Banco Central de Uruguay podría reintroducir tasa de referencia

(Bloomberg) -- El Banco Central de Uruguay podría reintroducir las tasas de interés de referencia como parte de una próxima revisión de las herramientas de política monetaria después de años de inflación por encima del objetivo, según su presidente.

Diego Labat, quien tomó el timón de la autoridad monetaria en marzo con el nuevo gobierno de centro-derecha del presidente Luis Lacalle Pou, no quiso comentar cuál es su herramienta de política monetaria preferida, pero dijo que se hará una revisión tan pronto como pase la pandemia de coronavirus.

“Es un tema que se va a decidir en 2020”, dijo en una entrevista.

La revisión de la política monetaria sigue a un cambio en el gobierno de la nación sudamericana después de 15 años de gobierno del partido de izquierda del Frente Amplio. El banco central abandonó su tasa de interés de referencia hace siete años con el objetivo de enfocarse en agregados monetarios. La medida estuvo lejos de ser exitosa y la inflación superó el rango del banco de entre 3% y 7% todos los meses, salvo 13, desde que se anunció la meta a mediados de 2013.

La inflación se disparó por encima de 9% en marzo tras un debilitamiento del peso a principios de año. Labat espera que las presiones inflacionarias persistan este mes y en mayo, pero eso no impedirá que el banco central anuncie nuevos objetivos este año.

“Es la intención de este banco fijar metas más ambiciosos de inflación”, dijo sin dar detalles.

Modo de crisis

Labat, exmiembro del directorio de la compañía petrolera estatal Ancap y exdirector de finanzas de la filial local de Banco Santander, tomó las riendas del banco central en medio de la peor crisis de Uruguay desde 2002. El Fondo Monetario Internacional espera que la economía se reduzca un 3% este año.

El 16 de abril, en la primera reunión de política monetaria del año, el banco redujo su objetivo de crecimiento de los agregados monetarios del segundo trimestre a entre 3% y 5%. Actualmente, la política monetaria es expansiva debido a la fuerte caída en la demanda de dinero, explicó Labat.

“No vemos eso teniendo un impacto en la inflación sino mitigando el impacto en la economía”, agregó. “Hoy no hay otro objetivo en la política monetaria que la inyección de liquidez en la economía para que el crédito fluya”.

Desde que Lacalle Pou declaró emergencia nacional el 13 de marzo, la autoridad monetaria ha tomado medidas para mantener el flujo de crédito en la economía, tales como como dar margen a los prestamistas para extender los vencimientos de los créditos en 180 días y reducir los requisitos de reserva en depósitos en moneda local para liberar más dinero para préstamos. Labat no descartó tomar medidas adicionales después de que el banco evalúe el aumento de los créditos en abril.

“Hay un leve crecimiento que quisiéremos que fuera mayor”, señaló y agregó que los bancos tienen mucha liquidez a mano.

Rápida recuperación

La economía probablemente se contraerá en 2020 debido a “un golpe fuerte pero transitorio” del coronavirus, pero la recuperación debería ser rápida, aseveró.

Los desafíos del banco después de la pandemia incluyen mejorar la comunicación de su estrategia de inflación al público y reducir el papel del dólar estadounidense en la economía, comentó Labat. Alrededor de tres cuartas partes de los depósitos bancarios son en monedas extranjeras, principalmente el dólar, según datos del banco central.

“El camino a la desdolarización empieza con actores en la economía confiando en el peso; ahorrando y prestando en pesos. Eso es agenda para los años futuros que va a contribuir a la política monetaria”, señaló.

Nota Original:Benchmark Rate May Return to Uruguay’s Central Bank Toolkit

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

©2020 Bloomberg L.P.

MAS NOTICIAS