Excomando y su hijo acusados de ayudar a Ghosn a escapar

WASHINGTON (AP) — Un exboina verde y su hijo fueron arrestados el miércoles en Massachusetts bajo cargos de que sacaron de contrabando al presidente de Nissan Motor Co., Carlos Ghosn, de Japón en una caja mientras esperaba su juicio en el país asiático por cargos de irregularidades financieras.

Michael Taylor, exboina verde de 59 años y especialista en seguridad privada, y su hijo Peter Taylor, de 27, son buscados en Japón por acusaciones de haber ayudado a Ghosn a escapar del país en diciembre luego de que fue liberado bajo fianza.

Fueron arrestados por alguaciles federales en Harvard, Massachusetts. Comparecieron ante un juez federal desde la cárcel a través de una videoconferencia, portando trajes anaranjados y protecciones en el rostro a causa de la pandemia de coronavirus.

El fiscal adjunto Stephen Hassink dijo que Japón planea presentar una solicitud formal para extraditar a los Taylor “tan rápido como sea posible”.

La historia del audaz escape comenzó el 28 de diciembre de 2019, cuando Peter Taylor llegó a Japón y se reunió con Ghosn en el hotel Grand Hyatt de Tokio durante aproximadamente una hora, dijeron las autoridades.

Justo antes de las 10 de la mañana del día siguiente, Michael Taylor voló a Osaka, Japón, desde Dubái acompañado por otro hombre, su socio libanés George-Antoine Zayek, llevando consigo dos cajas negras de gran tamaño.

El exboina verde ya tenía experiencia con situaciones complicadas. Durante varios años, ha sido contratado por padres de familia para rescatar a sus hijos secuestrados, fue agente encubierto para el FBI en un operativo contra una pandilla de narcotráfico de Massachusetts y trabajó como contratista para el ejército de Estados Unidos en Irak y Afganistán.

No está claro cómo Ghosn se enrolló con Taylor.

A su llegada, Taylor y Zayek comentaron a empleados aeroportuarios que eran músicos que llevaban equipos de audio. Mientras tanto, Ghosn, quien fue puesto en libertad bajo una elevada fianza, se dirigió al Grand Hyatt de Tokio para reunirse con Peter Taylor en su habitación, relataron las autoridades.

Michael Taylor y Zayek se les unieron tras una breve parada para reservar una habitación de hotel cerca del aeropuerto. Y poco después de su llegada, el grupo abandonó el Grand Hyatt y se separó.

Peter Taylor se dirigió al aeropuerto para tomar un vuelo con destino a China, de acuerdo con documentos entregados a la corte. El resto se subió a un tren bala y llegó a la estación de Shin-Osaka aproximadamente cuatro horas después, dijeron las autoridades.

Pidieron un taxi y regresaron al hotel de lujo en el que Taylor y Zayek habían reservado una habitación horas antes.

Todos entraron, pero sólo dos salieron caminando.

Las autoridades señalaron que Ghosn estaba adentro de una de las cajas negras, llevadas por los dos hombres al Aeropuerto Internacional de Kansai. Las cajas pasaron por un control de seguridad sin ser revisadas y fueron cargadas a un avión privado con destino a Turquía, se lee en los documentos.

A las 11:10 de la noche, el Bombardier fletado despegó de Japón con Ghosn abordo. El vuelo aterrizó primero en Turquía y luego se dirigió al Líbano, país donde Ghosn tiene nacionalidad, pero que no tiene un tratado de extradición con Japón.

Dos días después, Ghosn anunció públicamente que estaba en el Líbano.

Dijo que huyó porque no podía esperar un juicio justo, fue sometido a condiciones injustas mientras estuvo detenido y tenía prohibido reunirse con su esposa bajo sus condiciones de libertad bajo fianza.

___

Richer informó en West Harwich, Massachusetts. El periodista de The Associated Press Adam Geller en Nueva York contribuyó a este despacho.