Desde que comenzó a trabajar en el diario Buenos Aires Herald hace algunos años atrás, McNamara admite que se sintió atraído inmediatamente a la historia que rodeaba a Cox, su legendario editor: un periodista extranjero que frente al silencio casi absoluto de la prensa en los primeros años de la última dictadura militar, tuvo el coraje de enfrentarse al gobierno de facto y denunciar que efectivamente se estaban violando los derechos humanos.

Y no sólo eso. Cox también fue quien se acercó a las madres de Plaza de Mayo, tildadas de viejas locas por el poder, y escuchó sus historias.

Casi cuatro décadas después y a días del 40 aniversario del golpe, la historia de Cox vuelve a cobrar protagonismo de la mano de "Messenger on a White Horse" ("Mensajero sobre un caballo blanco"), un documental creado y dirigido por McNamara, que a pesar de ser nacido en Australia, ha decidido que Argentina sea su nuevo hogar.

El film, que recuenta lo transcurrido entre 1976 y el juicio a las juntas y estará terminado en junio, echa luz sobre el calvario que tuvieron que atravesar las madres y abuelas en esos primeros años de absoluta incertidumbre y el costo que tuvo para Cox enfrentarse a las autoridades, tanto a nivel personal como profesional.

"Fue muy importante entender lo que pasó lo más que pude," explica McNamara. "Es un tema muy sensible y una historia en la que todavía existen polémicas, como hemos visto en los últimos meses con respecto al número real de desaparecidos. Al tener esto en mente, uno quiere contar la historia de la forma más respetuosa y honesta posible". Mañana a las 15 horas, en la Casa por la Identidad de la ESMA, se hará una proyección de un tráiler largo del documental, de aproximadamente unos veinte minutos de duración.

Cox, fiel a su perfil bajo, considera que el eje central de la historia es "lo terriblemente importante que fue el ejemplo de las madres de Plaza de Mayo".

"En ese entonces, Argentina sufrió un apagón informativo. Es una experiencia tan horrible que tenemos que contarle a la gente lo que pasa cuando cualquier régimen, sin importar si es de izquierda o de derecha, tiene la habilidad de hacer esto a través de la complicidad de los medios y crear una situación de horror absoluto", dijo.

El periodista inglés asegura que durante la dictadura se vivió un "pequeño holocausto" y que el documental muestra cómo se vivía en esa época. "Esto es lo que significa el ´Nunca más´", explica.

En estos tiempos de polarización política y redes sociales, es común ver acusaciones cruzadas. "Golpista" y "dictador" se han convertido en calificativos recurrentes entre militantes de diversos bandos. "Es irónico," comenta Cox. "Cuando sí vivíamos en una dictadura, había negación total de lo que pasaba en Argentina. Muchos recordarán que las campañas sobre los argentinos 'derechos y humanos' fueron muy exitosas. Pero se debe a que hay falta de información. Y es muy difícil para los jóvenes entender lo que pasó en esos años... Entender cómo Argentina ha salido adelante en muchas formas".