La víctima padecía de demencia senil y se escapaba de su casa por frecuencia 162
La víctima padecía de demencia senil y se escapaba de su casa por frecuencia 162

Ayer por la tarde, personal del Cuartel IX de Bomberos acudió a una casa en la avenida Juan B. Justo al 8300, barrio de Villa Luro, para apagar un incendio. Efectivos de la Comisaría N°44 de la PFA llegaron poco después. Entre el humo y el fuego había una anciana, Alicia Jacinta Becerra, de 83 años, que murió poco después en el hospital Vélez Sarsfield. Los bomberos la habían encontrado en su cama.


No fue fácil llevársela, gracias a un peculiar hallazgo: la mujer estaba atada con cinta de embalar. Mario Belgrano, de 59 años, que declaró ser hijo de Becerra, llegó poco después a la casa y comenzó a hablar. La Policía notificó su relato al Juzgado de Instrucción N°33 a cargo del doctor Gustavo Pierretti. La orden del juez fue inmediata: Belgrano terminó detenido, precisamente, por el homicidio de su madre.


El relato del hombre fue al menos perturbador. Había visto a su madre poco antes del incendio para darle de comer. La mujer padecía de demencia senil y se escapaba de su casa con frecuencia, desapareciendo por varias horas. Para que no se escape, Belgrano tomó la extraña costumbre de atar a su madre con cinta de embalar. Sin embargo, fuentes cercanas al caso no descartan una maniobra intencional.


Este caso se suma a una creciente lista de crímenes intrafamiliares, como el caso de Claudia Ercoreca, investigada por dejar morir a su madre de hambre y de sed en Ramos Mejía. El lunes, fue detenido un joven de 25 años en el barrio Piedrabuena de Villa Lugano. Paciente psiquiátrico, convivía con su abuela, a la que apuñaló en el cuello porque voces en su cabeza se lo ordenaron, según su propio relato.


LEA MÁS: