La realidad virtual se asoma como unas de las tecnologías más disruptivas de los próximos tiempos. Mucho más cercana a la puerta de nuestras casas que a la ciencia ficción, será un nuevo punto de partida en la forma en la que consumimos información. Las posibilidades son ilimitadas. Por empezar, sentirse inmersos en un contexto cuasi real donde el contenido cobra forma de experiencia vivencial que estimula los sentidos y despierta sentimientos y emociones.

Imaginemos que a la hora de comprar una casa podamos meternos en su interior o dar un paseo por el barrio. Que antes de contratar un paquete turístico, visitemos el hotel y lugar de destino. Que podamos asistir a un show o a un evento deportivo en forma virtual y que, sin movernos de la comodidad y seguridad del hogar, podamos disfrutar del espectáculo, viendo incluso a las personas que tendríamos a nuestro alrededor.

La opción se vuelve aún más interesante cuando se trata de lugares y momentos a lo que no podríamos acceder de otra manera: un concierto íntimo de nuestro cantante favorito, la final del año anterior del Master de Augusta, el dramatismo de una noticia que llega desde un lugar remoto. Una nueva mezcla de realidad y fantasía que resulta mucho más atrapante de lo que imaginamos, antes de vivirla.

23 millones de personas ya experimentaron la Realidad Virtual, sólo en los EEUU

En el turismo, en el real state, en las noticias, en el entretenimiento, en la educación y hasta en la medicina comenzó una carrera contra el tiempo en donde ya no se discute el sí o el no a esta tecnología, sino quién será el primero y el mejor. En este sentido, los argentinos Facundo Diaz, Guillermo Kelly y Federico Gonzalez se mudaron al Silicon Valley para fundar "Vrtify", una compañía que ya sentó bandera en la industria de la música y que se posiciona como pionera y líder mundial en este rubro con contenidos en realidad virtual.

Vritfy aseguró en su primera ronda de inversión USD 3.2 millones de fondos y capitales privados internacionales

Infobae entrevistó a su CEO, Facundo Díaz, un conocido emprendedor tecnológico, promovido hace tiempo a la categoría de mentor, conferencista y fuente de inspiración de otros más juniors que, como ellos, buscan oportunidades en los nuevos negocios que trae el avance tecnológico.

Precisamente sus conocimientos y experiencia lo llevaron a ver, junto a sus otros dos socios fundadores, la enorme ventana de oportunidades que se abre al interior de cada casco de VR. Con Vrtify decidieron apostar a la industria de la música, comenzaron a grabar videos y a armar una plataforma que se integrará con Spotify y que será lanzada al mercado en 2016. A punto de ver la luz, Vritify estará disponible a través de aplicaciones móviles y para cascos de realidad virtual, y contará con una versión gratuita con publicidad y otra Premium a un costo de USD 0,99 al mes. ¿Los planes para el futuro cercano? Incursionar en la transmisión de conciertos en vivo vía streaming en realidad virtual y venta de tickets electrónicos.