Shutterstock 162
Shutterstock 162

El snacking o snackeo puede definirse como el hábito de ingerir alimentos por fuera de las cuatro comidas establecidas: desayuno, almuerzo, merienda y cena. Según los resultados del estudio "Patrones de snackeo de la población argentina", desarrollado por investigadores del Centro de Estudios sobre Nutrición Infantil (CESNI), el snackeo está incorporado diariamente por el 80 por ciento de los argentinos de todas las edades --a media mañana o media tarde-- y generalmente fuera del hogar.

Los hábitos alimentarios son conductas de selección de alimentos que realiza el ser humano a lo largo de su vida, las cuales influyen en la salud. El Dr. Esteban Carmuega, director de CESNI y médico pediatra, explicó la importancia de esta problemática: "Hace diez años, el desayuno no estaba instalado como un hábito diario y, hoy en día, podemos decir que con educación y campañas de concientización se logró que así sea, tanto en niños como en adultos".

La alimentación diaria se organiza en cuatro comidas bien definidas: desayuno, almuerzo, merienda y cena, que se distribuyen a lo largo del día en base a un menú que contiene una gran variedad de nutrientes (necesarios para que el cuerpo reciba las calorías diarias que demanda). "El snacking es un hábito alimentario identificado en el mundo, con un análisis nutricional determinado y con un perfil frecuente", destaca el Dr. Carmuega y agrega: "en Argentina ya podemos decir, a partir de los resultados del estudio, que este fenómeno es un hábito instalado al que podríamos describir como la quinta comida".

¿Qué se snackea y qué se debería snackear?

El estudio determina que sólo un tercio de la población elige para snackear alimentos saludables. "Es importante conocer el perfil nutricional de los alimentos que se eligen para snackear y el patrón de elecciones de los individuos que snackean", explica María Elisa Zapata, Licenciada en Nutrición, Magister en Nutrición Humana y Calidad de los Alimentos e Investigadora adjunta de CESNI.

El perfil de snackeo se define en relación al tipo de alimentos que se seleccionan al momento de elegir esta "quinta comida" y se denominan: saludable, no saludable y mixto. El 37% de los argentinos se encuentra dentro del perfil de snackeo mixto, eligiendo alimentos considerados saludables y no saludables en igual medida.

 Shutterstock 162
Shutterstock 162

Los niños entre los 3 y los 11 años son aquellos que predominan en este perfil. El 33% de la población analizada snackea de forma no saludable, es decir que elige este tipo de alimentos en el 90% de oportunidades. Los adolescentes y los adultos son aquellos que consumen más cantidad de alimentos no saludables. El perfil saludable, abarca el 30% de los casos analizados y agrupa a aquellas personas que consumen alimentos saludables en casi la totalidad de sus actos de snackeo, siendo los adolescentes, entre los 12 y los 18 años, aquellos que menos alimentos saludables consumen.

De acuerdo al perfil nutricional utilizado en la investigación, los alimentos se categorizan de acuerdo a los nutrientes a limitar siendo estos el sodio, azúcares y grasas saturadas, y a aquellos a promover, proteínas, fibra, frutas, verduras y frutas secas. Según la Lic. Zapata "hay alimentos claramente saludables como las frutas y verduras, yogur, leche, agua y bebidas en infusiones sin azúcar".

El estudio de CESNI determina que sólo un tercio de la población elige para snackear alimentos saludables.

De las bebidas e infusiones que se consumen durante el snackeo, el agua es la más saludable, sin embargo, se consume en menor medida que bebidas e infusiones, tanto azucaradas como sin azúcar. En relación a los alimentos más saludables para el snackeo, las frutas, las verduras, yogur y leche son los más consumidos, y en relación a los no saludables se destacan los panificados, galletitas, azúcares y golosinas en general.