KABUL (AP) — Un atacante suicida detonó el miércoles una bomba que destrozó una instalación médica en construcción cerca de la Base Aérea Bagram, la principal base estadounidense al norte de la capital afgana, dijeron militares estadounidenses y funcionarios afganos. Dos civiles murieron y más de 70 resultaron heridos.

El Talibán se adjudicó el ataque y funcionarios afganos señalaron que todos los insurgentes murieron. La base Bagram no estuvo en peligro, especificó el coronel Sonny Leggett.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo en un comunicado que al menos cuatro docenas de civiles murieron en este ataque, pero autoridades afganas disputaron ese número.

El gobernador distrital de Bagram, Abdul Shokor Qodusi, dijo que la instalación fue atacada por seis insurgentes talibanes tras el ataque suicida. Agregó que la instalación no estaba bajo construcción como indicó Pompeo, sino que hacía años fue construida por coreanos y había estado cerrada desde 2015.

“Los ataques dañaron seriamente un hospital que estaba siendo reconstruido para el pueblo afgano”, dijo Pompeo en su comunicado. “Ésta es precisamente el tipo de actividad que intentamos reducir a través de los esfuerzos que realizamos. El pueblo de Afganistán se merece el fin de estos insensatos actos de violencia”.

El Talibán controla o domina casi la mitad de Afganistán, realiza ataques de manera regular contra fuerzas afganas o extranjeras, así como funcionarios del gobierno de Kabul, pero también mata a muchos civiles.

Fuera de la gran base, varias casas, mayormente de gente pobre, quedaron destrozadas por la bomba. Una gran mezquita del área también resultó dañada.

Poco después del bombardeo, las tropas, fuerzas especiales y agentes de inteligencia afganos acordonaron el perímetro de la base con vehículos blindados. Soldados fuertemente armados mantuvieron a los residentes alejados de la entrada a la base.

A minutos del ataque suicida, un convoy del ejército estadounidense bombardeó la zona, según testigos.

Reportes previos indican que el convoy militar de Estados Unidos pudo haber sido el objetivo del ataque del miércoles.