía a decenas de personas saqueando una tienda de la cadena Target, corriendo con ropa y carros de la compra llenos de productos.

En algunos comercios se declararon incendios después del anochecer, incluyendo una tienda de piezas de automóviles. Testigos presenciales dijeron que los incendios parecían intencionados.

(Información de Eric Miller y Nicholas Pfosi en Minneapolis; información adicional de Brendan O'Brien en Chicago y Steve Gorman y Dan Whitcomb en Los Ángeles; escrito por Steve Gorman; editado por Stephen Coates, Clarence Fernandez y Gareth Jones; traducido por Tomás Cobos)

MAS NOTICIAS