Llegó el día señalado en Independiente: Gabriel Milito volvió. A casi 20 años de que sus rulos vuelen por el aire por primera vez en la extinta Doble Visera y lo hagan destacarse mucho antes que su jerarquía, el Gaby tendrá su primera vez en el banco de suplentes del Libertadores de América a partir de la próxima temporada.


En la Sede de la Avenida Mitre de Avellaneda, el Presidente Hugo Moyano describió que hoy era "un día muy especial" y lo anunció como "una de las figuras más importantes de la historia de Independiente". "Necesitamos hombres como Gabriel para recuperar todos los éxitos deportivos", explicó el dirigente sindical y principal cara política de Rojo.


Inmediatamente, el Gaby estampó la firma por un año y medio (terminará la gestión la actual Comisión Directiva), besó la camiseta y confesó: "Es un desafío muy especial por lo que significa Independiente para mi. El compromiso es total. Este es mi mayor desafio. Quiero más que nadie conseguir los objetivos. Este es mi sueño, para esto me preparé".


Teniendo en cuenta que se pondrá al frente del plantel a partir del próximo semestre, el flamante entrenador anunció: "Tengo esperanzas. Miro el futuro con ilusión de construir un gran equipo. Tenemos un buen plantel y equipo trabajado. El fútbol es dinámico. No hay que encerrarse en un esquema".


Al mismo tiempo, explicó: "Acá crecí y aprendí cosas que me marcaron en toda mi carrera. Aprendí a asumir riesgos y tomar protagonismo".


"Siento que es el momento. Creo que en los clubes grandes las exigencias son grandes. Debemos preparar el equipo para que cada partido se afronte con la firme intención de ganarlo. Tenemos confianza que Independiente tiene un buen plantel, que puede ser competitivo de cara al futuro. Intentaremos protagonizar el próximo torneo, la Copa Argentina y la Sudamericana", detalló.


Si bien explicó que profundizará en los próximos días el armado del plantel, avisó que pretende sostener a los que tuvieron buen rendimiento, indagará el estado de los chicos del Selectivo y subrayó: "Tendré en consideración a futbolistas con carácter. Entre ellos está el Ruso Rodríguez. Deberemos resolver el armado del plantel".



SU PASO POR ESTUDIANTES

Cuatro años después de retirarse como jugador con la camiseta del Rojo y tras un paso por las inferiores del club que terminó con un portazo por peleas con dirigentes ya saldadas, deberá revalidar todo lo hecho en Estudiantes de La Plata, donde tuvo su primera gestión y dejó muy buenas sensaciones en ocho meses de tareas.


"Milito es un técnico con un futuro enorme", lo describió Verón. "Tener a Milito como técnico fue una experiencia extraordinaria, es el mejor que tuve después de Sabella", se sumó la Gata Fernández. "Me enseñó muchas cosas", aportó lo suyo Leo Jara. Su entorno en La Plata dejó una tupida carta de presentación, pero ahora tendrá que demostrar en el club donde sus espaldas se ensanchan. "Milito va a dirigir al próximo campeón", le tiró la presión Moyano días atrás.