Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

Finalmente, este mediodía, el juez federal Claudio Bonadio les concedió la excarcelación a los Jinkis, dueños de la empresa Full Play, quienes estaban detenidos en sus domicilios por el pedido de extradición hecho por la Justicia de los Estados Unidos porque los consideran partícipes del caso de corrupción en la FIFA.


Según la resolución publicada en el Centro de Información Judicial (CIJ), Bonadio les otorgó a Hugo y Mariano Jinkis el beneficio con la condición de no alejarse más de 60 kilómetros de la sede del juzgado y no ausentarse por más de 24 horas de su domicilio sin dar aviso al tribunal.


Además, el magistrado les mantuvo las condiciones que les había impuesto al concederles el arresto domiciliario.



El pedido de extradición llegado desde los Estados Unidos tiene como base la siguiente acusación: "Los delitos investigados y que se pretenden juzgar incluyen los delitos de extorsión, fraude electrónico y lavado de activos. Durante la investigación las autoridades estadounidenses obtuvieron evidencias de que Jinkis, ejecutivo de marketing deportivo, fue parte de una asociación ilícita con el objeto de pagar sobornos -que efectivamente se pagaron- y del pago de retornos a funcionarios de la FIFA con el propósito de obtener para sí y para otros ejecutivos de marketing deportivo el derecho comercial a competencias de fútbol, inclusive una competencia programada para llevarse a cabo en los Estados Unidos de América en 2016".