El cantante Santiago Moreno Charpentier admitió que durante mucho tiempo luchó contra sus problemas de las adicciones. Además, aseguró que logró dejar los excesos hace años, aunque admitió tener una recaída, como suele ocurrir con las personas que intentan recuperarse del consumo de drogas o alcohol.

En una entrevista con Clarín publicada en diciembre de 2014, Chano habló sobre su pelea con las adicciones: "Es una condición que, lamentablemente, nace con uno. Yo tengo dificultades para relacionarme con cualquier cosa que consuma. No sólo con las drogas. Tengo dificultades con la comida, con la bebida, con el ejercicio físico, o con lo que haya que hacer. Es una condición que nació conmigo y que me provoca tener dificultades para relacionarme con situaciones, cosas, lugares y personas. Muchas veces, las personas entienden que hay una sustancia que provoca la adicción o que uno es el adicto y se relaciona de una manera adictiva con todas las cosas. Yo me he encontrado muchas veces, sin drogarme, viviendo de la misma manera".

Estas declaraciones cobran relevancia ya que el músico está siendo investigado por haber chocado a varios vehículos el miércoles por la noche. Según el parte policial al que accedió Teleshow, el músico declaró "perder accidentalmente el control" de su camioneta, pero aclaran que él "no se hallaba aparentemente en estado normal, toda vez que su relato era contradictorio y en ocasiones incoherente, evidenciando la posible ingesta de alguna sustancia tóxica".

El año pasado, el intérprete había relatado que vivió situaciones límites por culpa de los excesos: "Creo que zafé de estar muerto. Le pegué en el palo varias veces. No hace falta perder un brazo para darte cuenta de que no podés boludear con la mano. La ciencia no tiene una respuesta para decirte si te vas a hacer adicto o no. Me lo dijo Bambi cuando me interné la primera vez: 'si vos te ponés bien ganamos el Mundial'. Y, después, hicimos la canción. Siempre lo cuento, porque muchas veces tengo ganas de volver y tirar todo a la mierda. Pero yo elijo esto, lo sostengo, ya no tengo excusas".

Además, el intérprete subrayó: "Cuando dejé las drogas pensé que estaba buenísimo, porque no drogarse un día son cien mil problemas menos, pero temía que el sexo nunca iba a estar tan bueno como esas noches de lujuria total. Y después estuvo tan bueno y mejor. O que hacer un show y componer nunca iba a ser lo mismo, y después fueron mejores las canciones porque hay menos ruido entre vos y la conexión con tus emociones. Lo único que puedo decir, para no convertirme en un pastor, es que cada uno tiene que hacer su experiencia. Hay dos personas que me salvaron la vida: son Walter Caviglia y Celeste Jerez, que saben hacer parar a un adicto. Celeste es como mi guía espiritual, ella me decía: 'Chano, si a vos te digo te voy a dar la mejor droga del mundo, la que mejor pega, pero te la tomás hoy y te pega la semana que viene. Me vas a decir dame la que sea que me pegue ahora'. Así piensa el adicto. Como pensaba Luca Prodan: 'No sé lo que quiero, pero lo quiero ya'...".

Por el momento, Chano todavía se encuentra internado en el Sanatorio de La Trinidad de Palermo. Según explicó su abogado, Gabriel Iezzi, el cantante recibió fuertes golpes que le provocaron varias heridas cortantes.