La adicción a las múltiples pantallas es un problema en especial de los Millennials shutterstock 162
La adicción a las múltiples pantallas es un problema en especial de los Millennials shutterstock 162

Las personas en el mundo entero están cada vez más vinculadas a diversas pantallas. Sin embargo, las nuevas costumbres también traen consecuencias. Según una encuesta, el 65 por ciento de los estadounidenses padece fatiga visual digital.

El estudio, llevado a cabo por The Vision Council, analizó a más de 10 mil personas y encontró en su mayoría, síntomas como ojos secos e irritados, visión borrosa, dolores de cabeza y cuello, o dolor de espalda, después de mirar una pantalla durante horas.

Sin embargo, las personas que utilizan un solo dispositivo no sufren tanto como aquellas que utilizan múltiples pantallas: sólo el 53% tuvieron síntomas de fatiga visual digital, en comparación con el 75%.

La tensión del ojo es un problema que se da especialmente en las personas que están en sus veinte años y que reflejan las tasas más altas de síntomas de 'tensión digital -73% - en comparación con el resto de los grupos etarios.

"Encontramos que en especial los Millennials están muy cómodos trabajando en múltiples pantallas y múltiples dispositivos", dijo Justin Bazan, un optometrista y asesor médico en The Vision Council.

Si se utiliza un smartphone como un reloj despertador, por ejemplo, "se tendrá un dispositivo digital al segundo de abrir los ojos", mucho antes de siquiera abrir una laptop.

Causas que generan fatiga visual

Varios factores contribuyen a la fatiga visual digital; como por ejemplo, qué tan cerca se esté de la pantalla. Las personas suelen tener dispositivos pequeños entre 8 y 12 pulgadas a poca distancia de sus rostros, lo que genera un menor parpadeo. "El parpadeo es crucial para mantener la superficie ocular bien protegida de las agresiones del medio ambiente y también para evitar que nuestros ojos se sequen", dijo Bazán. "Al hacerlo en menor frecuencia, no sólo se secan los ojos sino que se irritan y la visión se volverá más borrosa". Es por eso que mucha gente se frota los párpados luego de un extenso día de trabajo.

 shutterstock 162
shutterstock 162

La luz azul emitida por los dispositivos digitales, es otro de los factores que contribuye con esta patología. "Esa luz está muy similar a los rayos ultravioleta, que son conocidos por causar daños en las células de los ojos", aclaró Bazán. "La investigación preliminar muestra que la luz azul, similar a la luz UV, puede causar daño en las células del interior del ojo, y las células de la retina son las que producen la visión".

Evitar la luz azul con algún dispositivo digital que no esté tan expuesto sería una ayuda, aunque eso "no va a resolver el problema de la fatiga visual digital", dijo Bazán. La lectura de un libro "no digital", en tinta y papel, ofrece en cambio, un punto muy preciso de enfoque. "Nuestros ojos saben a qué distancia está la tinta y el papel y podemos fijar el enfoque". Los píxeles en una pantalla, por otro lado, son los puntos duros y "compiten por nuestros ojos". "Un píxel es un objetivo difícil. Nuestro sistema de enfoque trata de encontrar exactamente dónde está el píxel. Eso es una causa de fatiga", remarcó el experto.

Pero incluso si una persona no puede imprimir cada página que desea leer, o si el espacio de trabajo está contaminado de pantallas, todavía hay una manera para proteger los ojos, según The Vision Council.

"Hay que practicar la regla 20-20-20: por cada 20 minutos con la pantalla, hay que ofrecer un descanso de 20 segundos a los ojos y mirar a 20 pies de distancia -6 metros- para relajar los músculos de enfoque".

También, se podría considerar el uso de anteojos para descansar la vista y así reducir el deslumbramiento y el filtrado de la luz azul.